¿Estás en la etapa adolescente y se te sigue olvidando la cartulina para la escuela? Puede ser uno de los efectos del covid-19 en el cerebro. De acuerdo con un estudio publicado en Biological Psychiatry, los cerebros de los adolescentes envejecieron más rápido durante el primer año de la pandemia.

De acuerdo con los investigadores del Departamento de Psicología en la Universidad de Stanford, el estrés y la interrupción significativa de las actividades cotidianas de los jóvenes probablemente pudo causar alteraciones en su salud mental y desarrollo neurológico.

Al analizar los cerebros de adolescentes antes, durante y “después” de la pandemia, los expertos pudieron ver modificaciones en el cerebro de este grupo poblacional correspondientes al envejecimiento. Aquí te explicamos más.

Envejecimiento cerebral, ¿uno de los efectos del covid-19 en el cerebro?

En palabras de los autores, los adolescentes evaluados después del aislamiento presentaban problemas de salud mental más severos, mayor volumen del hipocampo y la amígdala, grosor cortical disminuido y una edad cerebral más avanzada.

Hasta ahora se sabía que el coronavirus afectaba la parte cognitiva provocando la famosa “neblina mental”, pero en el estudio se descubrió que esa no era la única afectación.

Los expertos apuntan que la pandemia no solo parece haber empeorado la salud mental y acelerado el envejecimiento cerebral en la población adolescente, sino que también plantea retos importantes para los investigadores que estudian datos de estudios longitudinales “de desarrollo normativo que fueron interrumpidos por la emergencia sanitaria”.

“Hallamos que los adolescentes evaluados durante la emergencia sanitaria presentan características neuroanatómicas que son más típicas de personas mayores o que experimentaron adversidades significativas en la infancia. En comparación con pares cuidadosamente emparejados evaluados antes de la pandemia, los adolescentes analizados durante la pandemia mostraron signos de adelgazamiento cortical avanzado y tenían volúmenes de hipocampo y amígdala bilaterales más grandes”, indican los autores.

Dado que el volumen en dichas estructuras generalmente se incrementa durante la adolescencia, las alteraciones neuronales vistas pueden reflejar una maduración cerebral acelerada en el contexto de la emergencia sanitaria, detallaron los expertos sobre los efectos del covid-19 en el cerebro.