Aunque durante años se nos ha dicho que lo que realmente nos hace perder peso es el hacer ejercicio y llevar una buena alimentación, esto no lo sería todo de acuerdo con Herman Pontzer, un antropólogo biológico que se ha encargado de contar calorías y a desmentir la teoría que aseguraba que todos los mamíferos gastan una cantidad de energía proporcional a su masa corporal.

Herman Pontzer ha buscado durante años las verdaderas causas por las que perdemos peso y nos mantenemos saludables, asegura que no es por el ejercicio ni por la actividad física.

¿El ejercicio no nos hace perder peso?

Herman Pontzer y sus colegas han contabilizado, a través de un sistema con el que se estudia el sobrepeso, la energía utilizada por animales y humanos durante un día y los resultados de la investigación han sido sorprendentes.

La investigación indica que “el ejercicio no ayuda a quemar más energía en promedio”; los cazadores recolectores activos en África no gastan más energía a diario que un oficinista que está todo el día sentado frente a su computadora.

La propuesta en torno al gasto de calorías del investigador supone una nueva perspectiva en torno al mito del gasto energético humano y sobre el gasto total de energía.

(Foto: Pinterest)

¿Cómo queman realmente calorías los humanos?

Mientras el investigador tenía la tarea de estudiar cómo queman calorías los humanos, descubrió que podían lograrlo colocando un gorro de plástico en la cabeza.

Pontzer le dio de beber hidrógeno y oxígeno diluido en agua embotellada a las personas con quienes experimentaba. Después, tomó muestras de orina varias veces durante una semana.

Encontró que el hidrógeno marcado pasa a través del cuerpo hacia la orina, el sudor y otros fluidos, pero a medida que una persona quema calorías, parte del oxígeno marcado se exhala como dióxido de carbono.

La proporción de oxígeno e hidrógeno marcado en la orina sirve para medir cuánto oxígeno oxígeno usan las células de una persona en promedio en un día y, por lo tanto, cuántas calorías se queman.

Pontzer se dio cuenta que entre los grandes simios, los humanos son más “atípicos”, para comprobar esto, el investigador expuso el siguiente caso:

Azy, un hombre adulto de 113 kilos que fue estudiado por Pontzer, quemó 2 mil 50 calorías por día, mucho menos que las 3 mil 300 que quemaría, habitualmente, un hombre de 113 kilogramos.

“Los humanos machos acumulan el doble de grasa que otros simios machos y las mujeres tres veces más que otras simios hembra”,

Los estudios de este especialista abren una nueva perspectiva sobre qué es lo que nos hace perder peso realmente, sin embargo, aún hacen falta muchos estudios para comprobar sus teorías.

Sigue leyendo: ¿Cuánto ejercicio a la semana necesitas para tener una buena salud mental?

(Con información de: Infobae y El Mundo)