El hantavirus es un virus altamente letal que puede provocar una enfermedad infecciosa caracterizada por síntomas parecidos a los de la influenza o el coronavirus.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) ponen la tasa de mortalidad del síndrome pulmonar por hantavirus hasta en un 36%, lo que es mucho más alto que la tasa de mortalidad del coronavirus (la Organización Mundial de la Salud estima en 3.4%).

Sin embargo, el hantavirus se transmite a través del contacto con el excremento, la orina o la saliva de roedores, principalmente el ratón ciervo y no de persona a persona, como es el caso del covid-19.

Lo que debes saber del hantavirus

El hantavirus es mortal, pero el riesgo de infección es muy bajo. Desde enero de 2017, sólo han existido 728 casos de enfermedad por hantavirus en los Estados Unidos, reportan los CDC.

La mejor opción para prevenir el hantavirus es evitar los roedores y sus hábitats.

Estos son algunos de los síntomas del hantavirus:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolores musculares
  • Dolores de cabeza
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor abdominal

Después de 4 días comienzan a presentarse síntomas más graves como:

  • Tos con secreciones
  • Falta de aire
  • Acumulación de líquido en los pulmones
  • Presión arterial baja
  • Reducción de la eficiencia del corazón

“Después de inhalar el hantavirus, este alcanza los pulmones y comienza a invadir unos pequeños vasos sanguíneos llamados ‘capilares’ hasta que, finalmente, causa filtraciones. Luego, los pulmones se llenan de líquido, lo que puede desencadenar cualquier problema respiratorio asociado con el síndrome pulmonar por hantavirus”, de acuerdo con información de Mayo Clinic.