El cáncer no espera y no conoce de burocracias, ese fue el mensaje que destacaron especialistas en oncología, quienes contaron la experiencia y los retos que implicó brindar atención a los pacientes durante la pandemia de covid

El foro “La atención de cáncer en el contexto de la pandemia”, organizado por SuMédico.com, reunió a cuatro de las principales voces del Sector Salud que se especializan en cáncer: Abelardo Meneses, director del Instituto Nacional de Cancerología (INCan); Farina Arreguín, jefa de oncología pediátrica del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE; Samuel Rivera Rivera, jefe de división de Oncología de adultos de la Coordinación de Atención Oncológica del IMSS, y Francisco Freyría, director de la Fundación Fomento de Desarrollo Teresa de Jesús (Futeje). 

Meneses García enfatizó que “el cáncer no espera” y por lo tanto fue necesario atender a los pacientes a pesar del riesgo que implicaba la covid, fortalecer procesos, mejorar el manejo hospitalario e implementar nuevas medidas. 

“Tuvimos que trabajar mucho, porque sabíamos que en temas de cáncer no podíamos dejar para una segunda instancia la atención”, destacó el especialista, pero no fue tarea sencilla, pues recordó que el 30% de los pacientes que son atendidos en el INCan son de la Ciudad de México y el 70% provienen de otras partes del país, por lo que se vio afectada la posibilidad de que viajaran, sobre todo al principio de la pandemia. 

Esto llevó a que en 17% de los casos se tuvieran que reprogramar citas, aunque el personal de salud siempre mantuvo contacto con el paciente y en el INCan se dio continuidad a otro aspecto fundamental, que es el diagnóstico temprano. 


Meneses García detalló que el caso de las cirugías, una de las estrategias que implementaron fue la de pedir al paciente 14 días de aislamiento previo a la fecha, dos días antes lo hospitalizaban y le hacían una prueba PCR, si era negativo, seguían con el procedimiento, y de ser positivo, se reprogramaba. 

El director del INCan expresó que a veces se piensa que las  instituciones dejaron de ver pacientes, pero no fue así e incluso en el caso del INCan aumentó la atención. En 2019, recibieron a 2 mil 855 pacientes, mientras que en 2020 la cifra creció a 3 mil 406. En opinión del doctor Meneses, esto pudo deberse a que otras instituciones dejaron de atender cáncer y las refirieron al INCan. 

Señaló que en el periodo de marzo a diciembre de 2020 ocurrieron 79 defunciones de pacientes oncológicos que se infectaron de covid,  la mayoría de ellos se encontraban en etapas avanzadas de la enfermedad y tenían comorbilidades como diabetes, obesidad, hipertensión y tabaquismo.

IMSS e ISSSTE no pararon de hacer frente al cáncer, aseguran especialistas 

El cáncer infantil es sólo el 5% del total de los casos de cáncer que ocurren, pero representa la primera causa de muerte en niños y adolescentes, explicó Farina Arreguín, jefa de oncología pediátrica del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE

La especialista resaltó que “es importante comprender la enfermedad, lidiar con la enfermedad. La frase del cáncer no espera es muy cierta, no podemos parar la atención de cáncer y sobre todo de cáncer infantil por este tipo de pandemias”. 

Arreguín González explicó que por esa razón no pararon la atención de pacientes oncológicos pediátricos a pesar de la pandemia, aunque esto representó un reto importante y para lograrlo se amplió la consulta a los sábados y se hizo uso de la tecnología para dar seguimiento a supervivientes. 

La especialista del ISSSTE destacó que el cáncer tampoco conoce  de burocracias y como parte de los esfuerzos para mejorar la atención, trabajan en disminuir tiempos. Detalló que desde antes de la pandemia detectaron que los menores tardaban hasta 120 días en ser canalizados al 20 de Noviembre, pero disminuyeron ese lapso a sólo 16 días.

“Tener cáncer y vivir en México es un volado” 

A pesar de los esfuerzos, Arreguín González recordó que “tener cáncer y vivir en México implica un volado”, pues el promedio de supervivencia es del 52%, mientras que en otros países es de entre el 80% y el 90%, por lo que aún es necesario reforzar acciones en beneficio de los pacientes. 

Samuel Rivera Rivera, jefe de división de Oncología de adultos de la Coordinación de Atención Oncológica del IMSS, destacó que en el Seguro Social “nunca se ha parado la atención del cáncer, si bien ha habido retos para que los pacientes lleguen a los servicios”. 

Recordó que el IMSS es una de las instituciones que brinda mayor atención oncológica, por lo que mantener este servicio fue una de las prioridades, a pesar de la reconversión hospitalaria por la covid. mayor atención oncológica brinda y resaltó que una de las prioridades fue mantenerla a pesar de la reconversión hospitalaria 

Rivera Rivera destacó que a lo largo de estos dos años se mantuvo la atención de manejo quirúrgico, quimioterapia y radioterapia y resaltó también que hubo una reducción del 20% en la mortalidad. 

Francisco Freyría, director de la Fundación Fomento de Desarrollo Teresa de Jesús (Futeje), destacó la importancia de la implementación de estrategias a distancia para seguir con la atención de pacientes, aunque reconoció que también hubo muchos retos para lograrlo y que desde la sociedad civil acompañaron a las personas en ese proceso. 

Recordó que inicialmente las autoridades decían “quédate en casa”, lo que retrasó que algunas personas recibieran la atención, por lo que se tuvo que  garantizar  a los pacientes que los hospitales eran seguros para que acudieran a recibir sus tratamientos. 

Freyría alertó también que hay algunos casos en los que los pacientes oncológicos están llegando más tarde de lo usual a recibir atención y es algo que se tiene que revertir.

Jorge Ramos, director ejecutivo del Grupo La Silla Rota, del que forma parte SuMédico.com enfatizó que fue un diálogo muy enriquecedor en el que la idea central es que el cáncer no espera, que no sabe de burocracias y que también se necesita la participación de los ciudadanos. 

“Es muy importante que tengamos conciencia de que depende de nosotros controlar nuestra comorbilidades y en la medida en que logremos cómo ciudadanos alejarnos del consumo del tabaco, hacer ejercicio, va a ser una manera muy eficiente de que enfrentemos entre todos el cáncer.