Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Así es el cerebro al padecer anorexia o bulimia

La estimulación del apetito está invertida en quienes los padecen

RedacciónNov 14, 2016 
Tiempo de lectura: 2 mins.

Lo + leído

La anorexia y la bulimia son los principales trastornos alimenticios que afectan a millones de personas en todo el mundo, sobre todo a jóvenes quienes por no subir de peso, dejan de comer o vomitan lo ingerido.

Las personas que padecen estos trastornos, suelen tener una imagen distorsionada sobre sí mismos además de que perciben de diferente manera la comida, ¿por qué?

Investigadores de la Universidad de Colorado, Estados Unidos, indican que los patrones normales de estimulación de apetito en el cerebro, están invertidos en los pacientes con cualquiera de los trastornos debido a que no están regulados por la región cerebral del hipotálamo.

Guido Grank, autor principal del estudio y profesor de Psiquiatría y Neurociencia, explica que decidió investigar sobre las jerarquías en el cerebro que gobiernan el apetito y la ingesta de alimentos, con el fin de conocer las razones neurológicas detrás dee ellos.
La investigación
Grank y su equipo de investigadores, realizaron 26 escáneres cerebrales a mujeres sanas y a otras con anorexia o bulimia.

A las participantes se les dio a probar una solución azucarada para conocer si tenían alteraciones cerebrales en la región del gusto y apetito.
Los resultados
El principal hallazgo fue que quienes tenían anorexia o bulimia, tenían dañada la estructura de las vías cerebrales que regulan el apetito y gusto, mientas que las mujeres sanas no tenían ningún cambio.

De igual manera, se descubrió que quienes no tienen trastornos, el hipotálamo funcionaba diferente ya que favorecía la alimentación.

En cambio en las mujeres con algún trastorno, las conexiones con el hipotálamo eran más débiles y la información iba en la dirección opuesta, lo que anulaba el hipotálamo y las señales para ingerir alimentos.

“La región del cerebro encargada del apetito es la encargada de impulsarte a buscar algo de comer. Pero en pacientes con anorexia o bulimia nerviosa no sucede así", concluyen los investigadores.

(Con información de 20 minutos)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda