El martes 8 de febrero falleció a los 89 de edad el virólogo francés Luc Montagnier, premio Nobel de Medicina en 2008 quien destaca por haber conseguido aislar por primera vez el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

(Foto: Pixabay) 

El diario Libération informó que su muerte ocurrió en el Hospital estadounidense de Neuilly-sur-Seine, al lado de París.

El virólogo es padre de tres hijos y nació en Chabris, en el centro de Francia, el 18 de agosto de 1932. En 1967 fue nombrado jefe de Investigación del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) y cinco años más tarde de la Unidad Oncológica Viral del Instituto Pasteur de París.

A pesar de sus contribuciones científicas, en los últimos años, Montagnier, había dilapidado su prestigio, al abrazarse a numerosas corrientes pseudocientíficas.

Luc Montagnier, codescubridor del VIH

De acuerdo con El País, el equipo de Montagnier y Barré-Sinoussi, en el Instituto Pasteur de París, descubrió el VIH cuando el sida todavía se conocía como “el misterioso síndrome de las cuatro haches”, porque aparentemente golpeaba más a cuatro colectivos: homosexuales, heroinómanos, hemofílicos y haitianos.

Entre 1980 y 1984, Montagnier y su equipo aislaron numerosos retrovirus humanos de pacientes con infecciones sexuales, hemofílicos, madres que lo habían transmitido a sus hijos y personas infectadas en transfusiones.

(Foto: Pixabay) 

En 1983 consiguieron aislar un virus al que inicialmente llamaron VAL (virus asociado a linfoadenopatía), y que después se identificó como virus causante del sida. Se denominó VIH o Virus de Inmunodeficiencia Humana.

Montagnier presentó además una prueba de sangre capaz de detectar los anticuerpos de dicho virus y, en colaboración con los doctores Jean-Claude Chermann y Francoise Barré-Sinoussi, publicó una obra en la que describían el virus.

Sin embargo, en 1984, el norteamericano Robert Gallo reclamó para su equipo la autoría del descubrimiento del VIH, lo que dio lugar a una controversia que se prolongó varios años y que se zanjó con el reconocimiento de ambos como padres de dicho hallazgo.

El virólogo perdió prestigio por sus polémicas declaraciones

Según recordó este jueves el diario francés Le Monde, desde hace más de diez años, Montagnier había perdido parte de su prestigio con polémicas declaraciones alejadas de la ortodoxia científica.

Un año después de ganar el Nobel, el investigador sostuvo, sin pruebas, que el agua puede recordar unas supuestas ondas electromagnéticas emitidas por el ADN de virus y bacterias.

(Foto: Twitter) 

También sostuvo que los africanos tendrían menos problemas con el sida si tuvieran una alimentación más equilibrada, y propuso curar al papa Juan Pablo II, enfermo de Parkinson, con papaya fermentada.

En noviembre de 2017 su posicionamiento público en contra de la vacunación obligatoria de los niños suscitó una denuncia pública de 106 académicos de medicina, y en 2020, en plena pandemia, afirmó que el virus causante de la covid-19 era una fabricación humana.

“No podemos aceptar que uno de nuestros colegas utilice su Premio Nobel para difundir, fuera del campo de su competencia, mensajes peligrosos para la salud, despreciando la ética que debe regir la ciencia y la medicina”, escribieron los académicos en una carta abierta.

El Instituto Pasteur, en su biografía de Montagnier, indicó que además de ser codescubridor del VIH, el virólogo participó en la creación de varias compañías de biotecnología en Estados Unidos y Francia, y es autor o coautor de 350 publicaciones científicas y de más de 750 patentes.  

(Con información de EFE y El País) 

Para aprender más de...VIH/sida: 40 años de una pandemia con 36 millones de muertos

¿Qué es?
El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) es una enfermedad sin cura que ataca el sistema inmunitario y debilita su defensa contra muchas infecciones y determinados tipos de cáncer. La fase más avanzada de la enfermedad es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) que puede tardar muchos años en manifestarse.
Síntomas:
Una vez adquirida la infección, pueden no presentarse síntomas o presentar síntomas simlares a una gripa con fiebre, dolor de cabeza, erupciones o dolor de garganta. A medida que la enfermedad avanza se suman síntomas como inflamación de los ganglios linfáticos, pérdida de peso, diarrea y tos.
Transmisión:
Se puede transmitir de la madre al hijo durante el embarazo, el parto y la lactancia; mediante relaciones sexuales sin protección (vaginales, anales u orales) con una persona infectada; por transfusiones de sangre contaminada o contacto con agujas o material quirúrgico contaminado.
Tratamiento:
Para detectar el virus ya hay pruebas de diagnóstico que ofrecen resultados el mismo día. Aunque no hay cura, es posible tratar la enfermedad mediante fármacos antirretrovíricos que inhiben la replicación del virus en el organismo y permiten que el sistema inmune recobre fortaleza.
Cifras mundiales:
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta enfermedad ha cobrado 36,3 millones de vidas. En 2020, 680,000 personas murieron por causas relacionadas con el VIH y 1,5 millones resultaron infectadas por el virus. A finales de dicho año, había 37,7 millones de personas que vivían con el VIH.
En México:
Hasta junio 2021 han habido 322,987 casos, de los cuales el 34% murieron a causa de la enfermedad. En lo que va del año han sido diagnosticados 6,568; el 80% de los infectados son hombres y el 99% de los contagios son por contacto sexual.