La salud del ex titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, ha estado delicada y ahora, enfrenta un alto riesgo de un coágulo cerebral, según informó uno de sus abogados.

Murillo Karam se encuentra internado en el área de terapia intensiva del Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez por problemas en su salud cardiaca.

El exprocurador General de la República, fue intervenido el 20 de octubre en la mencionada institución de salud, con una cirugía de emergencia llamada Endarterectomía Carotídea de alto riesgo.

En esta operación, se extrae quirúrgicamente de una arteria la placa que la obstruye.

En un comunicado, José Javier López García, profesor particular del exfuncionario, dijo que “los estudios practicados al licenciado Murillo Karam revelaron otra carótida obstruida, por lo tanto, se espera que los médicos a cargo determinen el tratamiento a seguir y si es necesario una nueva cirugía”.

Agregó que el estado de la arteria mencionada eleva el riesgo de un coágulo cerebral.

¿Cómo afecta un coágulo cerebral?

MedlinePlus apunta que los coágulos sanguíneos son masas que se presentan cuando la sangre se endurece pasando de líquida a sólida. Se forman dentro de una de las venas o arterias, lo que se denomina trombo y si se desprende y viaja desde un lugar en el cuerpo a otro, se llama embolo.

Los coágulos también se pueden formar directamente en el corazón y pueden bloquear parcial o totalmente el flujo de sangre en un vaso sanguíneo.

Una obstrucción en una arteria puede impedir que el oxígeno llegue a los tejidos en esa área, lo que se denomina isquemia. Si no se trata, puede provocar daños en los tejidos o la muerte. 

Un coágulo cerebral bloquea o tapa un vaso sanguíneo en el cerebro y si no se atiende puede causar un accidente cerebrovascular isquémico, que es un tipo de ataque cerebral.

Luego de que se forma un coágulo, puede permanecer estacionario, lo que se llama trombosis, y puede bloquear el flujo sanguíneo. También se puede romper, lo que se llama embolismo, luego viajar y formar un coágulo en el cerebro u otras partes del cuerpo. 

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, señala que hay factores que aumentan el riesgo de un accidente cerebrovascular, como:

  • Presión arterial alta 
  • Obesidad y sedentarismo
  • Diabetes 
  • Enfermedades del corazón 
  • Fumar y uso de alcohol
  • Tener una edad avanzada 

¿Qué consecuencias tiene un coágulo en el cerebro?

La Red Colombiana Contra el Ataque Cerebrovascular señala que una obstrucción en una arteria por un coágulo puede impedir el flujo vascular cerebral, provocando la muerte de las neuronas por falta de nutrientes y oxígenos.

Los pacientes con un coágulo en el cerebro pueden manifestar distintas molestias, como problemas con la visión, dificultad al hablar, tragar y caminar, tener mareos, dolor de cabeza constante, convulsiones y adormecimiento de la cara y las extremidades.

Para aprender más de...Ni secuela del covid ni mala memoria, podría ser Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad que daña y mata las neuronas del cerebro. En consecuencia se deteriora el pensamiento, la meomria y el lenguaje. ¿Te preocupa que un miembro de tu familia padezca esta enfermedad? Checa estas señales
Problemas de memoria y lenguaje:
En las etapas tempranas del Alzheimer es la memoria de corto plazo la que se ve afectada. Las personas podrían tener problema recordando conversaciones recientes o hacen las mismas preguntas e incluso se les dificulta recordar algunas palabras.
Cambios en el comportamiento:
El Alzheimer provoca cambios de humor repentinos, desorientación y confusión. Una señal comun de la enfermedad es que la persona abandone costumbres que tenía, como por ejemplo se dejan de asear y arreglar.
Mala concentración:
Las personas con Alzheimer comienzan a tener problemas para realizar activiades cotidianas como cocinar o pagar las cuentas. Conforme la enfermedad progresa, pueden olvidar personas y perderse facilmente.
No ignores las señales:
Si tu ser querido presenta estas señales, lo mejor es acudir al doctor, pues entre más temprano se diagnostica, funciona mejor el tratamiento.
Pronóstico de vida:
La enfermedad se desarrolla a diferente ritmo en cada persona. En algunos solo pasan un par de años antes de una severa pérdida de la memoria y para otros eso puede pasar en 20 años. La esperanza de vida es de 3 a 9 años depsués del diagnóstico.