El refuerzo de las vacunas contra ómicron sí sirve, sobre todo si es con una combinación de vacunas, pero en general si tenemos un refuerzo, -de la vacuna que sea-, tenemos un aumento, dijo la doctora Rosa María Wong Chew, Jefa de la Subdivisión Clínica de la Facultad de Medicina, UNAM en un charla de actualización sobre el covid-19.

No obstante, es evidente que hay una diferencia de respuesta inmune y niveles de anticuerpos con cada vacuna. Así, en una persona que ya tenía una vacuna de vector viral y luego fue reforzada con una de ARN mensajero, los niveles de anticuerpos y protección contra ómicron serán bastante elevados, afirma Wong. 

Bajo la misma línea y con ayuda de datos de los National Institutes of Health (NIH) de Estados Unidos, la ponente explica cuáles son las vacunas de refuerzo que brindan mayor protección: “el que más refuerza es Moderna, luego Pfizer, seguido de Novavax y al último Astrazeneca”.

“El que más genera anticuerpos, es el refuerzo con Moderna, que es una vacuna de ARN mensajero, aumenta 34 veces el nivel de anticuerpos en menores de 70 años y 29 veces en mayores de 70; esto seguido de la vacuna de Pfizer en la que tenemos un aumento de 24 veces en menores de 70 años y 25 veces en mayores de 70”. 

La plática “Actualización de la COVID-19. Ómicron, vacunas, síntomas y todo lo que debes saber” se llevó a cabo el 17 de febrero mediante una transmisión en vivo en el canal de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México.

(Foto: Unsplash)

Combinación de vacunas, la mejor arma contra ómicron: experta de la UNAM

La Dra. Rosa María Wong Chew añade que las dosis de refuerzo funcionan de mejor manera si son aplicadas de manera combinada, es decir, es mejor que si alguien tiene la vacuna de Pfizer, obtenga el refuerzo con Moderna. Pero si alguien tiene la vacuna de Astrazeneca y se pone el refuerzo de Astrazeneca, sí tendrá un aumento de anticuerpos pero en menor medida que en la combinación de vacunas.

Hasta ahora las vacunas disponibles en México son las de vector viral, las de ARN mensajero y las del virus inactivado. Sobre esto, la experta de la UNAM menciona que hasta ahora los datos indican que las vacunas con el virus inactivado no son la mejor opción en cuanto a refuerzos porque no se vieron incrementos.

Para aprender más de...¿Cómo funcionan las vacunas contra el covid-19?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reporta que actualmente hay más de 200 vacunas contra el covid-19 en desarrollo. Eso no significa que ya estén próximas a ser utilizadas; de hecho, solo 52 se encuentran en las fases de ensayos humanos para comprobar su eficacia o descartarla. Pero ¿cómo funcionan realmente las vacunas anticovid?
Métodos:
Existen 3 métodos para fabricar una vacuna: con agentes patógenos (virus o bacterias) íntegros; con fragmentos del agente patógeno o con el material genético del virus.
(Foto: https://www.scientificanimations.com/wiki-images/, 3D-medical-animation-coronavirus-structure scientificanimations com esp2, CC BY-SA 4.0)
Método 1 con vacunas inactivadas:
Este es una de las 3 estrategias para desarrollar la vacuna bajo el método de agente patógeno íntegro. Aquí se va a aislar el patógeno y se va a destruir o inactivar por medio de sustancias químicas, calor o radiación.
Método 1 con vacunas atenuadas y vectores víricos:
En las vacunas atenuadas se utiliza el virus o un patógeno similar y se mantienen activos pero debilitados; para el vector vírico se usa un virus inofensivo que va a transportar proteínas del patógeno a combatir a fin de que se induzca una respuesta inmune sin causar la enfermedad.
Método 2:
Las vacunas con fragmentos del patógeno solo utilizan partes del virus o la bacteria que son indispensables que el sistema inmune reconozca, estas subunidades suelen ser proteínas o hidratos de carbono.
Método 3:
En la vacuna de ácido nucleico se utiliza una secuencia del material genético para que proporciones instrucciones al cuerpo mediante el ADN o ARN para fabricar proteínas específicas y no todo el virus con la finalidad de que el sistema inmune las reconozca y luche contra ellas.
Actualmente las principales vacunas utilizadas contra el coronavirus utilizan alguno de estos métodos. Los más comunes son el 2 y 3.
(Foto: Spencerbdavis, Solo-mrna-vaccine-4, CC BY 4.0)

Por lo tanto, ella sugiere que lo ideal es que la combinación de vacunas con refuerzos quede así: vectores virales con vectores virales; vectores virales con ARN mensajero o ARN mensajero con vectores virales. 

Citó a un estudio poblacional hecho en Chile en el que se encontró que la combinación de vacunas más efectivas fueron Astrazeneca con Pfizer, la eficacia ante la hospitalización fue de 98%; Sinovac con Astrazeneca 96%, Sinovac con Pfizer es de 89% pero si se pone Sinovac con Sinovac, la eficacia es de 74%.

Sobre la vacuna Sputnik, la doctora mencionó que no se tiene mucha información al respecto de su efectividad contra las variantes y el refuerzo porque los rusos no han compartido datos suficientes ni han dejado que se hagan estudios sobre su fármaco. Lo que se sabe es que es una vacuna que utiliza el Adenovirus 5, tecnología similar a la vacuna de Jansen, que sí ofrece una buena protección. 

(Foto: Unsplash)

Asimismo compartió datos de la Secretaría de Salud y recordó que en México se han aplicado más de 8 millones de dosis de refuerzo desde diciembre del 2021 y que por ello, la variante ómicron penetró con tanta facilidad en la población dado que a diferencia de otros países, México apenas comenzaba con los refuerzos. 

Insistió en la importancia de la vacunación para combatir al coronavirus pues en las olas que hemos tenido en México, en definitiva la de mayor gravedad fue la primera en julio de 2020, en la que se observaron pocos casos con muchas muertes; después en enero de 2021 hubo más casos y también más muertes pero en enero de 2022, con el 60% de la población mexicana inmunizada, se observó un aumento desmedido de casos pero con pocas muertes ha comparación de las olas previas.

Las muertes ocasionadas por covid-19 durante ómicron siguen siendo bastantes, en promedio 500 al día, por lo que no se debe creer que el virus ya no es peligroso y que la inmunidad que brinda la vacuna con la infección son suficientes para eliminar al virus de nuestras vidas, enfatiza Wong.  

Dudas más frecuentes sobre el covid-19 y ómicron

Con ayuda del doctor Gustavo Olaiz Fernández, quien es Coordinador General del Centro de Investigaciones en Políticas Poblacionales y Salud de la Facultad de Medicina de la UNAM, la doctora respondió preguntas comunes en la población sobre ómicron

Comenzaron aclarando que si bien en un principio la recomendación de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) sobre el tiempo que se debía esperar para vacunarse después de una infección de covid era de 14 días, con ómicron es diferente. 

Para empezar, a diferencia de muchos países, en México no se tiene la opción de hacer una cita y elegir la vacuna deseada, sino que tenemos que esperar a que los fármacos lleguen y acudir cuánto antes a inmunizarse. “Necesitamos tomar la oportunidad de vacunarse en el momento en que se da”, comenta Wong. 


(Foto: Unsplash)

Con ómicron, lo que se conoce es que el tiempo de recuperación es mucho más rápido, por lo que las personas que se infectaron pueden esperar a que pasen los síntomas antes de inocularse; en el caso de haber tenido una infección asintomática, se puede poner la vacuna sin necesidad de espera. “Ya no hay un periodo específico”, añade.

Para aprender más de...¿Cuáles son las vacunas que hay contra el coronavirus?

De ARN mensajero:
Las vacunas de Pfizer y Moderna utilizan este método en el que el
ARNm es modificado genéticamente para ayudar al sistema inmune a producir la proteína S presente en el SARS-CoV-2 para crear anticuerpos y combatirlo.
De vector viral:
Las vacunas de AstraZeneca y Jansen utilizan el material genético del virus y lo colocan en una versión modificada del mismo llamada vector viral; el cual al ingresar a las células da instrucciones al sistema inmune para combatir la infección.
De adenovirus:
En la vacuna Sputnik V se utilizan 2 tipos de adenovirus (5 y 26) y se les agrega el gen de la proteína S del covid-19 y se modifican para que al ingresar al cuerpo no se multipliquen y el sistema inmune los advierta y pueda generar anticuerpos contra la infección.
Vacunas Chinas:
Para producir una respuesta inmune, la vacuna Cansino, al igual que la rusa, usa el adenovirus 5; la vacuna de Sinovac utiliza un virus inactivo del covid-19 y la vacuna de Sinopharm está hecha de antígenos del SARS-CoV-2.
Eficacia vs infección sintomática:
Moderna con 94%; Pfizer y Sputnik con 91%; Jansen con 85%; Sinopharm con 79%; Cansino con 68%; AstraZeneca con 63% y Sinovac con 51%.
Aprobación mundial:
Hasta el momento la Organización Mundial de la Salud solo ha aprobado el uso completo de las vacunas de Pfizer, AstraZeneca, Moderna, Jansen, Sinopharm y Sinovac.

¿Cómo protegerse contra el coronavirus?

Después de una infección o de ya tener las dos dosis de la vacuna, sigue siendo importante inmunizarse porque el nivel de protección baja a los seis meses. Además, los efectos del covid largo son mayores en personas sin vacunas e incluso se ha llegado a observar que las secuelas del coronavirus disminuyen una vez aplicado el biológico. 

El doctor Gustavo Olaiz, agrega que aun con las vacunas sigue siendo difícil salir de la pandemia, por lo que debemos aprovechar todas las medidas sanitarias existentes. La vacuna, que disminuye la mortalidad y la hospitalización, el cubrebocas que filtra las partículas infectadas y la distancia en lugares concurridos.

Sin embargo, añade, debemos tomar en cuenta que “sean dos, tres, cuatro o cinco vacunas, así tengamos una colección de vacunas, todavía nos podemos infectar por lo que debemos seguir con los cuidados a fin de evitar un covid largo o secuelas que no sabemos cuánto pueda durar.”

Asimismo explicó que sí es posible que existan efectos adversos con las vacunas pero que éstos son muy poco frecuentes y el riesgo de enfermar y morir por covid supera al de un posible efecto secundario. 

Sobre los medicamentos que ya existen para el covid-19, todavía no están disponibles en México para su uso comercial sino que están relegados al uso institucional en el que la Secretaría de Salud evalúa su uso en pacientes con enfermedades moderadas de covid

Sobre el tiempo de aislamiento, los dos coinciden en que siete días es lo ideal para evitar contagios. Además, enfatizan que el coronavirus es parte diaria de la nueva realidad y que está bien volver a hacer cosas que antes hacíamos, siempre tomando en cuenta lo que podemos hacer para minimizar contagios. 

El doctor Gustavo Olaz y la docta Rosa Wong consideran que los refuerzos de vacunas serán necesarios si llega una variante más peligrosa que ómicron; de modo contrario, si no llegara a existir una nueva variante de preocupación, la inmunidad que se ha generado con las vacunas existentes y las infecciones será suficiente para ir alargando el tiempo de vacunación a una vez por año o una vez cada dos años, inclusive. 

Sigue leyendo: