El uso del cannabis medicinal para combatir el dolor crónico puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, de acuerdo con una investigación dirigida por la doctora Nina Nouhravesh, del Hospital Universitario de Gentofte en Dinamarca.  

El estudio se enfocó que buscar si hay efectos secundarios que afectan la salud cardiovascular por usar cannabis medicinal, como se ha visto con el uso del cannabis recreativo.

En el 2018, Dinamarca aprobó el uso de cannabis medicinal. Más de 4 milde los 1.6 millones de pacientes diagnosticados con dolor crónico en dicho país obtuvieron una prescripción de cannabis.

Consumidores de cannabis medicinal con 74% más riesgo de enfermedades cardíacas

Los participantes del estudio tenían en promedio 60 años, el 63% eran mujeres y se les hizo un seguimiento de 180 días. De los que consumían cannabis medicinal:

  • 17,8 % tenía cáncer
  • 17,1 % artritis
  • 14,9 % dolor de espalda
  • 9,8 % enfermedades neurológicas
  • 4,4 % dolores de cabeza
  • 3 % otros problemas

(Foto: Pexels)

La investigación encontró que el riesgo de sufrir una arritmia fue del 0.86% en los consumidores de cannabis medicinal y del 0.49% en los que no consumen esa planta. Además, quienes usaban marihuana medicinal tienen un 74% más de riesgo de padecer enfermedades del corazón en comparación con los no consumidores.

Sin embargo, "la diferencia de riesgo absoluto es de 1.74 puntos", explicó la directora del estudio. De igual manera, dijo que una parte de los participantes del estudio que tomaban marihuana también ingerían analgésicos, por lo que no se puede descartar que los medicamentos influyan en la aparición de las arritmias.

(Foto: Pexels)

No se sabe si los efectos negativos son por la marihuana o por otras sustancias del humo

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), explican que la marihuana puede hacer que el corazón lata más rápido y que aumente la presión arterial de una persona inmediatamente después de su consumo.

Asimismo, puede aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular y otras enfermedades cardiovasculares. La marihuana fumada proporciona tetrahidrocanabinol (THC) y otros canabinoides al cuerpo, así como muchas de las mismas sustancias que los investigadores han encontrado en el humo del tabaco, que son dañinas para los pulmones y el aparato cardiovascular.

Sin embargo, los CDC señalan que es difícil separar los efectos en el aparato cardiovascular de las sustancias químicas de la marihuana de los causados por los irritantes y las otras sustancias químicas presentes en el humo.

Por lo que se necesitan más investigaciones para comprender el impacto total que tiene el consumo de marihuana en el aparato cardiovascular a fin de determinar si su consumo conlleva un mayor riesgo de muerte.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de EFE y CDC)