A los 25 años muchas personas suelen ya haber terminado sus estudios universitarios y ahora están preparados para vivir la faceta de adulto, lo que puede generar confusión, inquietud y ansiedad, hoy te hablaremos de qué es la crisis de los 25 años.

La crisis de los 25 afecta a una gran parte de los jóvenes entre sus veinte y treinta años. Está vinculado directamente al presente sentimental y laboral de las personas, a las expectativas que tenían durante su adolescencia y a su futuro, que para muchos luce oscuro.

¿Qué es la crisis de los 25 años?

La psicóloga estadounidense Abby Wilner y la periodista Alexandra Robbins ocuparon el término “crisis de cuarto de vida” en su libro con el mismo nombre que fue publicado en 2001.

Ambas se refieren con este término al estado de confusión y los sentimientos de estar perdido y atrapado que pueden aparecer en la veintena y llevar al replanteamiento del estilo de vida, incluyendo cambios en amistades, parejas y vocaciones.

La sociedad en la que actualmente vivimos; tan mediatizada y expuesta a redes sociales, ha establecido modelos de ‘vida perfecta’, disponemos de modelos respecto a cómo vestir, cómo peinarnos, cómo debe ser nuestro físico y adonde viajar para ser aceptados y considerados exitosos.

Esto puede llegar a generar una presión muy grande, la cual podemos manejar mejor en momentos más tardíos de nuestra vida. De hecho, existen estudios que confirman que la presencia de emociones como ansiedad, tristeza, estrés y angustia se da más en los jóvenes que en los mayores.

(Foto: Especial)

La crisis de los 25 muestra señales y síntomas típicos y tiene aspectos fundamentales, tales como:

La búsqueda de un trabajo perfecto

Estudios han detectado que los jóvenes están especialmente centrados en lograr una situación laboral perfecta. Esto incluye la búsqueda de trabajos nuevos, mejor pagados, con menos horas, con mayor estatus, mejores relaciones con los compañeros y con menos estrés. El no encontrar el trabajo soñado puede generar tensión, ansiedad y preocupación.

Priorización de independencia

En comparación con personas de mayor edad, los estudios señalan que los jóvenes de 20 años le dan mayor importancia a su independencia. Esto supone desarrollar habilidades individuales que permitan una autonomía a todos los niveles.

Los expertos han detectado que los millennials describen las relaciones personales como un ámbito a fomentar para lograr su satisfacción personal con menor frecuencia que las personas que tienen 40 o 50 años. Lograr una carrera exitosa ahora es más importante para los jóvenes que formar una familia.

Implicación en temas sociales y de salud

Los jóvenes están muy mentalizados de las problemáticas que existen en la sociedad y de aquellas a las que deberán hacer frente tanto a nivel económico, como social en el futuro.

Los jóvenes también son conscientes de su propio estado de tensión y tratan de reducir el estrés a través de actividades concretas, como el yoga, meditación, acudir al gimnasio o simplemente descansar.

El especialista Ran Zilka publicó un artículo en Harvard Business Review donde indica que la crisis de los 25 cuenta con cuatro fases típicas.

Empieza con la sensación de encontrarse atrapado por un compromiso profesional o personas, aceptando trabajos, rentando departamentos e iniciando relaciones amorosas, pero después se sienten atrapados en la edad adulta de golpe.

Después, las personas dejan a sus parejas, trabajos o grupos sociales y se sienten solos. Ingresando en la etapa más dura de la crisis en la que, solos y aislados, reflexionan sobre sus decisiones pasadas y futuras, hasta que por fin salen a explorar nuevos hobbies, intereses y grupos sociales.

De modo que hay esperanza ya que al final siempre logran superar la crisis y estar más felices y motivados, con una mayor sensación de claridad.

La crisis de los 25 te hace dudar de ti mismo y puede ser difícil de superar, por lo que si te encuentras sumergida en ella, lo mejor es acudir con un especialista que pueda ayudarte a aclarar tus pensamientos.

Sigue leyendo: ¿Qué consecuencias pudo sufrir 'Checo' tras deshidratarse? 

(Con información de: Psicología y Mente y El Clarín)