Más fácil ya no se puede, dicen investigadores un estudio que encontró que por lo menos hacer dos minutos de actividad física intensa al día pueden ser suficientes para vivir más años

Las recomendaciones de la actividad física necesaria para llevar una vida saludable cada vez se reducen más ante el hecho de que la mayoría de la gente lleva una vida sedentaria caracterizada por una falta de tiempo no solo para hacer ejercicio sino para descansar y tener actividades de ocio. 

De tal forma que las recomendaciones de ejercicio han sufrido modificaciones cada vez más drásticas. Se pasó de recomendar una hora de ejercicio, después 45 minutos, luego 30 minutos, luego 15 minutos y ahora 2 minutos. 

Dos minutos de actividad física intensa al día, es lo mínimo que debes hacer para mantenerte sano

A estos escasos minutos de ejercicio, los investigadores le denominan actividad física vigorosa intermitente de estilo de vida (vigorous intermittent lifestyle physical activity o VILPA).  

(Foto: Especial)

Se definen como pequeños instantes de movimiento intenso que ocurren de forma accidental por los requerimientos del ritmo acelerado de la vida moderna. Es decir, esos dos minutos en los que caminas a paso rápido o incluso corres para alcanzar el camión o cuando no sirve el elevador de tu trabajo y subes 6 pisos por las escaleras. 

No es ejercicio como tal pero es mejor que nada y ayuda a combatir otro término que los científicos llaman Not Exercise Activity Thermogenesis (NEAT) y en español, Actividad sin ejercicio Termogénesis. 

Los investigadores Matthew N Ahmadi y Emmanuel Stamakys, profesores de la Facultad de Medicina y Salud de la Universidad de Sydney examinaron los índices de VILPA con la aparición de enfermedades cardiovasculares y mortalidad por cáncer en 25 mil 241 personas no deportistas con una edad media de 61.8 años. 

Hicieron un seguimiento promedio de 6.9 años, un periodo en el que hubo 852 muertes. Gracias a medidores de actividad se pudo observar que son solo tres series de uno o dos minutos de actividad física vigorosa en la vida cotidiana, había una reducción del 38 al 40% en todas las causas y riesgo de muerte por cáncer y del 48 al 49% en el caso de enfermedades cardiovasculares

(Foto: Especial)

Si la actividad física vigorosa aumentaba hasta 4.4 minutos por día existía una reducción del 26 al 30% en el riesgo de mortalidad por cáncer y del 32% al 34% en el riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular. 

Las conclusiones del estudio sugieren que para las personas que no hacen ejercicio o no les gusta hacer, con que hagan mínimo 2 minutos de actividad física vigorosa puede ser suficiente para reducir el riesgo de padecimientos. 

Cabe recordar las recomendaciones de la OMS sobre la actividad física mínima necesaria para mantener un buen estilo de vida: 

  • Niños y adolescentes: 60 minutos de actividades físicas moderadas a intensas diariamente.
  • Adultos: Entre 150 y 300 minutos semanales 
  • Mayores de 65 años: Entre 150 y 300 minutos semanales además de la realización de rutinas para mantener la resistencia, el equilibrio y la coordinación. 

SIGUE LEYENDO: 

(Con información de El Mundo)