La coronafobia es un problema de salud mental, se deriva de la ansiedad que a su vez se conforma por varios tipos, entre los que destaca la ansiedad fóbica o las fobias. 

El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM V) define a la fobia como "la aparición de miedo o ansiedad intensa, inmediata y desproporcionada ante objetos y situaciones específicas que generalmente no serían consideradas peligrosas y que, además, el paciente intenta evitar o resistir activamente".

¿Las fobias cumplen un propósito biológico?

(Foto: Pexels)

Las fobias nacen de una emoción básica que todos hemos experimentado, el miedo. Esta emoción no es mala necesariamente, de hecho cumple una función adaptativa que es básica para la supervivencia. El miedo permite detectar amenazas y peligros inminentes y generar una respuesta acorde con el fin de sobrevivir.

De esa forma es que los humanos necesitan experimentar miedo para reaccionar ante distintas adversidades y superarlas. Sin embargo, el miedo se torna una experiencia negativa y pierde su función adaptativa cuando limita el funcionamiento de las personas, es decir, cuando interfiere con las actividades cotidianas de una persona porque se vuelve un miedo desproporcionado, paralizante, irracional e infundado. 

El Manual DSM V proporciona los siguientes factores para diagnosticar a una persona con fobia: "el miedo, la ansiedad o la evitación causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes el funcionamiento". Cuando una persona manifiesta las características antedichas, es cuando se dice que sufre de un problema de salud mental.

La pandemia del covid-19 disparó los casos de fobias

(Foto: Pexels)

Los estragos causados por la pandemia provocaron una alza en los casos de trastornos mentales, en especial de la depresión y la ansiedad. La soledad, el aislamiento, la enfermedad y el riesgo de muerte fueron los responsables de que las personas se sumergieran en un estado de depresión o ansiedad que tal vez nunca habían experimentado o que se agravó. Además, la postergación del final de la pandemia, también alimenta los problemas de salud mental.

Eventos catastróficos o alarmantes como las epidemias o pandemias suponen una fuente ideal para el surgimiento y padecimiento de miedo irracionales y excesivos. Aunque esta situación no es nueva, se ha presentando con anterioridad en la pandemia de la gripe española de 1918  o el brote de ébola en África; de hecho, según la BBC, se han realizado diversos estudios que evaluaron situaciones de brotes de enfermedades infecciosas que encontraron una relación de estos eventos con respuestas cognitivas, afectivas o conductuales desproporcionadas frente a los aspectos propios de dichos eventos.

Los aspectos que provocaron la irracionalidad fueron: el riesgo de infección a través del contacto físico o en espacios cerrados, la muerte o infección de seres queridos, las medidas de prevención, el aislamiento social y la soledad, la pérdida masiva de empleo o la inestabilidad financiera.

¿Por qué algunos tienen miedo y otros no?

(Foto: Pexels)

A pesar de los eventos ocurridos, se ha visto que no todas las personas experimentan miedo o desarrollan fobias, esto dependerá de factores genéticos, ambientales y diversos factores dentro de la misma fobia. Por ejemplo, se ha visto que las personas más propensas a sufrir coronafobia son aquellas que tienen poca o nula tolerancia a la incertidumbre, tienen vulnerabilidad percibida a la enfermedad o quienes ya tienen una predisposición a la ansiedad. 

Uno de los tipos de fobias adquiridos durante la pandemia más comunes es la agorafobia, en la que una persona experimenta un miedo intenso ante lugares o situaciones que puedan ocasionar pánico, impotencia o vergüenza. Esto se ve agravado por el confinamiento y el aislamiento que redujeron drásticamente el contacto físico. 

La fobia social es otro tipo de fobia en la que se produce una reacción negativa de las habilidades sociales y que se potencia por el confinamiento y el aislamiento social. Los adolescentes son el grupo poblacional que más se ha visto afectado.

Para aprender más de...¿Cuáles son las enfermedades mentales más comunes en adolescentes?

Definiciones:
La adolescencia es el periodo entre la pubertad, a los 10 años y el inicio de la edad adulta, a los 19 años. Por otra parte, una enfermedad mental son los padecimientos que impactan el pensamiento, sentimiento, estado de ánimo y comportamiento de una persona, así como sus relaciones con los demás; pueden ser ocasionales o crónicas.
Trastornos de conducta:
Se presenta con conductas agresivas y destructivas, hay rasgos de dureza, insensibilidad, falta de empatía y ausencia de remordimiento. Los adolescentes con estos rasgos son más susceptibles de desarrollar una psicopatía en la adultez.
Trastorno depresivo:
La depresión aparece después de un acontecimiento negativo y se manifiesta con estados de irritabilidad, tristeza, peleas, rebeldía y protestas. Los adolescentes que la presentan son más propensos a padecer problemas en el consumo de drogas y alcohol.
Trastorno de ansiedad (1):
El miedo es la principal característica de este trastorno. Se manifiesta a través de: ataques de pánico, fobias sociales o específicas, agorafobia y ansiedad por separación. Los primeros se caracterizan por la aparición repentina de miedo y la agorafobia es la aparición de ansiedad al encontrarse en lugares donde escapar puede resultar difícil.
Trastorno de ansiedad (2):
La ansiedad por separación se caracteriza por una angustia intensa que experimenta el adolescente cuando se separa de sus padres o cuidadores. En tanto que la fobia social se refiere al temor constante al contacto social en diversas situaciones sociales.
Trastornos de la Conducta Alimentaria:
Los TCA principales son 4: anorexia nerviosa, bulimia, trastorno por atracón y trastorno por restricción de la ingesta de comida. La preocupación por la imagen corporal, la necesidad de aprobación y la influencia de los estándares de belleza en la sociedad son factores que aumentan la posibilidad de padecer un TCA.

¿Cómo identificar la coronafobia?

(Foto: Pexels)

La coronafobia se define como la ansiedad excesiva a contraer el coronavirus. Las personas que la sufren tienden a experimentar un conjunto de síntomas fisiológicos desagradables desencadenados cuando piensan o se enterar en noticias sobre el covid-19

Sin embargo, este padecimiento es relativamente nuevo dado el contexto actual y por ello, con base en la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA), se están desarrollando instrumentos de medición con el fin de proporcionar un diagnóstico correcto de coronafobia

Un ejemplo es la creación de la Escala de Fobia Covid-19, que es un instrumento de evaluación con propiedades psicométricas para diagnosticar los casos de coronafobia. Esta prueba ha sido validada en poblaciones como Estados Unidos, Corea e Irán. 

Este tipo de pruebas son fundamentales debido a la situación alarmante y continua de la pandemia, así como para diagnosticar nuevos casos de coronoafobia pero también la incidencia en pacientes en tratamiento o recuperados de covid-19.

SIGUE LEYENDO: 

Con información de: BBC