Operarse la pancreatitis crónica puede ser una de las mejores maneras de sentirse mejor, pero realizar la operación no aumenta los años de vida… los reduce, informan expertos.

De acuerdo con elementos del Colegio Americano de Cirujanos, se necesita un control mucho más estricto después de la cirugía para pancreatitis, pues la supervivencia después de 90 días del procedimiento es alto, pero las tasas de supervivencia a 10 años son más bajas.

¿Qué tan riesgosa es una operación de pancreatitis crónica?

¿Darías unos años de tu vida por sentirte mejor? Esa es una pregunta que se deben hacer las personas afectadas por pancreatitis crónica.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos señala que la pancreatitis crónica no se cura o mejora, sino que empeora y causa daños permanentes.

Su causa más frecuente es el consumo excesivo de alcohol, pero también puede ser provocada por fibrosis quística y otras enfermedades heredadas, grandes cantidades de calcio en la sangre, algunos medicamentos y padecimientos autoinmunes.

La Clínica Universidad de Navarra señala que la pancreatitis crónica consiste en una alteración de la estructura de la glándula debida básicamente a la inadecuada cicatrización, que progresa con el tiempo y termina por desestructurar la glándula en su totalidad, derivando en una alteración de todas las funciones del órgano.

¿Cuáles son los síntomas de la pancreatitis crónica?

En palabras de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, los síntomas de la pancreatitis crónica incluyen:

  • Nauseas
  • Vómitos
  • pérdida de peso
  • heces grasosas

Si no se puede curar la pancreatitis crónica, ¿cómo se trata?

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos detalla que el tratamiento de la pancreatitis crónica suele ser:

  • Fluidos
  • analgésicos por vía intravenosa
  • nutrición artificial durante unos días en el hospital

“Dentro de nuestros hallazgos resalta una alta (95.5%) tasa de supervivencia de 10 años entre los pacientes, pero este porcentaje es mucho más bajo (63.5%) en la tasa de supervivencia de 10 años. Necesitamos que haya un control más estricto después de la cirugía para pancreatitis crónica”, apuntan los expertos del Colegio Americano de Cirujanos.