FUMAR

Fumar no ayuda a adelgazar: estudio

Por más que se quieran buscar cosas buenas que aporta el tabaco a la salud, no las hay y un nuevo estudio ha desmentido la idea de que fumar puede ser bueno para adelgazar

Fumar no ayuda a adelgazar
Fumar no ayuda a adelgazar Créditos: (Canva)
Escrito en VIDA SANA el

A lo largo del tiempo ha surgido el mito que señala que fumar puede ayudar a adelgazar, sin embargo, un nuevo estudio indica que hacerlo no adelgaza y a continuación, te contamos más.

Por más que se quieran buscar cosas buenas que aporta el tabaco a la salud, no las hay y un nuevo estudio ha desmentido la idea de que fumar puede ser bueno para adelgazar.

Fumar no ayuda a adelgazar y esto dice el estudio

Una nueva investigación encontró que fumar puede aumentar la grasa del abdomen, especialmente la que se encuentra en lo profundo de la cavidad abdominal y los investigadores indican que comenzar a fumar, así como fumar durante toda la vida, puede aumentar la grasa visceral, una grasa no saludable que se asocia con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular, enfermedad cardíaca, diabetes y demencia. 

“También descubrimos que el tipo de grasa que aumenta es más probable que sea la grasa visceral, en lugar de la grasa justo debajo de la piel. La influencia del tabaquismo en la grasa abdominal parece ocurrir independientemente de otros factores como el nivel socioeconómico, el consumo de alcohol, el TDAH o el grado de riesgo que alguien toma”, dijo el doctor Germán Carrasquilla, autor principal del estudio.

“Desde el punto de vista de la salud pública, estos hallazgos refuerzan la importancia de realizar esfuerzos a gran escala para prevenir y reducir el tabaquismo en la población general, ya que esto también puede ayudar a reducir la grasa visceral abdominal y todas las enfermedades crónicas relacionadas con ella. Reducir un riesgo importante para la salud en la población reducirá, indirectamente, otro riesgo importante para la salud", dijo el especialista.

Los fumadores tienen más grasa abdominal

Los investigadores observaron que las personas que fuman suelen tener un peso corporal menor que las personas que no fuman, pero también tienen más grasa abdominal y visceral.

Hasta ahora, no estaba claro si la grasa visceral en los fumadores era causada directamente por el tabaquismo u otros factores. Como parte de su estudio, los investigadores de Copenhague utilizaron un tipo de análisis estadístico para determinar si fumar aumentaba la grasa abdominal.

Utilizaron resultados de diferentes estudios genéticos para encontrar si existía una relación causal entre fumar y un aumento de la grasa abdominal, también conocida como adiposidad abdominal.

Examinaron estudios genéticos previos para identificar genes relacionados con el hábito de fumar y con la distribución de la grasa corporal. A partir de ahí, utilizaron esa información genética para establecer si las personas que tenían genes asociados con el hábito de fumar generalmente tenían una diferencia en la distribución de su grasa corporal.

"Nuestro estudio demostró que el inicio del tabaquismo y el tabaquismo durante toda la vida pueden aumentar causalmente la adiposidad abdominal, como lo indica una mayor proporción cintura-cadera... Si bien no encontramos evidencia de una asociación entre la pesadez del tabaquismo y la distribución de la grasa abdominal, nuestro análisis causal inverso indicó que una mayor adiposidad abdominal puede aumentar claramente la pesadez del tabaquismo”, escribieron los autores del estudio.

Para enterarte de toda la información que necesitas sobre salud y bienestar síguenos en Facebook y TikTok.