Hay células en nuestro organismo que mutan y pueden empezar a transformarse en un tumor. En algunas ocasiones el cuerpo humano detecta la célula que mutó y la elimina, o bien, la propia mutación se puede suicidar. En ocasiones eso no sucede y es cuando las células se vuelven tumorales.

El estudio encabezado por Rosana Simón Vázquez, doctora en bioquímica y biología molecular de la Universidad de Valdecilla, que fue reportado por la BBC, recalca que si a esa mutación se suman otros cambios en el genoma de la célula que bloquean la apoptosis o suicidio celular, y le permiten pasar inadvertida para el sistema inmunitario, surgirá un cáncer.

 

(Foto Prexels)

“Uno de los oncogenes que se encuentra frecuentemente mutado en varios tumores, incluyendo el cáncer de pulmón, colorrectal o de páncreas, es el KRAS (abreviación de oncogén homólogo al virus Kirsten de sarcoma de rata)”.

De acuerdo con el estudio, la proteína codificada por este gen forma parte de la familia de las oncoproteínas RAS (HRAS, NRAS y KRAS).

De las tres, KRAS es la llamada “maldita”, ya que se encuentra mutada de forma más frecuente en el cáncer y se encuentra presente en aproximadamente 1 de cada 4 pacientes.

Las mutaciones en la proteína KRAS se concentran en una de sus moléculas constituyentes, el aminoácido 12 -aunque también puede darse en el 13 y el 61-, y desencadenan la activación permanente de la proteína.

Como resultado, se activan más de 10 cascadas de señalización implicadas en la proliferación tumoral y la metástasis.

(Foto Prexels)

Ya hay un medicamento contra KRAS

Ese oncogen fue descubierto hace 40 años y ha sido profundamente estudiado, lo que ha dado como resultado un medicamento que ya fue autorizado por la Agencia de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA).

El primer inhibidor de KRAS recibió la aprobación de la FDA en mayo de 2021. Es un medicamento que actúa específicamente frente a la mutación KRASG12C para el tratamiento del cáncer de pulmón.

El nombre comercial del medicamento es Sotorasib (AMG510).

No mucho tiempo después, en enero de 2022, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) le dio su visto bueno al Sotorasib.

Los autores del estudio informan que la FDA está evaluando la aprobación de otro inhibidor frente a la misma mutación, el Adagrasib (MRTX 849), que podría ser comercializado en breve.

En los 40 años desde su descubrimiento, la ciencia ha intentado varias veces actuar contra la “célula maldita”, pero hay mucha complejidad por las características de las mismas proteínas y por la toxicidad que provocan los medicamentos.

“En la actualidad existen más de un centenar de ensayos clínicos en pacientes con cáncer de pulmón y colorrectal para probar fármacos que bloqueen KRAS o las proteínas relacionadas con su actividad”, señala la doctora Rosana Simón.