¿Qué significa tener un ojo más grande que otro? Esto puede ocurrir por diversas razones, pero antes debes saber que nadie tiene los dos ojos exactamente del mismo tamaño. 

La asimetría facial es muy común y tener rasgos faciales completamente simétricos no es la norma. Los ojos pueden parecer diferentes entre sí debido a cambios en la piel que aparecen como una parte normal del envejecimiento. 

¿Por qué tengo un ojo más grande que otro?

Sin embargo, hay diversas causas que pueden provocar un ojo más grande que el otro. Te explicamos cuáles son. 

(Foto: Especial)

  • Ojos asimétricos causado por enoftalamos

El enoftalmo es el desplazamiento posterior del ojo y ocurre cuando hay una lesión o enfermedad que modifica el espacio detrás del ojo, haciendo que éste se hunda. Algunas personas no experimentan más síntomas que el aspecto hundido o caído de un ojo.

  • Ojos asimétricos causados por ptosis

También se conoce como párpado caído y es una enfermedad que puede estar presente al nacer o desarrollarse después. Es más frecuente en los adultos mayores, aunque en ocasiones puede significar la presencia de un tumor o infarto. 

Se produce cuando el músculo elevador, que sostiene el párpado, se estira o se separa del párpado, provocando su caída. Provoca la aparición de ojos asimétricos, de modo que un ojo parece más bajo que el otro.

  • Ojos asimétricos causados por proptosis

La proptosis, también llamada exoftalmos, se refiere a la protrusión o abombamiento de uno o ambos ojos y generalmente es causada por la enfermedad de Graves. Hace que los tejidos que hay detrás y alrededor del ojo se hinchen, empujando el globo ocular hacia delante.

(Foto: Especial)

  • Anisocoria

La anisocoria es el término médico que se utiliza cuando una de las pupilas es más grande que la otra. Hay algunas personas que la desarrollan sin razón aparente y sin mayor complicación pero en ocasiones puede ser un signo de una condición mortal.

Puede ser causada por:

  • migrañas
  • glaucoma
  • convulsiones
  • medicamentos
  • drogas de recreación como la cocaína
  • aneurismas del cerebro
  • infartos
  • tumores cerebrales
  • meningitis
  • lesiones en la cabeza

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Healthline, Cleveland Clinic)