La acetona es un líquido disolvente que se utiliza para la fabricación de fibras, plásticos y medicamentos. También tiene usos en el hogar y la cosmética. 

Como es bien sabido, la acetona es un ingrediente del esmalte de uñas y puede usarse para retirarlo. También está presente en el barniz de autos y muebles pues es un excelente diluyente.

¿Para qué sirve la acetona? Usos que no conocías

Las propiedades diluyentes de la acetona hacen que te pueda resultar muy útil en el hogar. Estos son algunos ejemplos:

(Foto: Especial)

  • Limpia fácilmente residuos de silicón. Por ejemplo, las juntas del lavabo se sellan con silicón. Los excedentes además de ser poco estéticos, pueden crear moho por la humedad retenida.
  • Elimina espuma de poliuretano. Esta espuma es utilizada para aislar y sujetar puertas y ventanas. Limpia los sobrantes con acetona y asegúrate de no retirar más de lo necesario.
  • Limpia manchas de tinta. Ya sea que hayas manchado una superficie o tu piel, la tinta permanente se puede eliminar con un algodón y acetona.
  • Retira el exceso de pegamento industrial. Cuando usamos este tipo de adhesivo podemos manchar nuestra piel o el material a pegar. Con acetona podemos limpiar los remanentes, por ejemplo, del calzado.
  • Quita adhesivos del cristal. Cuando compramos cristalería y retiramos la etiqueta, muchas veces quedan residuos que se eliminan fácilmente con acetona. Otro ejemplo es utilizar acetona para eliminar por completo la calcomanía de verificación sobre el vidrio del auto.
  • Eliminar manchas de azulejo. Cualquier mancha del azulejo, especialmente en las juntas donde se suele acumular humedad y por tanto se observa moho, con la acetona se puede borrar.

Aunque la acetona es una sustancia química con mucha utilidad y fácil de manipular, sigue las siguientes recomendaciones para evitar accidentes.

  • Al tratarse de un químico altamente inflamable, se recomienda evitar fumar durante su uso.
  • Usar con ventilación y moderación ya que la absorción por la piel o a través de la inhalación provoca efectos tóxicos sobre el sistema nervioso central.
  • Usar protección en los ojos para evitar irritación.

SIGUE LEYENDO: