Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Un beso suave, espontáneo, mejor que un beso robado?

El 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso, fecha en la que se conmemora el beso más duradero dado por dos personas y que ocurrió en Tailandia

SUSANA CARRASCOAbr 12, 2022 
Tiempo de lectura: 10 mins.
Un mal beso es suficiente para terminar una relación, explican especialistas. Foto: PEXELS

SuMédico cuenta con la  verificación de contenidos por parte de Ericka Guevara, médico pasante, en colaboración con la Facultad de Medicina de la UNAM.

Lo + leído

Un beso en los labios es una experiencia maravillosa la mayoría de las veces, ya que se experimentan sensaciones agradables, pero ¿te has preguntado qué ocurre en tu cerebro y en tu cuerpo al dar un beso? Esto es lo que encontró la ciencia. 

Eduardo Calixto, doctor en neurociencias por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explica que un mal beso es suficiente para terminar una relación ¿Qué significa? De acuerdo con el experto, el 59% de los hombres y 67% de mujeres han dicho que un mal beso en la primera cita con la persona que nos gusta, es el dato inequívoco de que algo no va a funcionar, por lo que es posible no querer volver a salir con esa persona después de la mala experiencia.

“Cada beso genera recuerdos y sin darnos cuenta, construye (o destruye) relaciones”, detalla.

El 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso, fecha en la que se conmemora el beso más duradero dado por dos personas y que ocurrió en Tailandia para festejar el día de San Valentín en 2011; además este día tiene como objetivo el recordar la importancia que tienen los besos en las relaciones humanas y, sobre todo, de pareja.

“Un beso sencillo y espontáneo es mejor que un beso robado”

Hay que prepararse adecuadamente para besar, por lo que debemos tener en cuenta que se requiere de un preámbulo. Entre más expectativas tenemos de besar a una persona, puede ser mucho mejor.

(Foto: Pexels) 

“El cerebro entre más espera un beso, más se adapta y mayor es la liberación de dopamina, en consecuencia, son más adictivos los labios de esa persona” explica Calixto.

“Un beso suave y sencillo, de manera espontánea es mejor que un beso robado”, agrega.

Los besos disminuyen el estrés e incrementan la motivación 

El experto de la UNAM señala que con un beso en los labios se libera un cóctel de sustancias químicas en el cerebro como la oxitocina, la dopamina y la serotonina, que disminuyen el estrés, incrementan la motivación, los vínculos sociales y la estimulación sexual. 

“Al besar, hay una orquesta neuroquímica en el cerebro, activamos terminales nerviosas, todo el cuerpo se activa y se produce un agradable placer físico y psicológico”, dice.

Al respecto, Sheril Kirshenbaum, científica de la Universidad de Texas y autora de La ciencia de besar, señala que la oxitocina o la hormona del amor, brinda una fuerte sensación de apego a otra persona, es responsable de atar y mantener nuestras relaciones por un periodo largo de tiempo.

Por su parte, la dopamina, es la responsable de los sentimientos de deseo ardiente y de no poder esperar para estar con esa persona. La serotonina es responsable de los pensamientos incesantes hacia alguien, especialmente cuando besamos a alguien nuevo.

Calixto detalla que entre más besos hay con una persona, más inolvidable e inconfundible se vuelve.

“Todos hemos experimentado la magia de un beso y uno bien dado es suficiente para cambiar el destino de una relación”, explica.

Los besos aumentan el apetito sexual 

Helen Fisher, profesora de antropología en la Universidad Rutger y experta en biología del amor, detalla que el beso es fundamentalmente una cuestión química. Según explica, la saliva masculina tiene testosterona y los hombres prefieren los besos húmedos porque inconscientemente intentan transferir testosterona para provocar el apetito sexual en las mujeres.

(Foto: Pexels)  

Con el intercambio de saliva que ocurre durante un beso, también se genera un incremento en la inmunidad y un intercambio de hormonas, que hace que ambos puedan sentir deseo y pasión amorosa que culmina en un encuentro sexual, destaca Calixto.

Para saber más de...¿Cuáles son las 3 fases del amor?

La Real Academia Española señala que el amor es un sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser. El amor es un concepto universal relativo a la afinidad o armonía entre seres, cada quien vive el amor de manera diferente.
Las personas suelen iniciar una relación cuando se encuentran enamoradas de otra persona, de acuerdo con el psicólogo John Gottman, autor del libio “La nueva ciencia del amor”, el amor romántico cuenta con tres fases que están bien diferenciadas y que aparecen de forma secuencial.
La Fase 1 es llamada “limerencia” por los cambios físicos que genera. También recibe el nombre de fase de enamoramiento o de lujuria, y es la fase en la que nos encontramos más ilusionados y cuando más queremos ver a la otra persona. Nuestros sentimientos tienen que ver con la euforia y con los cambios rápidos del estado de ánimo.
Fase 2 amor romántico: Aquí surgen dudas sobre la relación y nos evaluamos si queremos seguir en la relación o si estamos con la persona correcta con la que queremos compartir nuestro tiempo. Es común que durante esta etapa existan ciertas crisis. Salir airosos de ellas hace que la relación crezca y se fortalezcan los vínculos afectivos.
Fase 3 amor maduro: Si la pareja logra superar las adversidades, alcanza esta etapa. Se caracteriza por la construcción de un compromiso real y leal. En esta etapa se valora la calma y la paz. Además se da más importancia al apego, la ternura, el afecto profundo, y el amor alcanza un nivel superior. (Con información de: La nueva ciencia del amor Y psicología y mente)

Un beso puede desencadenar el enamoramiento

El especialista también resalta que el contacto con los labios de otra persona se traduce rápidamente en información para el cerebro que nos puede decir que esa persona es inigualable y que nadie podrá besarnos de esa manera.

Es importante tener en cuenta que cada persona nos enseña a besar de una manera distinta y si lo hacemos de manera frecuente, nos daremos cuenta de que no podemos controlar la manera de besar cuando estamos profundamente enamorados.

“Los besos en los labios son el único gesto sexual bien visto en la comunidad y la respuesta neuroquímica de un beso es tan fuerte que puede desencadenar el enamoramiento”, puntualiza Calixto.

Dar besos podría ser más importante que la intimidad

Ignacio Camacho, académico de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM explica que la importancia en las relaciones afectivas de los besos tiene mucho que ver con la sensibilidad de los labios, 100 veces mayor que la de los dedos.

(Foto: Pexels) 

“Los labios son de las regiones del cuerpo con mayor representación en la corteza cerebral, y esto se relaciona con la importancia que tienen en el sistema fonoarticulador, involucrado en la comunicación verbal”, dice el experto.

Por ello, la frecuencia con que las parejas unen sus labios se vincula con la satisfacción que tienen en su relación. “Muchas veces dejan de tener ese acercamiento porque ya no son felices; aunque también puede tratarse de una cuestión cultural, de pensar que después de muchos años puede ser cursi seguir besándose”, añade.

Además, en algunas parejas, sobre todo las que tienen mucho tiempo juntas, los besos podrían ser más importantes que las relaciones sexuales, porque tienen un significado de reforzamiento de los lazos sentimentales.

¿Por qué cerramos los ojos al besar?

Los enamorados cierran los ojos al besar y de acuerdo con un equipo de psicólogos del Royal Holloway College de la Universidad de Londres, esto ocurre porque cerrar los ojos le permite a nuestro cerebro centrarse en la tarea en cuestión.

(Foto: Pexels) 

Los investigadores detallan que cuando besamos y ejecutamos al mismo tiempo otras actividades placenteras, queremos enfocarnos en el sentido del tacto más que en ningún otro, por eso tiene sentido que nuestros párpados se cierren.

“Y es que cuando distraemos a nuestro cerebro con imágenes, nuestro tacto no funciona igual de bien; a más estímulo visual, menos sensibilidad táctil”, agregan.

¿Cuál es el origen de los besos en los labios?

Pocos lo saben, pero el beso en los labios es una evolución, es una parte de nuestra herencia que hemos obtenido de los simios.

De acuerdo con el doctor Calixto, en el inicio de la vida de estos mamíferos, la madre tiene que masticar los alimentos y dárselos directamente en la boca.

Gradualmente, con la evolución del cerebro, los humanos hemos tomado ese comportamiento como un aspecto fundamental para poder tener pareja

Los besos nos emocionan en menos de 300 milisegundos

La sensibilidad de los labios y las múltiples terminaciones nerviosas que hay en esa parte del cuerpo permiten que el cerebro reciba las sensaciones de manera intensa.

De hecho, según Calixto, en menos de 300 milisegundos antes de un beso, todo el cuerpo incrementa adrenalina, dopamina, serotonina, oxitocina y, además, hay una disminución de cortisol, la hormona del estrés.  Todo ello hace que la tensión arterial aumente, al igual que el ritmo cardiaco, respiramos más profundo y sentimos mucha energía.

(Foto: Pexels) 

La sensación es tan agradable, que poco a poco, el cerebro hace que se convierta en deseo, se segregan neurotransmisores que crean una sensación de plenitud.

“Si algo puede hacer que a una persona se le quite el estrés, es un buen beso, genera felicidad y nos relaja muscularmente”, dice.

Cuando besamos, analizamos la información de esa persona

Sheril Kirshenbaum puntualiza que cuando besamos a alguien nos ponemos muy cerca de la otra persona, entramos en su espacio personal. Sin darnos cuenta, comenzamos a usar nuestro sentido del olfato, gusto y tacto, para tener pistas sobre cuán compatibles somos con esa persona.

(Foto: Pixabay) 

Las mujeres se sienten más atraídas a hombres con diferentes genes a los propios, por una cuestión del sistema inmunológico. Les atrae el aroma determinados hombres, sin saber por qué están sintiéndose de esa manera.

“Experimentos científicos han revelado que las mujeres parecen descifrar inmediatamente si alguien es un buen complemento genético pues, en el futuro, eso sería bueno para sus hijos”, dice la experta.

“Pero más allá de eso, más de la mitad de hombres y mujeres respondieron a un sondeo y dijeron haber finalizado una relación amorosa sólo por un mal beso”, agrega.

En algunos casos también se ha visto que es más importante el primer beso que la primera relación sexual. Después de besar a alguien la primera ocasión pueden cambiar los parámetros de atracción, y ésta puede aumentar o disminuir, dice por su parte el académico Camacho.

 “Un beso bien dado es tan adictivo como una droga”

Según los expertos, la manera de besar de cada uno es diferente por lo que debemos preguntarnos si nos gustan los besos de esa persona.

El doctor en neurociencias de la UNAM dice que un beso bien dado es tan adictivo como una droga, porque disminuye la sensación de dolor y genera mucha emoción, factores que hacen que los besos en los labios sean una fuente de hormonas del bienestar que nos lleven a querer seguir besando para tener estas sensaciones.

“Construir una relación a través de los besos nos engancha; la próxima vez que te preguntes por qué quieres tanto a esa persona, una de las preguntas fundamentales es qué tanto la has besado”, asegura.

¿Qué tan saludable es besar?

Según Kirshenbaum, mucho pues aunque mucha gente se preocupa por las bacterias y los virus que hay en un beso, en realidad hay un riesgo más alto de atraparlos en un apretón de manos que en un beso. 

(Foto: Pexels) 

Al respecto, Camacho explica que en Japón, un país donde la gente no suele besarse tanto en la boca, se han hecho estudios en gente que padece alergias, como rinitis.

“Les toman muestras de sangre, les ponen música, se besan media hora y después les vuelven a tomar sangre. Ahí se ve cómo disminuyen las moléculas involucradas en las alergias; así, parece ser que besar es un buen relajante y alternativa contra las alergias”, detalla.

Ese resultado puede deberse a que las emociones a nivel del sistema nervioso central repercuten en otros sistemas, como el endócrino e inmunológico. El experto indica que “no sólo es por los elementos de la saliva, sino porque se pueden dar cambios a nivel cerebral que repercuten en esa respuesta benéfica”

Por su parte, Kirshenbaum concluye que “besar es muy bueno porque minimiza el estrés, disminuye la presión arterial, y puede dar punto de vista positivo, haciéndote sentir bien y fortaleciendo los lazos sociales”.

(Con información de UNAM, BBC, Muy Interesante y Rocha informa)

Trivia

Tema: besos Tema: loquedebessaber

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda