Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Una lata de refresco al día puede causar hígado graso

El hígado graso surge por una acumulación de grasa en el hígado que puede evolucionar a cirrosis o cáncer

SUSANA CARRASCOJul 11, 2019 
Tiempo de lectura: 3 mins.

Lo + leído

El hígado graso surge cuando hay una acumulación de grasa en el hígado y por desgracia, pocas veces manifiesta síntomas. Existen muchas causas y un nuevo estudio reveló que el consumo de una lata de refresco al día o más puede aumentar el riesgo de padecerlo.

Los resultados de este estudio fueron presentados en la conferencia científica sobre el hígado graso en el Instituto Pasteur de París en Francia.

¿Qué puede causar hígado graso?

De acuerdo al National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, la enfermedad del hígado graso no alcohólico es una enfermedad en la que se acumula la grasa en el hígado, pero no es causada por el consumo excesivo de alcohol.


Esta enfermedad es más frecuente en personas con obesidad, diabetes tipo 2 y resistencia a la insulina y puede afectar a cualquier edad, incluso a los niños.

Normalmente no tiene síntomas, pero en algunas personas llegan a manifestarse malestares como cansancio excesivo y molestias en la parte superior derecha del abdomen.

Según el estudio realizado por investigadores franceses, consumir más de una lata de refresco al día o fumar más de un paquete de cigarrillos, son de las principales causas de hígado graso.

También encontraron que el consumo de alcohol, incluso de forma moderada, contribuye en gran medida a la enfermedad.


De acuerdo al profesor Lawrence Serfaty, del Hospital Universitario de Estrasburgo en Francia, además de los factores de riesgo que ya se conocían como la obesidad y la diabetes, ahora se ha demostrado que otros factores medioambientales también tienen un papel importante en el inicio de las lesiones hepáticas.

>>TE PUEDE INTERESAR: 7 consecuencias en la salud de tener una muela rota 

¿Cómo prevenir? 

En ese sentido, el experto sugiere que se debe proteger al hígado de forma general y para ello se deben adquirir los siguientes hábitos:

Abstenerse de tomar alcohol y refrescos

Beber al menos dos tazas de café no descafeinado al día

Practicar actividad física dos horas a la semana

Seguir una dieta balanceada

Perder peso en caso de tener obesidad

Recuerda que el hígado graso puede avanzar si no se toman medidas para controlarlo, derivando en cirrosis y hasta cáncer de hígado.

Posteriormente hay insuficiencia hepática y puede ser necesario un trasplante de hígado para que la persona pueda sobrevivir.

Ya lo sabes, cuida tu hígado porque es uno de los órganos con más funciones de tu cuerpo.

>>SIGUE LEYENDO: Reflujo constante, un síntoma de hernia de hiato




Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda