El ejercicio aporta muchos beneficios a la salud, siempre y cuando procuremos hacer las rutinas correctas de acuerdo a nuestra condición física. Con la edad, se pueden presentar molestias que impidan realizar determinados ejercicios, principalmente después de los 40.  

No estamos diciendo que a esta edad ya no seas tan fuerte, de hecho, es posible que te sientas con más energía que cuando eras más joven, pero es importante reconocer que los problemas de articulaciones pueden empezar en esta etapa.

Por ello, es indispensable modificar algunos entrenamientos, sobre todo aquellos donde las articulaciones sufran demasiado.

Ejercicios a evitar si tienes más de 40 

Estos son los ejercicios que debes evitar o hacerlos con mucha precaución si tienes 40 o más: 

(Foto: Pexels) 

  • Abdominales

Un clásico en cualquier rutina de entrenamiento pero que se debe hacer con precaución y definitivamente evitarse cuando se tiene dolor de cuello o de espalda baja.

Al respecto, la doctora Allen Conrad dice a Best Life que la mayoría de las personas que hacen abdominales suelen tensionar mucho el cuello, lo que causa dolores.

  • Peso muerto

El ejercicio de peso muerto es excelente para trabajar la resistencia, pero en algunos casos puede acentuar el dolor de espalda.

Esto ocurre cuando no hacemos correctamente el ejercicio, porque generamos más tensión en el cuerpo y dolor en la parte baja de la espalda.

  • Sprint o carreras intensas 

Después de los 40, puede ser ideal salir a trotar a paso ligero o incluso correr de forma controlada, pero hacer carreras muy intensas, conocidas como sprint, es una forma intensa de cardio que puede ejercer demasiada tensión en el corazón de las personas de mediana edad en adelante.

Solo si eres un corredor profesional y estás acostumbrado a esta intensidad puedes hacer esta clase de entrenamiento, pero si no, mejor opta por un cardio moderado.

(Foto: Pexels)

  • Sentadillas 

Después de los 40, las articulaciones de las rodillas pueden causar molestias debido al deterioro natural con la edad, por lo que es mejor evitar los ejercicios que pueden dañarlas, como las sentadillas

A menos que tengas la supervisión de un entrenador que te diga la técnica correcta, es mejor evitar las sentadillas. Si las haces, la recomendación es incorporar una silla en el ejercicio para que haya menos presión sobre las articulaciones

  • Saltos de tijera 

Esto debes evitarlo sobre todo si no haces cardio regularmente, ya que se trata de un entrenamiento intenso que requiere de una preparación adecuada.

Es mejor que elijas entrenamientos de menor intensidad pero que ayuden a fortalecer los músculos sin aumentar demasiado los latidos del corazón.  

(Foto: Pexels) 

El ejercicio aeróbico de alta intensidad, como los saltos, pueden ser muy estresantes para tu cuerpo y hacerte más mal que bien.

Lo más importante es que entrenes de acuerdo a tu capacidad y no de tu edad, así que independientemente de si tienes 40 años o más, si puedes hacer estos ejercicios sin dolor ni molestias, adelante, continúa haciéndolos.

(Con información de El Confidencial, Men’s Health)

Para aprender más de...¿Joroba? 5 consejos para una correcta postura corporal

¿Cómo afecta la mala postura?
De acuerdo con WebMD, una mala postura aumenta la tensión en la columna vertebral, además de a los huesos, músculos y articulaciones que necesitas para mantener la columna vertebral en su sitio. Esto no solo es malo para la espalda sino que dificulta el funcionamiento de los pulmones y los intestinos y esto causa problemas digestivos y respiratorios a la larga.
Consejo 1: Alárgate y apunta la cabeza al cielo
Una forma de corregir tu postura es estirarte al estar de pie. Imagina que estás de pie contra la pared como al medirte, tienes que mantener la cabeza recta y meter la barbilla, las orejas deben estar por encima de la mitad de los hombros y éstos deben estar hacia atrás. Mete el vientre y pon las rodillas rectas sin que sobresalgan las caderas, explica WebMD.
Consejo 2: No descuides tu postura en la oficina
Las sillas de la oficina pueden no ser lo más cómodo y es común tener mala postura. Lo que debes de hacer es sentarte completamente hasta atrás en la silla y colocar una pequeña toalla o un cojín detrás de la espalda para proteger su curvatura natural. Dobla las rodillas en ángulo recto y mantenlas a la misma altura o un poco más que las caderas, aconseja WebMD.
Consejo 3: Cuidado con la postura del celular
¿Te pasas el día con el celular? Mejor tómate un minuto para estirar el cuello. Cuando inclinas la cabeza hacia abajo para ver el celular, la columna vertebral se resiente, dice WebMD. Lo que debes hacer para ver mejor es levantar el teléfono y mover los ojos, no la cabeza.
Consejo 4: Los tacones son solo de emergencia
Guarda los tacones para una ocasión especial porque aunque apelan a la moda, no tanto a la postura. Según WebMD, los tacones empujan la base de la columna vertebral hacia delante, lo que alarga la espalda y cambia la alineación de la columna vertebral al ejercer presión sobre los nervios, provocando dolor de espalda. También hace recaer más peso en las rodillas.
Consejo 5: Dulces sueños solo con la postura correcta
Para dormir bien y descansar mejor evita los colchones blandos. Elige uno firme que ayude a mantener la forma natural de tu columna vertebral. Si duermes de lado, dobla ligeramente las rodillas y usa una almohada debajo de la cabeza. Si duermes boca arriba usa un almohada pequeña bajo el cuello, explica WebMD.
Consejo 6: Ejercítate y tonifica tu abdomen
El sobrepeso y la obesidad añaden tensión a la espalda, señala WebMD. Necesitas músculos fuertes para sostener la columna vertebral. Un plan de ejercicios bien diseñado mantendrá tu cuerpo y tu columna vertebral en plena forma.