Los médicos clasifican a la hipertensión resistente como la presión arterial alta que no responde a un tratamiento médico agresivo con la toma de tres medicamentos. Así, un doctor puede diagnosticar este padecimiento si el paciente está bajo un tratamiento que involucra 3 ó 4 fármacos que no logran reducir la presión arterial a un nivel estable.

El Instituto Mexicano del Servicio Social define a la hipertensión como una enfermedad crónica en la que aumenta la presión con la que el corazón bombea sangre a las arterias, para que circule por todo el cuerpo. Forma parte de las enfermedades del corazón o cardiovasculares y en México, la padecen 30 millones de personas.

Para aprender más de...Enfermedades del corazón: estas son las más comunes

¿Qué son las ECV?
Las enfermedades cardiovasculares (ECV) ocurren en el sistema circulatorio, afectan las estructuras del corazón y le provocan daños. Son la principal causa de muerte en el mundo: 17 millones de personas al año. Son causadas por sedentarismo, abuso de sustancias nocivas, la diabetes y la obesidad.
(Foto: https://www.scientificanimations.com, Coronary Artery Disease, CC BY-SA 4.0)
Infarto al corazón (miocardio)
Se produce cuando ocurre un bloqueo de la sangre que va al corazón, órganos y tejidos debido a la acumulación excesiva de grasa y colesterol que tapan las arterias. Un infarto crea presión y dolor en el pecho y los brazos, náuseas o indigestión, fatiga y mareos.
(Foto: https://www.scientificanimations.com/, Types of Stroke, CC BY-SA 4.0)
Derrames cerebrales
Ocurre cuando el suministro de sangre que llega al cerebro se detiene, se detiene el oxígeno y las células mueren. Sus síntomas son: dificultad para hablar, parálisis y problemas de movilidad; se deben atender rápido para evitar daños cerebrales y discapacidades permanentes.
Hipertensión
Cuanta más sangre bombea el corazón y mientras más estrechas son las arterias, mayor será la presión arterial. No hay síntomas específicos, pero un chequeo de rutina la puede detectar. Puede causar: infartos, derrames cerebrales, insuficiencias cardíacas y demencia.
Angina de pecho
Es un dolor y presión fuerte en el pecho que ocurre cuando se reduce el flujo sanguíneo al corazón por el exceso de grasa en las arterias. Esto es normal cuando se presenta al realizar un esfuerzo físico pero se vuelve preocupante cuando ocurre en reposo y dura varios minutos; de ser el caso, puede indicar el inicio de un ataque cardiaco.
Arritmia
Es un problema del ritmo cardíaco en el que el corazón puede latir muy rápido (taquicardia) o bradicardia (muy lento). Sus síntomas son: falta de aire, mareos, desmayos y dolor en el pecho. De no ser atendida con rapidez puede provocar un paro respiratorio o cardíaco y la muerte.
Insuficiencia cardíaca
El corazón es incapaz de bombear la cantidad necesaria de sangre para el correcto funcionamiento del cuerpo. Sus síntomas son: cansancio repentino, sensación de ahogo durante el reposo, tos seca y persistente y desmayos. La IC es la primera causa de hospitalización en personas mayores de 65 años.

¿Qué es la hipertensión resistente y cómo saber si la padeces?

La hipertensión resistente ocurre cuando el tratamiento recetado para controlar la presión arterial alta no funciona y continúan existiendo valores de medición altos. 

Dentro de los medicamentos que se suelen recetar para tratar de controlar este padecimiento son: 

  • Bloqueadores de los canales de calcio de acción prolongada
  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina
  • Bloqueadores de receptores de angiotensina
  • Diuréticos

(Foto: BruceBlausBlood Pressure - Take Another PersonCC BY-SA 4.0)

¿Cuál es la presión arterial normal?

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, las lecturas que se describen a continuación indican presión arterial elevada o alta:

  • Elevada: una presión arterial sistólica de 120 a 129 milímetros de mercurio (mm Hg) y una presión arterial diastólica de 80 mm Hg.
  • Hipertensión etapa 1: Presión arterial sistólica de 130 a 139 mm Hg o presión arterial diastólica de 80 a 89 mm Hg.
  • Hipertensión etapa 2: Una presión arterial sistólica superior a 140 mm Hg o una presión arterial diastólica superior a 90 mm Hg.

Síntomas de la hipertensión resistente:

De acuerdo con información especializada, los síntomas de la presión arterial alta no siempre se encuentran presentes por lo cual para detectar este padecimiento vascular es necesario comunicarse con un profesional de la salud.

A pesar de lo anterior, algunos de los síntomas que se pueden presentar en las personas y que pueden ser síntomas de alerta son el dolor de cabeza, dolor en el pecho, hemorragias nasales y dificultad para respirar.

Asimismo, un doctor puede diagnosticar hipertensión resistente después de que el paciente lleva seis meses o más con un tratamiento que conlleve la toma de tres medicamentos para disminuir la presión arterial y que esta no se haya mantenido alta de manera constante.

¿Por qué se da la hipertensión resistente?

A pesar de que en la mayoría de las ocasiones las causas no están del todo claras, este padecimiento suele representar una hipertensión secundaria la cual depende de otras condiciones médicas las cuales agravan una hipertensión primaria.

Por otro lado la Asociación Americana del Corazón (AHA) señala que una de las posibles causantes de este tipo de padecimiento puede ser el aldosteronismo primario el cual corresponde a un conjunto de trastornos en donde se presenta una alta producción de aldosterona.

Esta hormona suele afectar la capacidad del cuerpo para regular la presión en las arterias por lo cual envía señales a los órganos para que aumenten la cantidad de sodio enviada al torrente sanguíneo.

(Foto: Unsplash)

¿Qué causa la hipertensión resistente?

Según expertos, alrededor del 10 por ciento de las personas que viven con hipertensión tienen esta forma denominada como resistente.

Por otro lado se ha determinado que algunos de los factores de riesgo que pueden hacer que dicha enfermedad se agudice son los siguientes:

  • Obesidad
  • Diabetes
  • Falta de actividad o ejercicio
  • Tabaquismo

¿Cómo se diagnostica la hipertensión resistente?

De acuerdo con la asociación Johns Hopkins señaló que para determinar este padecimiento, los médicos deben de realizar un examen físico de la persona, hacer una historia clínica completa, medir y monitorear la presión arterial además de revisar las condiciones secundarias del paciente.

Por otro lado, se menciona que se debe de verificar si existe algún daño en los órganos que pudo haber ocurrido debido a la presión arterial alta a través de electrocardiogramas; radiografías de pecho; ecocardiograma; análisis de orina y examen oftalmológico de fondo.

(Foto: Ian FurstHypertension-graphic-with-numbersCC BY-SA 4.0)

¿Qué es la hipertensión pseudoresistente?

De igual forma, los médicos y especialistas han determinado que así como puede haber personas con dicho padecimiento, puede haber otros casos en donde se ha diagnosticado erróneamente.

Lo anterior sucede cuando se tienen lecturas inexactas, se maneja el medicamento equivocado en cuanto al fármaco o la cantidad de este además de la falta de seguimiento al tratamiento por parte del paciente.

Sigue leyendo

Con información de: Medical News Today