Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

“Se mezclaron los días con las noches; llegué a tener alucinaciones"

Martyna afirma que no poder dormir “es un castigo del destino increíblemente enorme. Es algo que nos puede destruir la vida por completo. No lo deseo a nadie”.

FERNANDO GUEVARAMar 17, 2022 
Tiempo de lectura: 9 mins.
(Foto: Especial)

Lo + leído

Por la pandemia y la depresión que le provocó el aislamiento, Martyna Janas comenzó a tener problemas para dormir. Cuando empezaron los casos de covid tenía 25 años y hoy está próxima a cumplir 28 y el insomnio persiste.

Martyna es de origen polaco y actualmente vive en México ya que vino a hacer un voluntariado por parte de la Unión Europea.

“El confinamiento por culpa de la pandemia de covid-19, me hizo sentir deprimida. Vivía fuera de mi país, lejos de mi familia, ya que yo vivía en España. Antes de que llegara el covid a mi vida yo asistía a clases en español, pero el coronavirus cambió todo”.

Cuenta que de repente suspendieron todo, confinaron a la gente y no podía salir de su pequeño departamento, “sabía que eran mis últimos meses en España, que dentro de pronto volvería a Polonia y no podía usar mi tiempo apropiadamente”.

Pese a que Martyna vivía al lado de la playa y el océano, no podía disfrutarlos; relata que gastaba mucho dinero en la renta del departamento pero no le servía de nada estar ahí. “Me sentía inútil y patética. Pensaba que perdía mi tiempo. Tenía obsesión de desarrollarme, crecer, aprender, descubrir  y no podía hacer nada de esto”.

El problema del insomnio de Martyna fue tal que “se me mezclaron los días con las noches. No podía dormir por la noche y luego dormía hasta las 2 del siguiente día. Pasé 50 días sin salir de la casa y ahí inició la pesadilla de no poder dormir”.

El 18 de marzo se conmemora el Día Mundial del Sueño.

(Foto: Facebook de Martyna Janas)

¿Por qué a las personas les cuesta dormir?

El doctor Miguel Ángel Collado Ortiz, neurólogo del Centro Médico ABC, platicó en exclusiva con SuMédico. Explicó cuáles son los principales problemas que tienen las personas para poder dormir de manera adecuada.

“Uno de los principales factores del mal dormir son los malos hábitos y la mala higiene del sueño que los pacientes a lo largo de su vida van acumulando. Esto se va orquestando desde edades muy tempranas, en donde el paciente se desvela por distintas cuestiones, a veces por factores sociales, por factores laborales, y también por cuestiones de diversión”.

Señala también algunos factores como la falta de ejercicio, tener malos hábitos como ocupar mucho los dispositivos electrónicos antes de dormir y ver televisión, “todo eso va repercutiendo en la calidad e higiene del sueño”.

¿Cuántas personas en México padecen de trastornos del sueño?

De acuerdo a la Clínica de Trastornos del Sueño de la UNAM, alrededor del 45 por ciento de la población adulta presenta mala calidad del sueño. Lo anterior se refleja en la dificultad que las personas tienen para levantarse, así como la constante somnolencia y el cansancio durante las primeras horas de la mañana.

Aunque no existen cifras oficiales de cuántas personas en el mundo padecen de problemas de sueño, el especialista, Miguel Ángel Collado señala que los números no son muy distintos a los de México a nivel mundial, ya que se calcula que el 40 por ciento de la población mundial padece de algún trastorno del sueño.

Indica que los principales trastornos del sueño que afectan a nivel mundial son:

  • el insomnio
  • la hipersomnia
  • ronquido
  • y otros trastornos del movimiento o conductas anómalas del sueño como el ser sonámbulo.

La depresión tiene efectos sobre el sueño

De acuerdo al Instituto del sueño (Clínica de investigación de trastornos y alteraciones del sueño, patologías neurológicas y respiratorias), aproximadamente, el 80 por ciento de los pacientes con depresión se quejan de un deterioro tanto en la cantidad como en la calidad de su sueño.

La alteración del sueño asociada más frecuentemente a un episodio depresivo mayor es el insomnio. Son habituales los problemas para iniciar y mantener el sueño.

Se agudizó el insomnio de Martyna

Al regresar a Polonia, Martyna terminó con su novio y el problema de insomnio se intensificó. “No dormí los 20 días siguientes, luego unas horas y otra vez 2 semanas casi nada. Estaba tan cansada que incluso tenía alucinaciones”.

“Cuando empecé a trabajar y a recibir tratamiento de psiquiatra, dormía mejor. Pero luego me mudé a México, con diferencia de horario de 7 horas y al principio fue muy difícil acostumbrarse”, indica Martyna.

La mayoría de personas debe dormir al menos 7 horas diarias

  • La Clínica Mayo indica que los bebés de 4 a 12 meses deben dormir de 12 a 16 horas al día, incluidas las siestas.
  • Los niños de uno y dos años deben dormir de 11 a 14 horas diarias, incluidas las siestas. Mientras que los menores de 3 a 5 años deben dormir entre 10 y 13 horas al día.
  • Los niños de entre 6 y 12 años deben dormir de nueve a 12 horas diarias y los de grupo de edad de entre 13 y 18 años deben hacer de 7 a 10 horas al día, mientras que los adultos deben tener al menos 7 horas de sueño por la noche.

Aunque las horas de sueño son variables, el especialista sugiere dormir al menos ocho horas, “se recomienda que los pacientes duerman aproximadamente ocho horas, aunque puede haber variaciones por grupos de edad y por factores individuales”.

(Foto: Freepik)

¿Qué significa dormir bien?

“Las organizaciones internacionales de sueño mencionan que el dormir bien significa dormir cierto tiempo, pero que la calidad del sueño sea adecuada. Es decir, que al día siguiente el paciente se sienta descansado, con energía para poder llevar sus actividades cotidianas”, indica el especialista.

Las personas con problemas de sueño no deben automedicarse

Miguel Ángel Collado indica que una persona que no puede dormir bien debe de tratar de acercarse con un médico especialista en sueño, el cual deberá hacerle un abordaje y darle el tratamiento indicado, pero no se recomienda la automedicación.

“Es importante evitar que el paciente por recomendaciones de amistades o familiares empiecen a consumir un medicamento porque eso en ocasiones en lugar de ayudarle con su trastorno de sueño, a la larga lo puede empeorar”, indica Collado.

El mal dormir afecta a la salud de diferentes maneras

El especialista también explica los problemas a la salud que genera el no poder dormir bien, ya que esto puede producir problemas de concentración, fallas en la memoria, dolor de cabeza y falta de concentración.

“La apnea del sueño (trastorno del sueño potencialmente grave en que la respiración se detiene y recomienza en repetidas veces) y otros problemas para dormir pueden repercutir también en la elevación de la presión arterial, elevación de la glucosa, aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca y cerebrovascular, y a largo plazo puede llegar el paciente a tener predisposición a enfermedades neurodegenerativas como es el Alzheimer o el Párkinson”, explica Collado.

(Foto: Freepik)

No poder dormir es desesperante

Martyna señala que actualmente toma antidepresivos y pastillas para dormir que le ayudan a dormir mejor: sin embargo, hay días en los que aún tomando las dosis indicadas tiene problemas para conciliar el sueño.

“Hay veces en los que me siento muy cansada y pierdo la paciencia, el no poder dormir es desesperante.  No es justo, no lo merezco. Sueño con poder dormir bien dos noches seguidas No poder dormir es un castigo del destino increíblemente enorme. Es algo que nos puede destruir la vida por completo. No lo deseo a nadie”, indica Martyna.

Recomendaciones para poder dormir mejor

El doctor Miguel Ángel Collado da la siguientes recomendaciones para los pacientes que tienen problemas para dormir:

  • Hacer ejercicio y de preferencia en la mañana
  • Antes de dormir que se evite cualquier sustancia estimulante como café o té
  • No cenar demasiado pesado
  • Se evite el uso de tv y aparatos electrónicos antes de dormir
  • Tratar de no leer antes de dormir
  • Al momento de acostarse, apagar la luz y concentrarse únicamente en dormir
  • Se recomienda también de preferencia que el paciente trate de seguir un mismo horario de sueño
  • Tratar en lo posible que el paciente no se preocupe por su mal dormir, porque el estrés es un aspecto que empeora cualquier aspecto del sueño.

Las recomendaciones tanto del especialista Miguel Ángel Collado como las de Martyna para las personas que padecen problemas de sueño son buscar a un especialista y atender el problema:

“Si una persona empieza a notar que no duerme se debe buscar atención médica, de preferencia en una clínica especialista del sueño”,

“Hay que visitar un médico. Esto no es un juego. No se puede esperar y tener esperanza que el mal dormir pase solo. Es una enfermedad que hay que curar cuando antes”, finaliza Martyna.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda