¿Alguna vez has pensado en compartir tu cepillo de dientes o te has preguntado qué pasaría si lo haces? ¿Es higiénico o no? 

Pues aunque compartir el cepillo de dientes parezca una práctica inofensiva, la verdad es que no lo es en lo absoluto. 

La boca contiene más de 700 tipos de bacterias, de acuerdo con un estudio publicado en el Diario de Microbiología Clínica. 

Durante el manejo del cepillo de dientes al lavarse la boca, éstos se infectan con bacterias, sangre, saliva , residuos orales y pasta de dientes y aunque se supone que al enjuagarlos con agua se quitan algunas de estas impurezas, no se pueden eliminar por completo.

(Foto: Especial)

Compartir el cepillo de dientes ¿qué sucede si lo haces? 

De tal forma que los cepillos de dientes son un excelente reservorio de virus y bacterias que se pueden compartir sencillamente de persona a persona al compartir un cepillo de dientes. La bacteria E. coli y el estreptococo son dos de las bacterias más peligrosas que se transmiten durante esta práctica poca higiénica. 

Sin embargo, los virus que causan enfermedades graves también se pueden transmitir vía cepillo de dientes como el herpes, la neumonía, el VIH y el VPH. Recuerda que compartir un cepillo de dientes significa que lo que sea que esté en la boca de tu pareja, ahora estará en tu boca. 

(Foto: Especial)

Compartir el cepillo de dientes no solo es peligroso sino también asqueroso

Y si la persona con la que compartiste tu cepillo de dientes no lo enjuaga bien y quedan restos de comida, con eso te estarás lavando la boca, así que compartir el cepillo de dientes no solo es peligroso sino también asqueroso.

Si un día te hace falta el cepillo de dientes, es mejor usar tu dedo limpio o una toalla de tela que el cepillo de alguien más. Recuerda que cada vez que te cepilles los dientes debes enjuagar tu cepillo con agua y dejarlo secar en una posición horizontal.

Almacena tu cepillo en una posición horizontal en un lugar lejos del excusado y evita que tu cepillo se toque con otros cepillos, ya que de igual forma se transmitirán los patógenos. Se recomienda cambiar el cepillo de dientes cada 3 o 4 meses o cuando se vea muy usado. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de The Healthy)