Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Quistes y miomas ¿son lo mismo en las mujeres?

Los quistes y miomas son comunes en mujeres en edad fértil pero no todas conocen sus diferencias

SUSANA CARRASCOMar 02, 2022 
Tiempo de lectura: 5 mins.
Las revisiones ginecológicas son fundamentales para detectar quistes y miomas en mujeres. Foto: PIXABAY

Lo + leído

Los quistes de ovarios y miomas uterinos son muy comunes en las mujeres, pero pocas veces podemos distinguir las diferencias entre cada uno ¿las conoces? A continuación, te decimos todo lo que debes saber de estos padecimientos.

Es fácil confundir los quistes y miomas, especialmente porque no se habla mucho al respecto, a pesar de que afectan a muchas mujeres en edad fértil.

Por ello, conocer sus características y, sobre todo, sus síntomas, es fundamental para atenderlos a tiempo y evitar complicaciones. Toma nota. 

Quistes y miomas ¿son lo mismo en las mujeres?

Estas son las diferencias entre quistes y miomas que todas las mujeres deben conocer:

Miomas uterinos 

Mayo Clinic señala que los miomas o fibromas uterinos son tumores no cancerosos del útero que a menudo aparecen durante los años fértiles. Se conocen también como leiomiomas y pueden ser de distintos tamaños, pequeños al grado de ser indetectables para el ojo humano o muy grandes que distorsionan el útero.

(Foto: Pixabay) 

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, los miomas pueden crecer:

  1. En la pared muscular del útero (miometriales)
  2. Bajo la superficie del revestimiento uterino (submucosos)
  3. Bajo la cubierta externa del útero (subserosos)
  4. En un tallo o pedúnculo largo en la parte externa del útero o dentro de la cavidad del útero (pedunculados)

Muchas mujeres tienen miomas en algún momento de su vida, pero es posible que no se den cuenta debido a que muchas veces no hay síntomas evidentes. En quienes presentan señales, se pueden distinguir las siguientes: 

  • Sangrado menstrual abundante 
  • Periodos menstruales que duran más de una semana 
  • Dolor pélvico 
  • Necesidad constante de orinar 
  • Estreñimiento
  • Dolor de espalda o piernas 

Entre las principales causas de los miomas uterinos destacan los cambios genéticos y la acción de hormonas como el estrógeno y la progesterona.

(Foto: Pexels) 

Los fibromas uterinos por lo general no son peligrosos, solo causan molestias menstruales en algunos casos. El tratamiento depende de cada caso, pero puede incluir el uso de dispositivos intrauterinos (DIU) que secreten hormonas para ayudar a reducir el sangrado abundante y el dolor, medicamentos y vigilancia cuidadosa. 

Tener miomas no suele interferir en el embarazo, solo en algunos casos puede ser un motivo de infertilidad o pérdida del embarazo, así como complicaciones como desprendimiento de la placenta o parto prematuro.

Un estilo de vida saludable como mantener un peso adecuado, comer frutas y vegetales, así como hacer ejercicio y no fumar pueden disminuir el riesgo de desarrollar los miomas.

Quistes de ovario

Los quistes de ovario son sacos o bolsas llenos de líquido que, como su nombre lo dice, afectan a un ovario o su superficie. La mayoría de los quistes ováricos no presentan molestia o si lo hacen, es muy poca y no resultan perjudiciales. Suelen desaparecer sin tratamiento en unos pocos meses.

Sin embargo, en algunos casos los quistes ováricos pueden producir síntomas graves, por lo que es necesario hacerse exámenes pélvicos regulares y familiarizarse con los síntomas que pueden indicar un problema, como:

  • Dolor sordo o intenso en la parte inferior del abdomen, del lado del quiste
  • Sensación de saciedad o pesadez en el abdomen
  • Hinchazón del abdomen

La mayoría de los quistes de ovario se producen a raíz del ciclo menstrual e influyen factores como problemas hormonales, embarazo, endometriosis, infección pélvica grave o quistes ováricos previos.

Entre las principales complicaciones de los quistes ováricos se encuentra la torsión ovárica, que causa un dolor repentino en la pelvis, náuseas y vómitos.

(Foto: Pixabay) 

El tratamiento depende de la edad de la mujer, el tipo y el tamaño del quiste, así como los síntomas que se presenten. Se pueden recomendar anticonceptivos hormonales o cirugía para eliminarlos, que se deberá acompañar de un estilo de vida saludable.

Ahora que ya conoces la diferencia entre quistes y miomas en las mujeres, puedes cuidar mejor de tu salud, recuerda que las visitas al ginecólogo son muy importantes, aunque no tengas molestias o alteraciones menstruales.

(Con información de Mayo Clinic y MedlinePlus)

Tema: Quistes Tema: miomas Tema: loquedebessaber

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda