Aumentar los niveles de colesterol HDL, también conocido como colesterol bueno, no es nada complicado y resulta algo muy deseable, ya que puede proteger a nuestro cuerpo de enfermedades cardíacas y contribuir a nuestra salud general.

¿Quieres saber cómo incrementarlo? A continuación te dejamos unos tips para que aumentar tu colesterol bueno no sea un imposible.

(foto: freepik)

¿Qué es el colesterol?

El colesterol, explica el Instituto del Corazón de Texas, es una sustancia grasa que se encuentra en todas las células del organismo para cumplir ciertas funciones, como el funcionamiento hormonal.

Los niveles de colesterol en el cuerpo pueden elevarse por el consumo de alimentos, principalmente de origen animal, como:

  • Carne
  • Huevos
  • Productos lácteos

Sin embargo, las cantidades necesarias de colesterol para el correcto funcionamiento del organismo, son elaboradas por el propio hígado, y posteriormente se transporta por todo el cuerpo por medio de la sangre, apoyándose de unas células especiales, llamadas “lipoproteínas”.

Estas lipoproteínas son capaces de transportar dos tipos de colesterol, explica Mayo Clinic:

  • El colesterol malo, o colesterol LDL: colesterol de lipoproteínas de baja densidad,
  • El colesterol bueno o colesterol HDL: colesterol de lipoproteínas de alta densidad.

(foto: freepik)

¿Por qué es bueno tener colesterol HDL?

Si bien se habla mucho de que los niveles altos de colesterol (o “grasa”) en la sangre son un peligro para la salud, principalmente para la salud cardíaca, en realidad solo nos estamos refiriendo al colesterol LDL, pues se ha demostrado que el colesterol HDL ayuda al corazón.

El colesterol a evitar, y que sí causa problemas, es el colesterol LDL, conocido como colesterol malo, ya que como explica Mayo Clinic, cuando se encuentra en grandes cantidades, puede provocar problemas como:

  • Aterosclerosis (formación de placas de grasa en las venas o arterias, que a largo plazo reducen el flujo de la sangre).
  • La formación de coágulos que se atoran en las venas.
  • Infartos o daños cerebrovasculares.

Por su parte, el colesterol HDL, considerado como “colesterol bueno”, en realidad es una ayuda y casi una especie de factor protector, pues según informa el Instituto del Corazón de Texas, entre más altos los niveles de colesterol HDL, menores riesgos de daño o problemas del corazón.

Esto se explica porque el colesterol bueno (HDL), es capaz de recoger el exceso de colesterol malo en la sangre, para posteriormente llevarlo de regreso al hígado y poder desecharlo, evitando así que se acumule en las arterias o venas.

(foto: freepik)

Tips para aumentar el colesterol bueno

Como ya mencionamos, tener un colesterol HDL elevado es bastante deseable, ya que nos ayuda a cuidar nuestro corazón, pero también a disminuir los niveles de colesterol LDL (malo) que tengamos en el organismo, indica Mayo Clinic.

Según refiere Medline Plus, existen una serie de consejos básicos, muy simples, que pueden ayudarnos aumentar los niveles de colesterol bueno, disminuyendo los niveles de colesterol malo en el proceso. 

(foto: unsplash)

1. Cuida la dieta

Lo más importante es que cuides lo que comas: debes evitar las grasas malas (las grasas saturadas), ya que estas alteran los niveles de colesterol en el cuerpo.

Según refiere Medline, debes reducir o evitar el consumo de alimentos como:

  • Queso.
  • Leche entera.
  • Carnes frías o con altos niveles de grasa (salchichas o tocino).
  • Alimentos preparados con grasas (mantequilla, manteca de cerdo) y alimentos procesados.
  • Azúcares y carbohidratos.

2. Realiza actividad física frecuente

Al menos 30 minutos de ejercicio diario de forma regular puede contribuir a elevar los niveles de colesterol bueno, al mismo tiempo que se reducen los niveles de colesterol malo.

3. Mantén un peso saludable

Se ha comprobado que las personas que tienen sobrepeso u obesidad pueden tener bajos niveles de colesterol bueno. Es recomendable reducir el peso y la grasa corporal, en especial la que se encuentra alrededor de la cintura.

(foto: unsplash)

4. Reduce el consumo de alcohol y evita fumar

Beber puede disminuir los niveles de colesterol HDL, al igual que fumar o exponerse al humo del cigarrillo, por lo que se deben de evitar estas dos actividades. Si te cuesta trabajo, lo mejor es que acudas con un experto para que pueda brindarte la ayuda necesaria.

6. Acude al médico y sigue sus recomendaciones

Lo más importante para estar sano, es acudir a revisiones médicas de manera frecuente, ya que de esa manera podremos evitar complicaciones, y recibiremos las recomendaciones más adecuadas para nuestra salud. Si el médico detecta niveles altos de colesterol LDL, y bajos niveles de colesterol HDL, deberá ofrecerte un tratamiento especial, destinado a prevenir problemas.

(Con información de: Medical News Today, Mayo Clinic, Medline Plus, Texas Heart Institute)