La Secretaría de Salud anunció la implementación de tres campañas para enfrentar la caída de vacunas generada por el coronavirus, aplicándose las inyecciones del Virus del Papiloma Humano (VPH), la vacuna hexavalente y la influenza.

Se sabe que el Virus del Papiloma Humano (VPH) se encuentra asociado con el cáncer cervicouterino en mujeres y otros cánceres en ellas y en los varones, por lo que su implementación es importante para cuidar la salud de las pequeñas.

Vacuna contra VPH: ¿Cuándo se aplicará?

El Virus del Papiloma Humano (VPH) pertenece a la familia de los Papilomavirus, que son un grupo de aproximadamente 200 virus que causan una infección viral. Dicha infección puede favorecer la aparición de verrugas o diferentes tipos de cáncer.

Entre los papilomavirus virus hay 35 que pueden ocasionar lesiones tanto benignas como malignas.

Resulta importante saber que el Virus del Papiloma Humano (VPH) es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) que se contrae durante el contacto sexual con genitales infectados mediante el sexo anal, oral o vaginal.

Las personas se infectan por medio de una pequeña herida abierta en la piel y se trata de la ETS más frecuente en las personas sexualmente activas.

El VPH no causa síntomas, aunque algunas personas pueden padecer verrugas genitales. El diagnóstico de la enfermedad se hace a partir de un examen de papanicolau + colposcopía y de ser necesario, con una biopsia del cérvix (se extrae un pedazo de cérvix para su estudio).

También se pueden hacer análisis de sangre para determinar si se tiene alguno de los 35 tipos del virus que puede provocar cáncer.

La vacunación contra VPH generalmente está dirigida a niñas de 9 a 10 años, pero ahora se incluirá:

  • adolescentes de 13 a 14 años
  • mujeres cis y transgénero de 11 a 39 años que padezcan VIH

Todo esto con la finalidad de alcanzar una cobertura de 2.5 millones de personas.

La aplicación de la vacuna contra el VPH iniciará el 21 de noviembre y terminará el 31 de diciembre de 2022.

¿Hay cura para el VPH?

Actualmente el VPH no tiene cura, aunque las verrugas pueden quitarse por sí solas o con tratamiento y las lesiones precancerígenas o cancerígenas pueden ser tratadas con cirugía. Un estilo de vida saludable, hacer ejercicio y no fumar puede ayudar a potenciar el sistema inmune y manejar el padecimiento para prevenir el cáncer.