Babo, rapero mexicano y líder de Cartel de Santa informó en años pasados que una de sus tantas modificaciones corporales incluye un procedimiento fuera de lo común. 

Se trata de una modificación corporal llamada Pearling que consiste en hacer incisiones en la superficie del p3n3 e insertar una especie de pequeñas canicas o perlas debajo de la piel. Esto con el supuesto propósito de aumentar el placer en la intimidad.

Según Babo él hizo el diseño de sus perlas y cuenta con seis canicas y dos “ribs” o costillas, que son otra modificación con el mismo objetivo. 

¿Qué riesgos a la salud supone hacer este tipo de modificaciones corporales? Te explicamos. 

Los riesgos de ponerte un piercing como el que tiene Babo de Cartel de Santa 

De acuerdo con un caso de estudio publicado en la revista especializada Urology Case Reports, el pearling es una práctica en la que se insertan pequeñas cuentas debajo de la piel de los genitales. 

(Foto: Babo)

Quienes se someten a esta práctica lo hacen bajo la creencia de que esto aumentará el tamaño de sus genitales y le otorgará una herramienta para satisfacer de mejor manera a sus parejas durante la intimidad. 

Sin embargo, el pearling puede causar complicaciones severas. Para empezar es una modificación permanente en la que se insertan diversos materiales bajo la piel como metal, acero inoxidable, titanio, plástico o silicón. 

De acuerdo con el caso de estudio, el pearling puede causar con mayor probabilidad la ruptura de los condones, lo que a su vez genera un mayor riesgo de enfermedades de transmisión sexual y VIH. 

Otras complicaciones frecuentes del pearling son: 

  • Edema de p3n3
  • Infección
  • Cicatrización 
  • Dolor durante la erección
  • Erosión de la piel 
  • Fimosis
  • Abscesos en el p3n3
  • Dolor crónico
  • Disfunción eréctil 

(Foto: Canva)

Para las mujeres, el pearling también puede ser peligroso ya que puede causar abrasiones y dolor post-coital.

El pearling es una práctica mayoritariamente seguida por las personas que están en prisión. Además de que el objetivo es aumentar el placer en la pareja, otro significado que tiene es que cada canica representa un año en la cárcel. 

La mayoría de los hombres que se hacen esta modificación la realizan ellos mismos con objetos punzocortantes y sin anestesia ni medicamentos ya que se encuentran en prisión y eso lleva a muchas complicaciones y riesgos. Sin embargo, hay quien acude con perforadores corporales profesionales, lo que supone un menor riesgo de complicaciones. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Urology Case Reports)