Llevar al baño objetos como libros o el celular, se ha vuelto casi un hábito, pero los expertos recomiendan evitar esta práctica, pues su uso extendería el tiempo que una persona pasa sentada en el inodoro, cosa no recomendable, pues no se debe durar más de 10 minutos sentados en el baño. 

(foto: freepik)

Para sentarse en el baño debe haber un tiempo límite

Es bien sabido que para la mayoría de personas resulta común y “necesario” llevar su celular u otros objetos como revistas o libros consigo a la hora de ir al baño; sin embargo, los expertos aseguran que esta práctica lejos de innecesaria, también puede ser dañina.

Lo peligroso de esta costumbre tiene que ver con que al hacerlo, las personas podrían estar alargando el tiempo que permanecen sentados en el inodoro, que no debería pasar de los 10 minutos, explicó la gastroenteróloga Roshini Raj, de la NYU Langone.

Indican que si bien la evacuación intestinal normal se realiza en un promedio de 12 segundos, puede ser entendible que algunas personas requieran de más tiempo para lograrlo; en ese caso, los médicos recomiendan algunos consejos para evitarlo:

  • Comer más fibra, principalmente de origen natural, para motivar el movimiento intestinal.
  • No forzar. Si tras los 10 minutos no se ha logrado, lo ideal es pararse y reintentar después.
  • Utilizar aditamentos especializados, como las sillas que promueven y facilitan la expulsión de las heces.

(foto: freepik)

Los 5 riesgos que trae a la salud estar sentado en el baño

Algo que normalmente parecería poco dañino, como pasar más de 10 minutos en el baño por mirar nuestro celular o leer, en realidad también puede alterar y tener efectos negativos en nuestra salud, por increíble que parezca.

La mayoría de estas afecciones tiene que ver con que, al estar sentados en el inodoro, la zona anorrectal no tiene apoyo, por lo que cuelga un poco más abajo de los muslos (que sí son sostenidos); esto genera presión en las venas y el tejido de la zona.

Gradualmente, esta presión en las venas, así como la tensión en los tejidos del área anorrectal o la falta de apoyo, puede aumentar el riesgo de padecer complicaciones, como lo pueden ser:

  • Entumecimiento de piernas: ya que se pueden presionar los nervios de la columna encargados de las piernas, y además se generan problemas de circulación.
  • Hemorroides: que son básicamente venas hinchadas en la zona anal, que pueden causar dolor e incluso sangrados.
  • Prolapsos: es decir, que una de las partes finales del intestino salga hacia el exterior debido al esfuerzo que se llevan los músculos y las paredes de la zona.
  • Problemas al defecar: por increíble que parezca, los especialistas aseguran que pasar mucho tiempo sentado puede detener los movimientos intestinales, por lo que podría conducir a estreñimiento.
  • Otras heridas en la zona: como fisuras, que son las principales responsables de dolores y hemorragias que provienen del área anal.

(foto: freepik)

Además, el uso del celular también es peligroso

Pero esos no son los únicos riesgos que existen, pues el entretenernos sentados en el inodoro por utilizar el teléfono móvil, puede traer otros problemas, por lo que llevar este electrónico al baño es nada recomendable.

Si bien una de las principales preocupaciones sería que el celular se descomponga (lo que sí puede pasar, pues la humedad del baño puede entrar en sus componentes y dañarlo), la realidad es que también puede aumentar el riesgo de contraer infecciones, pues:

  • En el baño, incluso si no es público (lo que lo haría peor), se expone a un gran número de bacterias.
  • En otros casos, también se les pueden pegar partículas de materia fecal, lo que los haría un objeto completamente sucio, incluso si no lo ves.

(Con información de: LifeStyle, Infobae, Metro World News.)