Mucho se habla sobre los beneficios del ácido acetilsalicílico, pero no siempre se abordan los efectos secundarios de la aspirina como tal. Conocerlos es importante porque todavía hay gente preguntándose qué inconvenientes tiene el uso excesivo de este fármaco.

La aspirina es un medicamento que se puede consumir con o sin prescripción y sirve para muchas cosas, además de quitar el dolor de cabeza, bajar la fiebre, aminorar las dolencias por periodos menstruales, artritis, dolores musculares y dentales.

Entre sus usos se encuentra el alivio de los síntomas de la artritis reumatoide, osteoatritis, lupus eritomatoso sistémico, prevenir ataques al corazón y disminuir el riesgo de muerte en individuos que tuvieron o han tenido un ataque cardíaco hace no mucho. ¿Qué puede pasar si lo tomas diario y sin medida? Esto debes saber.

5 efectos secundarios de la aspirina que tal vez no conocías

Primero que nada, es importante recordar que todo en exceso es malo y esto también aborda lo considerado “bueno”. Por ello, es importante seguir al pie de la letra lo que dice el paquete de la aspirina o las indicaciones del especialista que está prescribiendo el fármaco.

De hecho, una de las recomendaciones que hace Mayo Clinic es que se sopesen los riesgos contra los beneficios si se decide tomar la aspirina y que todas las dudas que se tengan sean consultadas con un médico.

La Clínica Mayo resalta que hay 4 situaciones en las que se tiene que consultar al médico de confianza antes de tomar la aspirina:

  1. si se tiene alergia a uno de los componentes o a la aspirina en sí
  2. si es paciente en edad pediátrica
  3. si el que la va a recibir se encuentra en población geriátrica
  4. si es una mujer lactante

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos informa que la aspirina, como todos los medicamentos, puede tener eventos adversos. Estos son 5 efectos secundarios de la aspirina:

  • Sarpullido
  • Náusea
  • Vómitos
  • Acidez estomacal
  • Dolor de estómago