Es bien sabido que los insectos, como las moscas o las cucarachas, pueden ser realmente molestos cuando comienzan a invadir espacios de nuestro hogar. Sin embargo, vivir con ellos no es definitivo, ya que existen algunos trucos que te ayudarán a ahuyentarlos de tu casa, y nosotros te los contamos.

(foto: freepik)

Los insectos pueden ser un problema en el hogar

Cuando los insectos ingresan a nuestro hogar, en especial las moscas, cucarachas o mosquitos, estos pueden llegar a ser muy molestos y problemáticos, ya que pueden dañar la imagen de cualquier hogar e incluso causar incomodidades a quienes los miran.

Pero eso no es todo, ya que se ha observado, que algunos insectos también podrían ser causantes de problemas de salud como alergias, infecciones estomacales, e incluso enfermedades más graves como el dengue.

Además, la presencia de muchos de estos insectos también podrían alertarnos de que algo no va del todo bien en nuestra casa, ya que existen casos en que los bichos sirven como indicadores de problemas de exceso de humedad o de falta de limpieza en el hogar.

(foto: freepik)

7 trucos para ahuyentar a los insectos sin químicos

Para procurar la higiene de nuestro hogar, e incluso ahorrarnos problemas de salud, es muy importante que mantengamos lejos a los insectos, y que los saquemos de nuestra casa en caso de que ya hayan ingresado para evitar infestaciones y complicaciones.

Ahuyentar a los insectos del hogar puede lograrse incluso con el uso de remedios y productos más naturales y caseros que, además de ser amables con el ambiente, pueden ser amables con nosotros, ya que no son agresivos o dañinos con nuestro cuerpo.

Si quieres ahuyentar insectos de tu hogar, ya sea para expulsarlos o para evitar que ingresen, te recomendamos 7 de los mejores remedios que te ayudarán a lograrlo, sin tener que utilizar químicos:

  • Aceites aromáticos, como el de eucalipto, menta o cítricos, son útiles para alejar insectos como mosquitos y evitar que se reproduzcan. Puedes aplicarlos sobre la piel o rociarlos en espacios donde suelen ingresar para poder asustarlos.
  • Plantas aromáticas, como la lavanda y el laurel son muy útiles a la hora de actuar como repelentes de insectos, principalmente de moscas o cucarachas. Puedes obtener estos beneficios simplemente teniendo estas plantas en casa, machacando sus hojas o realizando infusiones.
  • Los frutos cítricos también resultan útiles a la hora de alejar insectos. Para lograrlo, se recomienda que las cáscaras de estos las piques en trozos muy pequeños y las coloques en espacios o caminos donde puedan entrar o donde se les mire de forma frecuente.
  • El vinagre de manzana suele ser muy desagradable para ellos debido a su potente aroma y los ácidos que contiene. Rocía vinagre en los espacios por donde puedan ingresar a tu hogar para evitar que ingresen.
  • Usar ajo también puede ser efectivo. Puedes hacer un repelente casero (triturando los ajos para posteriormente hervirlos) que te servirá para rociar y usar en espacios abiertos del hogar.
  • El clavo de olor es sumamente eficiente, aunque se necesitará colocar una gran cantidad de clavos de olor en un cuarto o habitación donde se quiera ahuyentar a los insectos.
  • Incienso y velas son de los métodos más conocidos y eficientes, principalmente si son de plantas o aceites esenciales, como de citronela, el limón o lavanda; puedes usarlos en exteriores o interiores, y ayudarán a mantener lejos mosquitos y moscas.

(foto: freepik)

Otros consejos para mantenerlos alejados

Si bien los remedios que antes te contamos pueden ser muy funcionales, es importante que sigas otras recomendaciones, ya que estas ayudarán a reforzar los remedios y a hacerlos más eficientes para asegurar un hogar libre de insectos:

  • Limpia de forma frecuente, mejor si es a profundidad.
  • Evita los restos de comida, ya que estos suelen atraerlos.
  • Si usas trampas para insectos, hazlo con cuidado, pues si bien son eficientes, en muchos casos pueden dar el efecto contrario y atraer a más bichos debido a los residuos que acumulan.
  • No tengas agua estancada, ni aunque sea limpia; si tienes bebederos (como los de mascotas) procura limpiarlos de forma frecuente.
  • Procura que no tengan forma de acceder o resguardarse, como grietas o agujeros en paredes o muebles; intenta que las ventanas estén bien selladas, al igual que las puertas.
  • Ten especial cuidado con la basura, ya que un desecho inadecuado podría resultarles atractivo y atraerlos.

(Con información de: Mejor con Salud, AARP, Raid, Hola, RentoKill.)