Kate Winslet fue hospitalizada de emergencia luego de sufrir una lesión en la pierna tras una caída mientras filmaba su nueva película "Lee" en Croacia. 

La actriz de 46 años requirió atención médica luego de que, según los informes, se resbaló del set donde se encontraba grabando.

(Foto: 20 minutos) 

La prensa croata reportó que Winslet fue trasladada de emergencia al Hospital de Dubrovnik debido a que tuvo una aparatosa caída. ¿Qué riesgos implican las caídas? Esto es lo que debes saber al respecto.

Riesgo de caída ¿qué tan peligroso puede ser? 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) las caídas son sucesos involuntarios que hacen perder el equilibrio y dar con el cuerpo en el suelo o en otra superficie firme que lo detenga.  

(Foto: freepik) 

Según esta entidad, las lesiones causadas por las caídas pueden llegar a ser mortales, aunque en la mayoría de los casos, no lo son, pero sí pueden llevar a una hospitalización por una lesión o fractura, incluso causar una discapacidad.   

Las caídas se consideran un problema de salud pública en todo el mundo, ya que se calcula que anualmente ocurren 684 mil caídas mortales, lo que lo convierte en la segunda causa mundial de defunción por traumatismos involuntarios. 

Afortunadamente, el caso de Kate Winslet no pasó a mayores, pues se reporta que la actriz continuará filmando su papel “según lo planeado” y que el traslado al hospital fue una medida de “precaución”.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, apunta que muchos factores aumentan el riesgo de caídas, principalmente:

  • Dificultades de movilidad
  • Trastornos de equilibrio 
  • Enfermedades como presión arterial baja, diabetes o neuropatía 
  • Problemas de la vista 
  • Tener una edad avanzada 
  • Consumir alcohol en exceso
  • Reflejos lentos 
  • Efectos secundarios de medicamentos
  • Trabajo en alturas o bajo condiciones peligrosas 

¿Cómo se pueden prevenir las caídas?

 La OMS señala que hay numerosas intervenciones para prevenir las caídas durante el curso de la vida, donde se incluyen:

(Foto: Pinterest) 

  • Normas de seguridad laboral más estrictas en trabajos de alto riesgo
  • Hacer ejercicios para mejorar el equilibrio
  • Tomar suplementos de vitamina D cuando se tienen deficiencias 
  • Evitar andar en zonas peligrosas 
  • Hacerse revisiones periódicas de la vista
  • Dormir lo suficientes 
  • Levantarse lentamente al estar acostado o sentado
  • Usar zapatos antideslizantes, con suela de goma y de tacón bajo 

¿Qué hacer en caso de una caída?

Los Institutos Nacionales de Salud en Estados Unidos sugieren que, cuando ocurre una caída en casa o en cualquier otro lugar, se debe mantener la calma. Respira profundo varias veces para tratar de relajarte y permanece en el suelo o donde hayas caído durante un momento.

Esto ayudará a reponerte de la sorpresa o el impacto de haberte caído.   

Si no te has hecho daño, intenta levantarte, pero hazlo despacio y de ser posible, con asistencia de alguien más.  Levantarte muy rápido puede empeorar una lesión o alterar tu presión arterial. 

En caso de sentir dolor o detectar una lesión o traumatismo fuerte, lo mejor es pedir ayuda médica y no moverse mucho hasta que personal especializado llegue y brinde las indicaciones adecuadas.  

Para aprender más de...5 Recomendaciones para usar zapatos de tacón

¿Es malo utilizar tacones?
Los tacones son uno de los accesorios que más pueden beneficiar a un outfit, ya que pueden hacer que todo se vea mucho más estilizado y elegante. Sin embargo, informan los especialistas, utilizar tacones todos los días, sin tener consideraciones al respecto, podría ser perjudicial para la salud.
La belleza no siempre debe costar.
Si bien el uso de tacones se ha asociado a problemas articulares, estéticos y alteraciones en los pies (los más afectados), existen recomendaciones de instituciones como el Instituto Valenciano del Pie y el Centro Médico ABC, que podrían ayudarte a utilizar este tipo de calzado sin sufrir en el proceso. Es importante recordar que lo ideal es no abusar, y estar atentos a las señales de nuestro cuerpo.
1. No mayores a 4 cm.
Las instituciones como el Centro Médico ABC, informan que un tacón no debe ser mayor a 4 centímetros, pues de lo contrario, la distribución del peso podría ser anormal y se ejercería demasiada presión y fuerza en las articulaciones.
2. Evita que tengan puntas demasiado cerradas o puntiagudas.
Entre más cerradas las puntas, menor espacio tendrán tus dedos para moverse, lo que podría resultar en lesiones, incomodidades e incluso deformidades, ya que los dedos terminarán sobrepuestos uno sobre otros para poder acomodarse.
3. Alterna entre zapatos.
No es necesario que todos los días utilices zapatillas con tacón de aguja. Los expertos recomiendan que, si usarás tacones, también uses zapatos bajos, principalmente si recién comienzas con este tipo de calzado, ya que será más fácil que tus músculos no resientan el esfuerzo.
4. El dolor debe ser usado como señal.
Si algo duele, es una señal de que algo no está bien y podrías hacerte daño. Si tus pies duelen, lo ideal es que descanses, que te quites el calzado y que, incluso, cambies el estilo. No debes forzar a tus pies, ni a tus piernas a soportar el dolor.
5. Comienza poco a poco.
Lo mejor es que si no tienes experiencia con zapatos altos, no elijas unos demasiado altos de primera cuenta, ni unos con un tacón muy delgado. Es preferible que selecciones algunos de tacón corrido o grueso, de baja altura, para que poco a poco puedas ir adaptándote.