¿Hasta dónde llegan las consecuencias del  covid-19? El coronavirus que pensaste que ya superaste hoy puede matarte mañana, advierte el catedrático de la Universidad Pablo de Olavide, Guillermo López Lluch.

Sus declaraciones sobre las consecuencias del  covid-19 se dan por las lecciones aprendidas durante las emergencias sanitarias pasadas y los resultados adversos que se han podido ver en algunas personas tiempo después de que “ya se recuperaron”.

Consecuencias del covid-19 y muerte prematura… ¿Existe una relación?

López Lluch informa que la gripa de 1918, por ejemplo, dejó una secuela muy preocupante y con efectos retardados: la muerte prematura.

En palabras de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la muerte prematura es definida como la que se presenta antes de que se alcance la esperanza máxima de vida potencial observada a la edad del individuo que perdió la vida.

Lo preocupante sobre las consecuencias del  covid-19, indica el doctor López Lluch, es que algunos síntomas vistos después de la gripe de 1918 te pueden resultar conocidos: fatiga crónica y niebla mental. Eso y que después de la famosa “gripe española” se haya presentado la muerte súbita de las personas por infartos.

Dicha ola de problemas cardiacos se presentó en forma de ola entre 1940-1959 y ahora se sabe que fue porque el virus dejó una bomba de efecto retardado en algunas personas que sobrevivieron.

 Lluch apunta que se tienen dos teorías para explicar los síntomas en el corazón después de la infección del coronavirus:

  • Respuesta inmunitaria desequilibrada
  • El SARS-CoV-2 se mete en las células usando la proteína ACE2, que se encuentra muy presente en las células endoteliales que recubren los vasos sanguíneos. Dicha proteína es fundamental para el funcionamiento del sistema cardiovascular de las personas.

La John Hopkins apunta que esto no es descabellado con el coronavirus, pues el corazón también puede verse afectado por la enfermedad. En palabras de esta institución educativa, el SARS-CoV-2 puede afectar las superficies internas de las venas y arterias.

Esto puede provocar una inflamación de los vasos sanguíneos, daño a vasos muy pequeños y coágulos sanguíneos, todas situaciones que pueden comprometer el flujo de sangre al corazón.