Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Qué es el infarto silencioso que sufrió Juan Pablo Medina?

Por primera vez Juan Pablo Medina habló del infarto silencioso que sufrió y que lo llevó a la amputación de una de sus piernas

SUSANA CARRASCOMar 24, 2022 
Tiempo de lectura: 6 mins.
Juan Pablo Medina empezó con malestares en el estómago. Foto: IG juan_pablomedina

Lo + leído

El actor Juan Pablo Medina habló por primera vez sobre los graves problemas de salud que sufrió y que le causaron la amputación de la pierna. En entrevista con GQ, afirmó que todo fue consecuencia de un infarto silencioso. ¿Qué es y qué síntomas tiene? Te lo decimos.

En un intento por salvarle la vida, los médicos tuvieron que amputar una pierna de Medina y el actor explicó las complicaciones detrás de este procedimiento tan severo.

Todo comenzó el 15 de julio de 2021, cuando el actor empezó a tener malestares mientras se encontraba en las grabaciones de una nueva serie en la que sería protagonista. “Lo que recuerdo es que me encontraba en llamado, grabando en un hotel, y de repente me empecé a sentir mal del estómago”, relata. 

¿Qué es el infarto silencioso que sufrió Juan Pablo Medina?

Tras el inicio de los síntomas estomacales, el actor llamó al médico de la producción pero el dolor se hizo más severo.

Fue al hospital y en un principio, los médicos pensaban que se trataba de una simple intoxicación alimentaria, sin embargo, todo se complicó.  

(Foto: IG @juan_pablomedina)

“Me hicieron una tomografía con contraste y vieron que tenía coágulos en el intestino y en las piernas. Por fin encontraron el diagnóstico definitivo: había sufrido un infarto silencioso”, explica Medina.

De acuerdo con Mayo Clinic, un infarto silencioso es un ataque cardíaco que presenta pocos síntomas, si es que hay alguno, o que tiene síntomas que no se reconocen como un signo de ataque cardíaco.

Como cualquier otro ataque cardíaco, implica la obstrucción del flujo de sangre al corazón y el posible daño al músculo cardíaco.

En el caso de Medina, todo comenzó con molestias en el estómago y expertos de Mayo Clinic destacan que las personas que tienen un ataque cardíaco silencioso pueden recordar más tarde que tuvieron una indigestión, una gripe o una distención del músculo pectoral.

Síntomas de un infarto silencioso 

Un ataque al corazón no siempre causa dolor o presión en el pecho, de hecho, la mayoría de quienes padecen un ataque cardíaco pasan por una experiencia mucho menos dramática.

Algunos no tienen ningún síntoma, o los síntomas son tan sutiles que se confunden con algo completamente distinto.

(Foto: Pixabay) 

No es poco común que se ignore un infarto silencioso porque se piensa que es una indigestión, una distensión muscular o un esguince, agotamiento o “simplemente sentirse muy cansado”.

El Dr. Robert Lager, cardiólogo intervencionista de MedStar Washington Hospital Center en Washington D.C. explica que las náuseas, el sudor, los mareos y una sensación general de inquietud también son signos de un ataque cardíaco silencioso.

De acuerdo con el Texas Heart Institute, muchas personas se demoran en buscar atención médica porque no saben que estos síntomas pueden asociarse con un ataque cardíaco; creen que el ataque cardíaco siempre duele.

Lo cierto es que si se tiene alguno de estos síntomas durante 5 minutos o más hay que acudir al médico de inmediato.

¿Qué causa un infarto silencioso

Los factores de riesgo de un infarto silencioso son los mismos que los de un ataque cardíaco con síntomas, incluyen los siguientes:

  • Edad
  • Diabetes
  • Sobrepeso
  • Antecedentes familiares de enfermedad cardíaca
  • Presión arterial alta
  • Colesterol alto
  • Falta de ejercicio
  • Un ataque cardíaco previo
  • Tabaquismo

"Yo aposté por vivir" 

Medina relata que “tenía un coágulo en el corazón y éste aventó coágulos por todas las arterias. Esa fue la valoración”.

Afirma que tenía mucho dolor y para poderlo operar del intestino y las piernas lo tuvieron que dormir. “Cuando desperté, me vi todo hinchado, mis manos parecían enormes bolas... Todo fue muy traumático”, agrega.

(Foto: IG @juan_pablomedina)

“Cuando desperté en terapia intensiva, recuerdo todo a la perfección. Fue un mes más en el hospital de no poder mover los brazos. Hubo más intervenciones, porque vieron más coágulos en las piernas”, dice a GQ Medina.

El panorama clínico no era positivo. Las técnicas empleadas por los doctores no estaban funcionando y la situación se estaba deteriorando hacia algo sumamente crítico.

“Después de una cirugía para extraerme los coágulos, mi cuerpo empezó a no responder del todo bien. Habían prometido rescatarme de los coágulos sin poner en riesgo mi vida, pero ya me encontraba en una situación grave. Me ofrecían salvarme la vida, pero la solución era la amputación. Y cuanto más tiempo pasara, las cosas se tornarían más y más complicadas, por lo que había llegado el momento de tomar una decisión. Yo aposté por vivir”, dice. 

Causas de una amputación  

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, detalla que las razones para una amputación de una pierna incluyen el traumatismo grave, el flujo sanguíneo deficiente, las infecciones, los tumores o las quemaduras.

Otra de las causas más comunes es la trombosis venosa profunda que se produce cuando se forma un coágulo de sangre (trombo) en una o más venas profundas del cuerpo, generalmente en las piernas.

La recuperación y capacidad para funcionar después de una amputación dependen de muchos factores, como la causa de la amputación, si se tiene diabetes o flujo sanguíneo deficiente, y la edad. La mayoría de las personas pueden estar activas aun después de una amputación

Trivia

 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda