Tener un calambre puede ser muy doloroso y en el momento no te pones a pensar cuáles son las mejores maneras de pararlo, simplemente quieres que se vaya la dolencia. Estas son 5 formas de detener los calambres que recomiendan los especialistas.

La buena noticia es que los calambres musculares son pasajeros y casi nunca son nada de lo que preocuparse demasiado, indica el Hospital Houston Methodist.

5 formas de detener los calambres recomendadas por los especialista

El Houston Methodist indica que existen factores de riesgo para desarrollar calambres musculares, como la deshidratación, un desequilibrio de electrolitos, inactividad, envejecimiento, diabetes, embarazos, inicio de un nuevo ejercicio o medicamentos como estatinas o diuréticos.

Afortunadamente, existen formas de detener los calambres que puedes hacer antes y después de que te den los calambres.

Estas son 5 formas de detener los calambres recomendadas por el Hospital Houston Methodist y Mayo Clinic:

  1. Toma mucha agua
  2. Si vas a hacer ejercicio, estira antes y después de hacer la actividad
  3. Frota el músculo acalambrado de manera suave para ayudar a relajarlo. Intenta jalar la parte superior del pie del lado afectado hacia tu cabeza, mientras tienes la pierna en posición recta. En caso de que ocurra un calambre en la parte anterior de los muslos (cuádriceps), utiliza una silla para estabilizarte y trata de jalar el pie del lado afectado hacia arriba, con dirección a los glúteos.
  4. Lleva a cabo estiramientos estáticos antes de dormir
  5. Aplica frío o calor: Mayo Clinic recomienda utilizar una toalla tibia o una almohada de calor sobre los músculos tensos. También puede funcionar un baño tibio o poner el músculo acalambrado debajo del chorro de agua caliente