¿Recuerdas a Popeye? El famoso personaje de caricaturas tenía los codos un poco salidos de su brazo. Aunque parecía algo irreal debido a que se trataba de un dibujo animado, las personas también pueden tener esta característica si padecen bursitis del olécranon, una condición conocida como “codo de Popeye”.

El término “itis” significa inflamación, por lo que la bursitis puede ser definida como la inflamación de las bursas, que son sacos delgados de líquido encontradas entre la punta ósea del codo en la parte posterior de nuestros brazos y la piel.

¿Qué causa la bursitis de codo? ¿Cómo curar el codo de Popeye? Aquí te lo decimos.

Codo de Popeye, afección que puede deformar tu cuerpo de la noche a la mañana

La Cleveland Clinic explica que la bursitis del codo, también llamada “codo de Popeye”, es la inflamación de la bursa de olécranon, que es el saco lleno de líquido que protege y amortigua la articulación de nuestros codos.

Esta clínica indica que por lo general, este padecimiento es causado por el uso excesivo de la zona debido al trabajo o actividades deportivas, aunque una infección también puede causar la inflamación.

Cabe resaltar que el “codo de Popeye” no es lo mismo que el “codo de tenista”, pues el segundo también consiste en un dolor que se presenta en la región, aunque se presenta cuando los tendones de los codos están desgarrados o inflamados.

Otra distinción del “codo de Popeye” es que tampoco es igual a la celulitis de codo, ya que la bursitis de codo no es una infección y la celulitis es una infección bacteriana no contagiosa.

La Cleveland Clinic resalta que el “codo de Popeye” puede afectar a cualquier persona, pero existen ciertas poblaciones que tienen más riesgo de padecerlo:

  • Gente que tiene condiciones médicas como artritis, diabetes o padecimientos de la tiroides
  • Atletas y músicos cuya actividad requiera movimientos repetitivos con los codos
  • Personas con trabajos físicos: si tu actividad requiere que estés sobre manos y rodillas por mucho tiempo o que te apoyes sobre tus codos con frecuencia, también tienes riesgo de padecer “codo de Popeye”.

Algunos de los síntomas del “codo de Popeye” son:

  • Dolencias, incluso cuando la persona realiza movimientos con el codo.
  • Hinchazón alrededor del codo.
  • Calor y decoloración (cuando la bursitis es provocada por una infección)