Si vives con diabetes y te descontrolaste el fin de año a pesar de que te dimos recomendaciones para no hacerlo, no te preocupes. Nosotros te cuidamos dándote recomendaciones para recuperar el control de la diabetes.

Primero que nada, no te desanimes. Puedes recuperar el control de la diabetes siempre y cuando sigas las recomendaciones de los especialistas y te comprometas a volver al tratamiento sin pensar en abandonarlo.

¿Cómo puedo recuperar el control de la diabetes?

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2021 (ENSANUT), los adultos de 20 an~os o ma´s que acudieron con sus especialistas para la deteccio´n de diabetes fueron el 9.6%, un porcentaje menor a la que se registró en la ENSANUT de 2012 y 2018.

Es importante realizar ajustes en el tratamiento integral de la diabetes bajo la supervisión del experto y el equipo de profesionales de la salud que te estén atendiendo. Si piensas que lo puedes modificar a tu antojo y por tu cuenta, no lo hagas ni te automediques.

La licenciada en nutrición por la UAM-Xochimilco y educadora en diabetes, Jacqueline Alcántara explica que siempre vamos a tener una razón para festejar algo, ya sea propio o de algún conocido, pero eso no significa un ‘permiso’ para abandonar el tratamiento de la diabetes que se viene tomando.

Por ello, sus recomendaciones para recuperar el control de la diabetes son:

  1. Platicar con el equipo médico y profesionales de la salud todas las actividades que se han hecho recientemente (como las festividades de fin de año) para que tengan un panorama más amplio al momento de dar asesoramiento. Sólo ellos pueden decidir si es necesario realizar algún ajuste farmacológico, en lo que comes o en la actividad física.
  2. Seguir con los monitoreos de glucosa frecuentes para tomar decisiones informadas en situaciones diarias.
  3. Regresa al plan de alimentación original y apégate a él, si necesitas ajustes, pregúntale al profesional de la salud.
  4. Retoma horarios y dosis de toma de medicinas o aplicaciones de insulina
  5. Usa una técnica de inyección (agujas ultra finas y cortas, rotar sitios de inyección y usar dispositivos una sola vez)
  6. Muévete y evita el sedentarismo. Generalmente, se recomiendan 30 minutos de ejercicio al día, pero cada persona es diferente y tiene posibilidades y requerimientos distintos que deben ser consultados con expertos.
  7. Edúcate: La educación continua actualiza conocimientos, facilita primeros acercamientos, te hacen más fuerte en tu autocuidado, y con ello, existe una mejor capacidad para prevenir complicaciones y reaccionar cuando algo se presenta.