El equilibrio emocional hace referencia precisamente al justo balance entre las fuerzas internas de cada individuo que lo llevan a estar en paz tanto consigo mismo como con el mundo que le rodea. Y es que el equilibrio es el estado de un cuerpo cuando la suma de todas las fuerzas y momentos que actúan en él se contrarrestan.

Este término proviene del latín aequilibrium, que se compone de aequus, el cual significa igual, mientras que libra, balanza. El equilibrio emocional se puede lograr a través del equilibrio abdominal.

Por si no lo sabías la musculatura abdominal tiene dos funciones en el movimiento humano, por un lado, realiza el movimiento específico de la flexión del tronco hacia delante, la flexión del tronco lateral y la rotación del tronco, y por el otro, actúa como estabilizador del tronco y de la región lumbar.

¿Qué hacer para tener un equilibrio emocional a través de un equilibrio abdominal?

La receta no es tan complicada, debes de mantenerte constante en tu rutina de abdominales y mantener una dieta rica en nutrientes.

No solamente sirve para aumentar la confianza en uno mismo. La mejor forma de evitar lesiones, ya sea en el gimnasio, en casa o en el trabajo, es fortalecer el core, un concepto netamente funcional que engloba la parte central del cuerpo.

Diversos estudios han demostrado que las actividades de la vida diaria, laborales o de ejercicio se realizan de forma más eficiente si todo el cuerpo está correctamente alineado y estable a la hora de hacerlas.

¿Cómo ejercitar y lograr tanto el equilibrio emocional como abdominal?

Incorpora esta serie de ejercicios junto con algunos consejos profesionales para asegurarte de que los ejecutes a la perfección. Te proporcionamos algunos ejemplos de los mejores entrenamientos de la actualidad.

Transforma los 6 ejercicios en un circuito de abdominales. Intenta hacer dos series de cada movimiento, descansando 30 segundos entre cada serie.

  • Plancha rígida

Foto: Canva

No necesitas de ningún equipamiento, es trabajo con tu propio peso.

Colócate boca abajo en el suelo y ponte en posición de plancha con los antebrazos apoyados en el suelo. Asegúrate de que los codos están alineados debajo de los hombros y las manos cerradas en puños.

Los antebrazos deben estar paralelos entre sí. Mantén la posición de 10 a 20 segundos por serie.

  • Dead bag o bicho muerto

Foto: Canva

Ahora la posición es boca arriba en el suelo con los brazos estirados por encima de los hombros.

Para empezar, coloca las rodillas directamente sobre las caderas y flexiona la rodilla para que la pantorrilla forme un ángulo de 90 grados con el muslo. A continuación, baja simultáneamente el brazo izquierdo por encima de la cabeza mientras estiras la pierna derecha, dirigiéndola hacia el suelo.

Haz una pausa, vuelve a la posición inicial y repite en el lado opuesto. Haz 14 repeticiones alternas para completar una serie.

Asegúrate de que la parte inferior de la espalda permanezca en contacto con el suelo e intenta mantener la respiración lo más regular posible. Este movimiento ayuda a entrenar la coordinación izquierda derecha entre las extremidades superiores e inferiores, lo que también puede ayudar a mejorar la función cognitiva.

  • Estiramiento de espaldas y abrazo de rodillas

Foto: Canva

Sentado abraza las rodillas pegándolas contra el pecho. Extiende simultáneamente las piernas y los brazos hacia fuera, presionando la parte baja de la espalda contra el suelo.

Mantén la posición durante cinco segundos antes de volver a curvarte hacia arriba, y completa cinco repeticiones para una serie.

Haz fuerza todo lo que puedas durante la fase de extensión y utiliza el abrazo de rodillas para la recuperación. No te relajes del todo, piensa en ello como si estuvieras sujetando un crunch.

  • Flexión lateral con mancuerna

Foto: Canva

Colócate de pie con los pies separados a la anchura de las caderas y sujeta una mancuerna con la mano derecha, con la palma hacia dentro, en dirección al torso.

Mantén la espalda recta, activa el abdomen e inclínate hacia un lado todo lo que puedas, pero sólo por la cintura.

Aguanta un segundo en la parte inferior de la amplitud de movimiento y vuelve a la posición inicial para realizar una repetición. Haz entre 12 y 20 repeticiones por serie.

Utilizar pesas te ayudará a concentrarte en mantener los abdominales contraídos durante el ejercicio para obtener los máximos resultados. El verdadero six pack no es el levantamiento en sí, sino la sensación de ardor que sientes durante el proceso.

  • Sentadilla con barra

Foto: Canva

Con los pies separados a la altura de los hombros, levanta una barra de la plataforma, centrándola uniformemente sobre los hombros.

Esta versión de la sentadilla se centra en la zona abdominal, no en las piernas, por lo que debes usar mucho menos peso del que usarías para una sentadilla de espalda tradicional.

Mueve los glúteos hacia atrás como si estuvieras bajando a una silla, doblando las rodillas lo más profundamente posible. Presiona con los talones para volver a la posición inicial durante una repetición. Haz 12 repeticiones en una serie.

Mantén la tensión en los abdominales durante todo el movimiento. Una vez que domines el movimiento, puedes añadir más peso a la barra. Pero aumentando poco a poco, te librarás de las lesiones.

  • Bird Dog, fuerza y prospección

Foto: Canva

Colócate en posición de mesa, con los hombros alineados con las muñecas y las caderas, con las rodillas.

Contrae el abdomen mientras levantas simultáneamente el brazo derecho y la pierna izquierda. El pie debe estar flexionado al dar la patada hacia atrás y la palma de la mano debe mirar hacia el cuerpo.

Haz una pausa de un segundo cuando el brazo y la pierna estén a la misma altura que el torso y, a continuación, haz que el codo y la rodilla se toquen por debajo del cuerpo. Repite en el otro lado para una repetición, y haz cinco repeticiones para una serie.

Ten cuidado de no hiper extender los codos. Mantén una ligera flexión dispara esos tríceps, el cuello largo mirando hacia abajo y unos centímetros delante de ti. Usa la parte de exhalación de cada respiración para crear tensión.

(Con información de la Dirección General de Educación Normal y Fortalecimiento, Secretaría de Educación, Sports Health y el Instituto Nacional de Psiquiatría)