Es bien sabido que durante las fiestas de diciembre se presenten problemas estomacales debido al exceso de comida o bebidas que suponen estas. A continuación te contamos cuáles son los problemas estomacales más comunes y de los cuales deberías cuidarte en la cena de Año Nuevo.

(foto: freepik)

Las cenas de Año Nuevo pueden ser de excesos

Durante las festividades decembrinas es común que las fiestas y cenas sean muy frecuentes, además de llenas de comida y excesos en la alimentación, y las cenas para celebrar el año nuevo no son la excepción.

Los especialistas indican que si bien estas fiestas están orientadas a disfrutar con la familia o amigos, en muchos casos pueden resultar en problemas de salud, principalmente de tipo digestivo, por lo que el buen momento pasa a ser uno de molestia absoluta.

Usualmente, estos problemas gastrointestinales son ocasionados por comer más de lo que se debería, es decir, por los excesos a la hora de cenar o de comer, que se suman además a cambios en la rutina de alimentación, y resultan una bomba que nuestro aparato digestivo resiente.

(foto: freepik)

¿Qué problemas estomacales se pueden presentar?

Como ya hemos dicho, es normal y muy común que durante las fechas y debido a las cenas festivas se presenten problemas digestivos, que pueden ser muy diversos, y aunque no todos son realmente graves para la salud, sí que pueden causar mucha molestia.

A continuación, te contamos cuáles son los problemas gastrointestinales más comunes ocasionados en las cenas de año nuevo, y de los cuáles deberías cuidarte: 

  • Acidez y ardor estomacal, debido a un exceso de ácido en el estómago debido al exceso de comida que debe ser digerida.
  • Reflujo, que puede percibirse como un sabor agrio en la boca, y se acompaña de acidez o ardor estomacal; si ocurre dos veces por semana o más, será necesario acudir con el médico.
  • Indigestión, que aunque puede acompañarse de otros malestares como acidez o náuseas, se percibe como una sensación de “estar lleno” de forma constante.
  • Gases.
  • Náuseas, que más que un problema en sí, se tratan de un síntoma de que algo más puede estar ocurriendo, como una indigestión, una alergia e incluso una intoxicación.
  • Diarrea producida por cambios bruscos de alimentación o por ingerir alimentos en mal estado o contaminados con bacterias.
  • Intoxicaciones, ocasionadas por comer alimentos crudos, poco cocinados y contaminados por bacterias o parásitos, o por alimentos en mal estado.

(foto: freepik)

Si no quieres problemas, aquí unos consejos para cuidarte

Según especialistas, como el Dr. Luis Gutiérrez Serantes, lo mejor para que estos problemas no lleguen a arruinarnos la llegada del nuevo año, y para poder disfrutar sin problema, lo ideal es evitar su aparición en primer lugar.

El doctor Serantes informa que algunos consejos para mantener alejados los problemas gastrointestinales en la cena de año nuevo son:

  • Evita pasar mucho tiempo sin comer, esto no ayudará a que disfrutes la cena más tarde, pero sí puede dañar tu estómago.
  • Procura masticar lento, triturando bien los alimentos con los dientes, así ayudarás a tu digestión. 
  • No vistas ropa muy apretada o ajustada, principalmente a la altura del abdomen, ya que podría causar dolencias estomacales.
  • Intenta que tu consumo de alcohol o comidas azucaradas, como dulces, sea poco y no exagerado.
  • Tus porciones de comida tampoco deben ser demasiado exageradas, no sobrecargues tu estómago.
  • No cenes demasiado tarde.
  • Si sabes que hay alimentos que no le hacen bien a tu estómago, procura evitarlos.
  • Come alimentos bien cocinados, y de preferencia en casa.

(Con información de: Hola, La Vanguardia, Dr. Alberto Parajó Calvo, Microbiota y Bienestar.)