Te imaginas el poder limpiar por completo tu hogar con un producto el cual no afecta la salud y es ecológico. El oxígeno activo ha ido cobrando mayor relevancia por sus aplicaciones en la limpieza de nuestra rutina diaria como el lavar la ropa, quitar las manchas y limpiar diversas superficies, como el baño.

Pero, qué es exactamente el oxígeno activo y por qué actualmente lo encontramos en diferentes presentaciones. Te lo decimos. 

La mayoría de las personas ha comprobado que el oxígeno activo es un potente quitamanchas de sustancias difíciles como el café, el vino tinto, la salsa de tomate, entre otros.

Continúa leyendo porque nosotros te compartimos sus principales aplicaciones y cómo debes de usarlo para una mayor eficacia.

¿Qué es y para qué sirve el oxígeno activo?

Su verdadero nombre es percarbonato de sodio, también conocido como peróxido de hidrógeno sólido, carbonato sódico o simplemente SPC. Su denominación comercial y como lo podrás detectar en las etiquetas de los productos es de oxígeno activo.

En su aspecto se observa como un polvo blanco que, al entrar en contacto con el agua, reacciona y libera oxígeno. Por tal razón, este se encuentra presente en muchos productos para el lavado de la ropa y de la limpieza en general.

El oxígeno activo es un ingrediente que ya se encuentra en diversos productos del mercado. Aun así, existe la posibilidad de instalar un dispensador en casa, ya sea en la lavadora o en un grifo particular, para el agua que se utilizará al realizar la limpieza del hogar.

¿Cómo usar el oxígeno activo?

  • Lavar la ropa

En la lavadora el carbonato de sodio puede combinarse perfectamente y sin mayores problemas con el detergente común. Se recomienda añadir el equivalente de una cucharada sopera en el agua, aproximadamente veinticinco gramos en el ciclo de lavado.

Por otra parte, si se trata de detergente líquido, vierte primero este producto en el cajetín dispensador de la lavadora o en el agua, si tal fuera el caso. Luego añades el percarbonato y, finalmente, colocas la ropa. Es decir, evita verter los productos de forma directa sobre las prendas.

  • Remover manchas

Llena una cubeta aproximadamente con cuatro a cinco litros de agua, lo suficiente para cubrir la prenda.

Añade dos cucharadas de detergente con oxígeno activo.

Si este viene aparte, añade una cucharada de detergente y una de carbonato de sodio. Remueve bien hasta que este se disuelva.

Pon la ropa en remojo durante dos horas.

Lava como acostumbras.

Nota: si se trata de manchas viejas o muy difíciles como la grasa, el chocolate y la sangre, puedes dejar remojando toda la noche, o bien, aplicar una pasta de per carbonato sobre la mancha y frotar un poco con un cepillo de dientes.

  • Limpieza general

El oxígeno activo dentro de los hogares es una alternativa para la limpieza de diversas superficies y objetos. Se puede aplicar diluido en la cocina, incluso en las ollas; así como en las piezas de grifería y baldosas de los baños, los vidrios y los pisos en general.

No se recomienda su uso en muebles de madera; aunque sí en los de plástico y las mesas de vidrio o metal.

  • Mantenimiento

El carbonato sódico también es efectivo para mantener las piscinas, incluso las inflables o desmontables. Y es que cuando se libera el oxígeno, interactúa con la materia orgánica.

De este modo, evita que se proliferen microorganismos y que se forme moho en las paredes. La cantidad recomendada está entre ciento veinte y doscientos cincuenta gramos por cada 10 000 litros, una vez a la semana.

Foto: Freepik

¿Cuáles son otros usos del oxígeno activo?

Los usos que podemos darle al oxígeno activo dentro del hogar son diversos, en tal sentido, además de los ya mencionados, tenemos:

  • Desodorizar contenedores plásticos de alimentos.
  • Desinfectar la vajilla y utensilios de cocina.
  • Mantener limpios los recipientes de basura.
  • Limpiar el plato de las mascotas.
  • Devolver el brillo a los metales.

¿Cuáles son las ventajas y los beneficios del oxígeno activo?

El oxígeno activo ya sea utilizado solo o combinado con un algún detergente puede ser más efectivo que otros limpiadores potentes, como el cloro. Sus principales beneficios y ventajas son:

  • Reduce los riesgos de intoxicación por lavandina, también conocida como solución de hipoclorito de sodio, es un agente germicida clave en el control de infecciones. Es de rápida acción y es efectiva frente a bacterias, hongos y virus. Es menos corrosivo que esta sustancia.
  • Tiene bajo impacto en el medio ambiente.
  • Permite mantener el color de la ropa.
  • No solo quita manchas, sino olores.
  • Ayuda a eliminar gérmenes y bacterias de distintas superficies.
  • No deja residuos ni produce malos olores.
  • Aunque no suele generar reacciones químicas con otras sustancias, se recomienda leer bien la etiqueta del producto, si se va a usar combinado.
  • Entre otras cosas, tiene una amplia aplicación dentro de la industria, en la que se le da un uso de diversas maneras:
  • Agente de oxigenación en acuicultura.
  • Tratamiento de aguas residuales.
  • Limpieza de piscinas.
  • Desinfección de utensilios en hospitales y restaurantes.
  • Blanqueador de pulpa de papel.
  • Colorante en la industria textil.

¿Qué dice la ciencia acerca del oxígeno activo?

Las evidencias científicas señalan que el efecto bactericida del oxígeno activo es menor que los agentes a base de cloro para desinfectar tuberías y fuentes de agua. Es un oxidante sólido y estable, con bajo costo y poco impacto ambiental.

Su efectividad aumenta si se añade cobre quelado con ácido metilglicinodiacético, MGDA-Cu.

En relación con el tratamiento de aguas, el oxígeno activo, combinado con procesos ultravioleta al vacío, VUV, puede inactivar el E. coli, Escherichia coli (es una bacteria miembro de la familia de las enterobacterias y forma parte del microbiota del tracto gastrointestinal de animales homeotermos, como por ejemplo el ser humano) en el agua del grifo.

Su uso puede mejorar la eliminación de elementos contaminantes presentes en el agua y en los objetos, que afectan la salud de las personas.

En cuanto a la limpieza de superficies, una investigación determinó que la adición de per carbonato de sodio elimina los rastros de sangre de la ropa y de las alfombras mucho más que si se usa detergente solo.

De todos modos, su eficacia varía con la temperatura del agua de lavado, el tiempo de la mancha y la exposición de la misma a diversas condiciones ambientales.

Foto: Freepik

¿Qué precauciones y recomendaciones debo de tomar con el oxígeno activo?

Toma las precauciones pertinentes, si bien no se han señalado casos de alergias de la piel por contacto con el oxígeno activo, siempre es bueno usar guantes para evitar riesgos.

Asimismo, se deben usar otros elementos de protección, tales como tapabocas, lentes y cubrebocas, de manera que se reduzcan las posibilidades de contacto con los ojos o con las vías respiratorias.

De igual modo, es necesario seguir las instrucciones, tanto las del fabricante del producto de limpieza como las que se encuentran en las etiquetas de las prendas. Si es posible, se puede hacer una pequeña prueba antes.

Por último, aunque no se considera tóxico, este y todos los productos de limpieza deben mantenerse fuera del alcance de las niñas y los niños, así como de las de las mascotas. Y sobre todo, no se debe ingerir, bajo ninguna circunstancia.

(Con información del Ministerio de Salud de Nueva Zelanda, Healthnatural y Mejor con Salud)