¿Qué hace el Omeprazol? El medicamento se vende como una ayuda para prevenir la recaída de la gastritis y como una herramienta para aliviar los síntomas de dicho padecimiento, pero poco se habla de los riesgos que puede tener el uso del Omeprazol cuando es ingerido fuera de las recomendaciones.

Se trata de un producto útil para la mejora de males ocasionados por el exceso de ácido gástrico causado por el estrés, exceso al comer y beber, ingesta de alimentos grasosos o condimentados y los ayunos prolongados, su precio es menor a $200 y una gran cantidad de personas lo toman. Aquí te decimos la razón por la que debes tener cuidado con el Omeprazol.

(Foto: Especial)

¿Cuáles son los riesgos de tomar Omeprazol?

El componente principal es el Omeprazol, una medicina que, como todas, también tiene efectos secundarios.

El National Health Service del Reino Unido (NHS) advierte que no se debe tomar Omeprazol a largo plazo, pues su consumo de esta manera puede reducir los niveles de magnesio en la sangre y provocar cansancio, confusión, espasmos musculares, latidos cardiacos irregulares o temblores.

¿Mientras más, mejor? Esta frase no aplica con el Omeprazol. De acuerdo con el NHS, las anteriores son solo algunas consecuencias de tomar Omeprazol por meses. Cuando se toma por años el medicamento, la gravedad de los síntomas puede escalar a niveles mayores y provocar:

  • fracturas óseas (de hueso)
  • infecciones en el intestino
  • deficiencia de vitamina B12: que puede hacer que te sientas muy cansado, tengas dolor en la lengua y enrojecimiento, úlceras en la boca y sensación de hormigueo

Si eres de las personas que dicen “llevo tomando Omeprazol por más de un año y no me ha pasado nada de lo que dicen los de SuMédico”, lo mejor que puedes hacer es ir con un médico porque el daño ya puede estar hecho y quizá no te has dado cuenta.

El NHS recomienda que vayas con tu médico de confianza si tomas Omeprazol durante más de un año, con la finalidad de que el doctor controle de manera periódica el estado de salud y vea si debes seguir tomándolo.

Aquí es importante recordar que la automedicación nunca se recomienda y que lo mejor es ir con los especialistas y tomar decisiones con la supervisión de un experto en el tema.

¿El Omeprazol puede provocar cáncer?

El NHS indica que existen investigaciones sobre la relación de Omeprazol con el ligero incremento de posibilidades de desarrollar cáncer estomacal.

El portal estadounidense Drugs.com abunda que el riesgo de cáncer estomacal por tomar Omeprazol se basa en los hallazgos de varias investigaciones observacionales y se piensa que esto se debe a que los inhibidores de la bomba de protones (IBP) son potentes supresores del ácido gástrico que pueden incrementar el riesgo de cáncer gástrico.

Esto es porque, en palabras de la institución, pueden causar adelgazamiento (atrofia) del revestimiento estomacal, subiendo los niveles de la hormona gastrina y un incremento excesivo de bacterias en el estómago.

Si estás tomando Omeprazol y notas alguna de las siguientes señales, deberás acudir de inmediato con el médico:

  • Disfagia: problemas para pasar comida
  • Estar enfermo o sentirse mal
  • Sensación pronta de saciedad al comer
  • bajar de peso sin intención

¡Cuidado con los riñones! El omeprazol puede causar daño renal severo

De acuerdo con elementos de la Universidad de California en San Diego, el uso de medicamentos como el omeprazol incrementa la posibilidad de sufrir ciertos daños a los riñones, en comparación de los que no toman este medicamento con frecuencia.

Los expertos de la institución educativa norteamericana encontraron que el uso desmedido del omeprazol puede llevar a:

  • Incremento de 28.4 veces el riesgo de enfermedad renal crónica
  • Incremento en 4.2 veces el riesgo de lesión aguda de los riñones
  • Incrementa 35.5 veces el riesgo de enfermedad terminal de los riñones (que es la pérdida completa del funcionamiento renal).
  • Aumenta 8 veces el riesgo de deterioro no especificado en los riñones

¿Poquitas consecuencias?

Mayo Clinic agrega los posibles efectos secundarios al consumo de Omeprazol:

  • Dolor de piernas, espalda o estómago
  • llagas sangrantes en los labios o con costras
  • ampollas
  • orina turbia o con sangre
  • micción ardiente, dolorosa o difícil
  • fiebre
  • necesidad frecuente de orinar
  • erupciones cutáneas o picazón
  • dolor articular (en las articulaciones)
  • calambres o dolores musculares
  • dolor
  • ojos irritados o  rojos
  • Picazón, enrojecimiento, ardor, sensibilidad, o descamación de la piel
  • dolor de garganta
  • úlceras, llagas o manchas blancas en boca, labios o genitales
  • moretones o sangrado inusual

 

(Foto: Especial)