Expertos de la Universidad Friedrich-Alexander de Erlangen-Nürnberg y del Centro Alemán de Primates - Instituto Leibniz encontraron que la subvariante BQ.1.1 resiste los anticuerpos monoclonales existentes y los que están por ser aprobados.

La investigación sobre este super covid-19 fue publicada en The Lancet y en ella se puede leer que la variante BQ.1.1 tiene una incidencia creciente en Estados Unidos y Europa. Esto es lo que debes saber.

¿Qué hace diferente a BQ.1.1 de las demás?

Para ver si los anticuerpos monoclonales funcionaban contra las subvariantes BJ.1, BA.4.6, BA.2.75.2 y BQ.1.1, los investigadores probaron fármacos de manera individual o en forma de coctel en cada una de ellas.

Los expertos usaron anticuerpos monoclonales que actualmente se encuentran en uso clínico, que se han restringido o descontinuado y aquellos que están siendo evaluados actualmente en ensayos y vieron que son pocos los que siguen siendo adecuados para el tratamiento de los pacientes con alto riesgo.

“Se pudo ver que, a diferencia de la subvariante BA.5, que predomina y fue neutralizada por un anticuerpo aprobado y dos cócteles de anticuerpos, la subvariante BQ.1.1 no pudo ser neutralizada ni con anticuerpos individuales ni con cócteles”, menciona el Instituto Leibniz para la investigación de primates. 

La petición de los expertos es que en las zonas donde predomine BQ.1.1 no se use nada más el anticuerpo monoclonal y se considere la administración de otros medicamentos como molnupiravir o paxlovid.

Que BQ.1.1 resista todo lo que se tiene hasta el momento asusta, pero los investigadores se espantaron un poco más cuando vieron que dicha subvariante ya resiste una nueva terapia con anticuerpos que se encuentra a punto de ser aprobada en los Estados Unidos.

“El desarrollo cada vez mayor de la resistencia de los anticuerpos de las variantes del SARS-CoV-2 exige el desarrollo de nuevas terapias con anticuerpos dirigidas en específico a las variantes virales actuales y futuras”, informa la institución alemana.