Elon Musk, fundador de Tesla, reveló en sus redes sociales que para estar en forma toma un medicamento que es indicado para la obesidad ¿De qué se trata y qué efectos tiene? Te lo decimos.

En Twitter, el empresario de 51 años respondió a una fan que le aseguró que se veía “increíble” y que quería saber si su secreto para estar en forma era levantar pesas y comer sano.

Para sorpresa de muchos, Musk aseguró que su secreto era el ayuno y la toma de un medicamento para el sobreso: Wegovy

Wegovy, el medicamento que toma Elon Musk para estar en forma 

Wegovy es el primer fármaco aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para el control crónico del peso en adultos con obesidad o sobrepeso

(Foto: DW) 

De acuerdo con la mencionada entidad, su aplicación consiste en una inyección de semaglutida una vez a la semana.

Está indicado para el control crónico del peso en adultos con obesidad o sobrepeso con al menos una afección relacionada con el peso, como presión arterial alta, diabetes tipo 2 o colesterol alto, para usar como complemento de una dieta baja en calorías y aumento de la actividad física. 

El medicamento regula las áreas del cerebro encargadas del apetito y la ingesta de alimentos. Por tanto, provoca una sensación de saciedad, por lo que el paciente tiene menos ganas de comer.

Cabe destaca que la semiglutida se lleva utilizando desde hace tiempo para el tratamiento de la diabetes, pues se ha visto que favorece la liberación de las cantidades correctas de insulina para compensar niveles altos de azúcar en sangre.

¿Para quiénes está indicado el medicamento?

La FDA indica que este tratamiento está dirigido a pacientes que padecen un control de peso crónico cuyo índice de masa corporal supere los 30 kilogramos por metro cuadrado, así como para aquellas personas con un índice de masa corporal algo menor pero que sufran algún trastorno relacionado con el peso. 

(Foto: Pixabay) 

Wegovy fue probado en cuatro ensayos clínicos que se realizaron con alrededor de 4,100 pacientes a lo largo de 68 semanas.

Los resultados indicaron que aquellos pacientes que recibían el fármaco lograron adelgazar un 12,4% más de peso que aquellos que recibieron un placebo.

En otro estudio, donde los participantes que recibían Wegovy padecían diabetes tipo 2, tenían alrededor de 55 años y pesaban en promedio 100 kilos, perdieron un 6,25% más de peso que aquellos que recibieron un placebo. 

A pesar de que el medicamento solo está aprobado para bajar de peso en personas con índice de masa corporal elevado o con afecciones como diabetes tipo 2 y colesterol alto, muchas celebridades como Elon Musk están pagando para usarlo sin indicación médica.

De acuerdo con Variety, Wegovy tiene un precio de 1,200 a 1,500 dólares mensuales.

¿Cuáles son los riesgos de tomar Wegovy sin indicación médica?

Mayo Clinic señala que un médico debe considerar el uso de un medicamento para bajar de peso solo cuando no se ha podido bajar de peso con dieta y ejercicio y si se cumple alguno de los siguientes requisitos:

  • Índice de masa corporal superior a 30 
  • Un problema médico relacionado con la obesidad, como diabetes o hipertensión arterial

Antes de tomar un medicamento, el médico debe analizar los antecedentes y los problemas de salud, pues estos fármacos no son para todos. 

(Foto: Pixabay) 

No es recomendable tomar ningún medicamento sin indicación médica y en el caso específico de Wegovy, la FDA destaca que no debe utilizarse en combinación con otros fármacos que contengan semiglutida.

Tampoco debe emplearse en pacientes con un historial familiar de cáncer medular tiroideo o síndrome de neoplasia endocrina múltiple. 

Es importante tener en cuenta que su consumo puede tener algunos efectos secundarios, como náuseas, diarrea, vómitos, estreñimiento, dolor abdominal, dolor de cabeza y fatiga.  

(Con información de Business Insider, Mayo Clinic, FDA) 

Para aprender más de...Hígado graso, lo que debes saber de una enfermedad silenciosa

Conferencia Día Mundial de la Esteatosis Hepática 2022
El día 8 de junio, la Fundación Sanfer realizó una conferencia de prensa para conmemorar el Día Mundial de la Esteatosis Hepática (hígado graso), con la presencia de los expertos: La Dra. Graciela Castro Navarro (vicepresidenta de ALEH), Dra. Fátima Higuera de la Tijera (gastroenteróloga), Dr. Juan Carlos López Alvarenga (endocrinológico), el Dr. Ricardo Macías Rodríguez (fundación FundHepa), y la Mtra Viviana Linares, directora de Fundación Sanfer.
Hígado graso en México y el mundo.
La Dra. Graciela Castro Narro comparte que en el mundo, una cuarta parte de la población mundial tiene hígado graso, mientras que en México, más o menos la mitad de las personas adultas (55%) podrían padecer la enfermedad y no saberlo.
El alcohol y el hígado graso.
Si una persona tiene ya un problema metabólico (como diabetes o hipertensión) y además de eso consume alcohol de forma recurrente, tiene de 5 a 19 veces más de probabilidad de tener daño hepático y cirrosis. A esto, comenta el Dr. José Antonio Velarde Ruiz Velasco, se le conoce como daño dual.
También en los niños y jóvenes.
Los expertos calculan que un 25% de jóvenes podrían sufrir de hígado graso, y el 10% de los niños en edad primaria podrían padecer esta problemática. Además, entre más kilos de sobrepeso, un historial familiar de desórdenes metabólicos (diabetes, hígado graso) y la presencia de acantosis nigricans, puede significar presencia o riesgo de daño al hígado.
Las enfermedades cardíacas son la mayor complicación.
La Dra. Fátima Higuera de la Tijera asegura que la principal complicación y causa de muerte por un hígado graso no controlado, son las enfermedades cardiovasculares, como infartos o eventos cerebrovasculares. Un hígado graso también puede evolucionar a una inflamación hepática, una cirrosis no alcohólica o un cáncer de hígado.
Una enfermedad compleja.
El Dr. Juan Carlos López indica que los genes tienen un 40% de responsabilidad para desarrollar la enfermedad, pero no es lo único, pues los factores en el ambiente (como la alimentación y el estilo de vida), también deben estar presentes para que se genere un hígado graso o sus futuras complicaciones.
Otras enfermedades que son riesgo.
Los expertos también aseguraron que además de las enfermedades metabólicas más conocidas (como diabetes mellitus 2, hipertensión, dislipidemia, obesidad), se ha encontrado que padecimientos como síndrome de ovario poliquístico (SOP) y artritis (reumatoide o psoriásica), también son enfermedades de riesgo para hígado graso.