Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Várices? Conoce las complicaciones más peligrosas de la obesidad

El sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de muertes en el mundo.

INGRID SILVASep 07, 2021 
Tiempo de lectura: 4 mins.
Fotografía: Salud con lupa

Lo + leído

Conforme información de la Secretaría de Salud (Ssa), la obesidad es una enfermedad crónica que se desarrolla cuando existe un exceso de tejido adiposo o grasa en el cuerpo y en ese sentido, información publicada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advierte por las complicaciones de la obesidad más peligrosas para la salud. Conócelas.

La obesidad se manifiesta cuando se consume mayor cantidad de alimentos a los requeridos en función de las necesidades del organismo, aunado a la falta de actividad física.

Te recomendamos: 7 beneficios del tamarindo para tu salud que debes conocer

Además de lo anterior, la Ssa refiere que el sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de muertes en el mundo. Cada año fallecen por lo menos 2.8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad. Además, el 44% de la carga de diabetes, el 23% de la carga de cardiopatías isquémicas y entre el 7% y el 41% de la carga de algunos cánceres son atribuibles al sobrepeso y la obesidad.

Las 10 complicaciones de la obesidad más peligrosas para la salud

Así, la UNAM advierte que el exceso de grasa corporal puede afectar órganos y sistemas y el riesgo aumenta con el grado de obesidad, además, las peores complicaciones de la obesidad son las siguientes:

1. Hipertensión, falla cardíaca congestiva, várices. Embolismo coronario y enfermedad coronaria.

2. Síndrome metabólico, diabetes tipo 2, dislipidemia, síndrome de ovario poliquístico, desórdenes menstruales, infertilidad y síndrome de Cushing.

3. Reflujo gastroesofágico, enfermedad hepática no alcohólica, colelitiasis, hernias y cáncer de colon.

4. Hiperuricemia y gota, inmovilidad, osteoartritis, dolor en la espalda baja y síndrome del túnel carpiano.

5. Apnea obstructiva del sueño, síndrome de hiperventilación, asma y síndrome de pickwick.

6. Baja autoestima, calidad de vida alterada, depresión y trastorno por atracón.

7. Estrías, dermatitis por estasis, celulitis, acantonas nigricans, intertrigo y también hidradenitis superlativa.

8. Infarto cerebral, hipertensión intacraneal idiomática, meralgia parestésica.

9. Demencia.

10. Incontinencia urinaria, glorumelopatía relacionada a obesidad, cálculos renales, hipogonadismo, cáncer de mama, cáncer de útero y complicaciones en el embarazo.

¿Cuáles son las causas del sobrepeso y la obesidad?

La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es el desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas que se cede deber a:

- Un aumento en la ingesta de alimentos hipercalóricos que son ricos en grasa, sal y azúcares pero pobres en vitaminas, minerales y otros micronutrientes.

- El descenso en la actividad física como resultado de la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, de los nuevos modos de desplazamiento y de una creciente urbanización.

- Los cambios en los hábitos de alimentación y actividad física que son consecuencia de cambios ambientales y sociales asociados al desarrollo y de la falta de políticas de apoyo en sectores como la salud; agricultura; transporte; planeamiento urbano; medio ambiente; procesamiento, distribución y comercialización de alimentos, y educación.

¿Cómo reducir el riesgo de sobrepeso y obesidad?

El sobrepeso y la obesidad, así como sus enfermedades no transmisibles asociadas, son en gran parte prevenibles, indica la Ssa:

“Para apoyar a las personas en el proceso de realizar elecciones, de modo que la opción más sencilla sea la más saludable en materia de alimentos y actividad física periódica, y en consecuencia prevenir la obesidad, son fundamentales unas comunidades y unos entornos favorables”.

Las recomendaciones en el plano individual son las siguientes:

1. Limitar la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total

2. Aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos

3. Limitar la ingesta de azúcares

4. Realizar una actividad física periódica

5. Lograr un equilibrio energético y un peso normal.

También te sugerimos: Queso protege contra problemas de memoria asociados con la edad

Finalmente, la responsabilidad individual solamente puede tener pleno efecto cuando las personas tienen acceso a un modo de vida saludable. No olvides consultar siempre con un especialista.

Con información de: Secretaría de Salud, Universidad Nacional Autónoma de México y Alimentación para la Salud

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda