Terminaron las competencias veraniegas de Tokio 2020 y ahora siguen los Juegos Olímpicos de Pekín 2022, un evento que, al igual que la justa de hace unos meses, estará condicionada por el coronavirus. La antorcha olímpica ya llegó a Beijing y como era de esperarse, fue recibida con miedo e incertidumbre.

De hecho, la gente ya está pidiendo boicotear el evento debido a los abusos de los derechos humanos cometidos por China en el Tíbet, Hong Kong y Xinjiang. ¿Peligran las competencias invernales? Esto es lo que se sabe hasta el momento.

Pekín 2022 y la llegada de la antorcha: ¿Un torneo similar a Tokio 2020?

Pekín 2022 iniciará el 4 de febrero de 2022 y finalizará el día 20 de dicho mes, pero, aunque todavía faltan algunos meses para que los atletas de distintas disciplinas compitan entre sí para ver quién se lleva el oro, el New York Times señala que la ceremonia de llegada, como el encendido oficial de la antorcha olímpica en Atenas el lunes 18 de octubre, se llegó a cabo sin gente, una de las muchas concesiones coronavirus que restringirán de gran manera el acceso a los juegos.

Para bien o para mal ya se tiene un evento similar en un entorno parecido y es que Tokio 2020 ya dio antecedentes de cómo se puede llevar a cabo la justa, lo que se puede mejorar y en qué hay que poner atención.

El NYT menciona que China tiene el “apoyo total” del Comité Olímpico Internacional, y tiene el plan de celebrar el evento con protocolos de salud todavía mayores a los que se tuvieron durante el evento realizado en Tokio.

Primero que nada, no se permitirá la entrada a cualquier persona y solo los residentes de China que ya están vacunados y examinados podrán entrar a ver las competencias de Pekín 2022. En el caso de los periodistas, atletas, locutores y miembros del staff, estarán confinados a uno de los tres entornos similares a burbujas durante toda su estancia en la nación asiática. Si una persona o atleta todavía no está vacunado, tendrá que pasar una cuarentena de 21 días cuando llegue.

¿Estricto? Sí. Pero de acuerdo con el NYT, China está tomando un enfoque de cero tolerancias con el virus desde que controló la propagación en 2020, manteniendo sus fronteras en gran parte selladas y aplastando brotes periódicos bloqueando ciudades y vecindarios en su totalidad.

Dicho escenario, además de “aplacar” el coronavirus, le ha dado a las autoridades ideas y herramientas para mantener un control todavía más estricto sobre las posibles protestas políticas que se puedan llegar a presentar.

El llamado a boicotear Pekín 2022

El NYT explica que el llamado a un boicot oficial, o incluso quitarle el título de anfitrión a Beijing, o ha tenido tanto impacto, pero que los manifestantes todavía esperan aprovechar la atención del mundo entero para llamar la atención sobre las políticas autoritarias de su nación, en especial contra los tibetanos y uigures en Xinjiang, donde China ha realizado una campaña de reeducación y detención masiva.

(Con información del New York Times)