El eccema es un tipo de dermatitis que suele afectar principalmente a niños pequeños, pero una nueva investigación ha encontrado que tener un perro en casa podría protegerte de tener daños en la piel ocasionados por esta condición, principalmente a los niños.

(foto: freepik)

Tener un perro de mascota puede cuidar la piel a futuro

Investigadores de Henry Ford Health, en Michigan, encontraron que aquellos niños que habían crecido con mascotas, en especial perros, podrían estar más protegidos y se reducirían las probabilidades de desarrollar una condición de la piel conocido como eccema.

Para llegar a este resultado, los investigadores analizaron los casos de casi 800 niños que tenían menos de dos años de edad y que habían padecido eccema, para averiguar si habían tenido contacto con perros durante su primer año de vida o mientras estaban en el útero.

Para esto, fue necesario hacer entrevistas a las madres antes y después de que dieran a luz, y tras estas encontraron que:

  • Poco más de la cuarta parte de las entrevistadas y embarazadas, tenían un perro en casa.
  • La tasa de eccema fue del 22% a los dos años del bebé.
  • Y cuando el niño alcanzaba los 10 años, la tasa de eccema fue de solo 21%.

(foto: freepik)

Los perros prepararían el sistema inmune

Los investigadores concluyeron que cuando las futuras madres estaban cerca de un perro durante su embarazo, sus hijos tenían un menor riesgo de desarrollar eccema durante su primer año de vida.

Estos efectos positivos se deberían, en gran parte, a que la exposición temprana a las bacterias que los perros pueden tener en su pelaje o en otras zonas de su cuerpo, podría contribuir a desarrollar de manera adecuada su sistema inmunológico.

Es esta misma exposición temprana, y un desarrollo adecuado del sistema inmune, lo que ayudaría a que los niños pudieran evitar los daños e infecciones en la piel, ya que su cuerpo sería capaz de detectar las bacterias y evitarle daños en la piel.

(foto: freepik)

Pero, ¿qué es el eccema?

El eccema, también conocido como dermatitis atópica, se trata de un término que engloba diferentes tipos de hinchazón de la piel, explica Medline Plus, y suele ser más común en bebés y niños, aunque puede presentarse a cualquier edad.

Esta inflamación de la piel no es contagiosa, causa problemas en la piel como resequedad, picazón e inflamación, e incluso sarpullido en zonas como:

  • La cara.
  • El interior de los codos.
  • Manos y pies.
  • Detrás de las rodillas.

Aunque se desconoce la causa específica de la dermatitis atópica o eccema, se cree que esta puede ser causada por una afectación de la piel que le genera una protección más débil ante irritantes o bacterias, por lo que al contacto con estas se inflama.

(Con información de: Mundo Sano, Medline Plus, Mayo Clinic.)