El fumar es considerado una de las principales causas de problemas respiratorios y cardíacos en el mundo, y además, es conocido por ser un hábito difícil de dejar debido a la adicción que causan sus componentes; sin embargo, los expertos indican que existen métodos que sí sirven y son eficaces para dejar de fumar

(foto: freepik)

Los beneficios de dejar de fumar

El consumo de tabaco es considerado por la Organización Mundial de la Salud como uno de los principales causantes de enfermedades del corazón y de los pulmones, así como de cáncer.

El tabaquismo, informan expertos, también reduce de forma significativa el tiempo de vida de una persona, y de hecho, se estima que cada año mueren más de 8 millones de personas debido a esta adicción.

Dejar de fumar, sin importar la edad o cuánto tiempo se lleve fumando, es considerado por los especialistas como una de las mejores estrategias que pueden tomarse para mejorar la salud de una persona, pues puede tener beneficios como:

  • Puede aumentar la esperanza de vida.
  • Reduce riesgos de enfermedades cardiovasculares.
  • Se disminuyen los riesgos de padecer 12 tipos de cáncer.
  • Los sentidos como el olfato y el gusto mejoran.
  • Mejora la circulación de la sangre.
  • Disminuye la sensación de cansancio físico.

(foto: freepik)

Dejar el tabaquismo es posible

Si bien es cierto que el tabaquismo es un problema que no puede eliminarse de la noche a la mañana, la realidad es que no es imposible, y los especialistas aseguran que existen diferentes formas y métodos para lograrlo.

Hasta ahora, los expertos en salud, como algunos pertenecientes al Ministerio de Salud de Argentina, y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, informan que los tratamientos más efectivos son:

  • Algunos sustitutos de nicotina, como parches, sprays nasales e incluso caramelos han demostrado ser eficientes en quienes que son muy dependientes, y que consumen un mínimo de 10 cigarrillos por día.
  • La vareniclina, un fármaco sin nicotina, también puede ser eficaz, ya que logra estimular las mismas partes del cerebro que la nicotina, lo que reduce el placer, ansias y placer de fumar.
  • Otro medicamento, llamado bupropión, ha resultado ser muy buen tratamiento en quienes sean mayores de 18 años, y reduce las ansias de tabaco.

Eso sí, según indican, lo principal para lograr dejar el hábito de fumar es tomar la decisión de hacerlo, y lo siguiente es acudir con algún especialista de la salud que pueda recomendar los métodos más adecuados.

(foto: freepik)

Los métodos que en realidad son mito

Como hemos mencionado, existen tratamientos que los especialistas indican como seguros y eficientes, sin embargo hay otros que, a pesar de prometerlo, no pueden ayudar a dejar de fumar, e incluso podrían ser contraproducentes.

Estos métodos, aunque populares, no han demostrado ser eficientes, ni hay pruebas científicas que respalden que sean útiles para dejar de fumar, asegura la Sociedad Americana del Cáncer, por lo que podrían considerarse un mito, y algunos de ellos son los siguientes:

  • Cigarrillos electrónicos, pues se ha demostrado que incluso pueden llegar a ser igualmente nocivos, ya que los líquidos que utilizan también pueden contener nicotina y otros productos que podrían dañar la salud.
  • Los filtros, que aunque pueden reducir la nicotina y el alquitrán, no tienen utilidad a la hora de ayudar a dejar de fumar.
  • Dietas que están diseñadas para controlar los deseos de fumar o combinaciones de vitaminas.
  • Suplementos o hierbas.
  • Productos diseñados para que el fumar o la nicotina tengan mal sabor tampoco han resultado ser eficientes.

(Con información de: Centers for Disease Control and Prevention, Organización Mundial de la Salud, American Cancer Society, Ministerio de Salud de Argentina, Medline Plus.)