Una tendencia que se ha popularizado en la red social Tik Tok es lavarse el pelo con jabón líquido para ropa, con lo que influencers aseguran que se consigue un pelo más brillante, suave y sin frizz ¿es cierto?, ¿cuáles son las verdaderas consecuencias de esta tendencia? Te lo decimos.

El cuidado del cabello comienza por su higiene, pero es importante elegir los productos adecuados, ya que el cuero cabelludo es delicado. 

En Tik Tok se han hecho virales videos donde se recomienda usar jabones para ropa como Foca, Roma, Carisma y Blanca Nieves para lavar el pelo, pero una experta dermatóloga advierte sobre los verdaderos efectos de hacerlo.

Lavar el pelo con jabón para ropa 

En los videos de Tik Tok, se asegura que el jabón Foca es ideal para lavar el cabello cuando tiene exceso de grasa y frizz, pues arranca desde la raíz el cebo desde el primer uso. 

(Foto: Pexels) 

Sobre el jabón Blanca Nieves, recomiendan que se use para quitar las impurezas del cabello cuando se tiñe con frecuencia, incluso se afirma que puede arrancar un producto de salón que no te gustó como quedó.

Por su parte, se dice que el jabón Carisma es ideal para hacer crecer el cabello y detener la caída en abundancia, debido a que supuestamente arranca el sebo que impide que crezca el cabello.

A pesar de que estos beneficios suenan muy buenos, la realidad es completamente diferente, ya que más que mejorar el aspecto del cabello al lavarlo con jabón de ropa, se genera un daño importante


Al respecto, la doctora Ana Gabriela Sánchez, dermatóloga certificada, especialista en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades de la piel, pelo y uñas, asegura para SuMédico que seguir esta tendencia no es adecuado.

“El jabón de ropa solo es para la ropa. No hay que usar ninguno de estos ni en el pelo ni en el cuerpo, porque son muy agresivos”, alerta la experta.

¿Cuáles son las consecuencias de lavarse el pelo con jabón para ropa?

La también miembro de la American Academy of Dermatology destaca que lavar el pelo con jabón de ropa puede tener consecuencias negativas no solo para el cabello, sino para la piel, como:

  • Secar demasiado el cuero cabelludo y el pelo 
  • Causar irritación y daño en piel
  • Alterar la barrera natural que nos protege del medio ambiente 

El portal especializado Cuídate Plus señala que hay que poner cuidado en el tipo de champú que elegimos para lavar el cabello, aunque todo dependerá de las características del pelo de cada persona. 

(Foto: Pexels) 

Lo ideal es que un especialista dermatólogo recomiende el mejor producto para tu cabello, dependiendo si es graso, seco, quebradizo, con caspa o si tiene tendencia a caerse en exceso.

Pero lo más importante es que no creas todo lo que ves en redes sociales, pues muchas de las recomendaciones que se dan no han sido avaladas por expertos o comprobadas en un estudio científico, por lo que pueden dañar tu salud y el aspecto de tu piel y cabello.

Para aprender más de...5 consejos para cuidar a tu piel durante el invierno

¿Por qué es necesario?
Las condiciones climáticas propias del invierno provocan cambios en la piel
que la vuelven una zona delicada que merece un cuidado especial. Estos cambios ocurren por la vasoconstricción que provoca que los vasos sanguíneos se contraigan y disminuyan su irrigación, lo cual genera que llegue menos oxígeno y nutrientes a las células.
La piel y el frío:
Debido a la vasoconstricción, las células tardan más tiempo en regenerarse y se da una
acumulación de células muertas que dan un aspecto grisáceo y opaco en la piel. Las células muertas dificultan la producción natural de grasa en la superficie de la piel y como resultado de la poca lubricación, la epidermis se ve seca y se vuelve sensible.
Limpia tu piel:
Contrario a lo que se cree, hay más contaminación en invierno, lo que ensucia e irrita la piel y puede causar distintos tipos de dermatitis. Por ello, es recomendable lavar la piel con un jabón aceitoso, no aplicar tonificante y utilizar una crema oleosa que contenga vitaminas A, E y C, las cuales ayudan a proteger la piel y prevenir irritaciones.
Elige bien los ingredientes:
En esta época del año opta por usar productos dermatológicos o cosméticos que sean humectantes como la glicerina, el ácido hialurónico o el glicol de propileno, los cuales absorben agua del aire y no tienen aceites; o bien, los emolientes como el aceite mineral de bebé, aceites vegetales, la vaselina o la lanolina que ayudan a sustituir la grasa de la piel. Evita los retinoides porque pueden irritar la piel en invierno.
Para los labios partidos:
Si eres de las personas que se chupan los labios cuando los sienten resecos, mejor detente porque solo estás agravando la situación. Lo mejor para hidratar los labios es tomar 2 litros de agua al día y usar bálsamos labiales.
Cuida tus manos:
El lavado de manos constante, el uso del gel antibacterial y los fríos aires de invierno lastiman la piel de las manos como en ninguna otra parte del cuerpo. Por eso, se recomienda usar un jabón que contenga glicerina o aceites esenciales y aplicarse crema hidratante en la mañana, en la noche y después de cada lavado.
Tobillos resecos:
Esta condición se debe a la resequedad de la piel y de no tratarse puede causar infecciones en la piel y dolor al caminar. Un tip para combatir la resequedad con rapidez es aplicar una capa de vaselina en los tobillos, cubrirlos con plástico adherente y usar calcetas durante toda la noche.