Los problemas de fertilidad en los varones son cada vez más comunes y pueden ser producidos por diferentes factores, incluso por comportamientos o acciones comunes. Por eso, si planeas tener hijos, es importante que conozcas las cosas que pueden llegar a afectar la fertilidad masculina.

(foto: freepik)

La fertilidad es la capacidad de tener hijos

La fertilidad es definida como la capacidad que tenemos como seres vivos para poder reproducirnos, es decir, para poder tener hijos. En el caso de los hombres, esta capacidad (la fertilidad masculina), depende mucho de los espermatozoides, que son las células reproductoras masculinas, y del estado en que estos se encuentren.

El doctor Vicente Badajoz, miembro de Ginefiv, asegura que la fertilidad en los hombres dependerá de la cantidad de espermatozoides que el varón tenga y pueda producir, su capacidad de movimiento, la forma, e incluso la información genética que estos contengan (es decir, si tienen o no alteraciones en su ADN).

(foto: freepik)

La infertilidad masculina es un problema muy común

Cuando por alguna razón una o varias de estas características de los espermatozoides se ve alterada, puede dar paso a lo que se conoce como infertilidad masculina: un problema donde los hombres son la única o una de las causas para no poder concebir un hijo.

Estos problemas de infertilidad en los hombres, representan casi la mitad (40%) de las razones por las cuales no se puede lograr un embarazo, informa el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver

Esta infertilidad es resultado de una alteración negativa en la cantidad o la calidad de los espermatozoides, que puede ser por diferentes causas, desde el funcionamiento de los órganos reproductores, hasta problemas hormonales o problemas en la anatomía masculina.

(foto: freepik)

7 cosas que podrían causar infertilidad masculina

Sin embargo, eso no es todo, pues expertos aseguran que la infertilidad masculina también podría estar causada o afectada por factores externos y ajenos a las funciones del cuerpo de los hombres, y que tienen mucho qué ver con el estilo de vida de una persona:

  • Estrés, al igual que otros trastornos emocionales, e incluso su medicación.
  • Fumar y/o tomar alcohol (afectan directamente la producción y la calidad de los espermatozoides).
  • Sobrepeso.
  • La edad (a partir de los 55 años).
  • El calor excesivo en los genitales masculinos (induce a un paro en la producción de los espermatozoides, lo que genera una caída en la cantidad).
  • Infecciones como la prostatitis (en la próstata), las que ocurren en el testículo y las enfermedades de transmisión sexual.
  • Disfunción eréctil.

(foto: freepik)

¿Qué hacer para evitar la infertilidad?

Sin embargo, no todo es malo: existen una serie de recomendaciones que los especialistas realizan y que, según indican, podrían ser útiles para evitar y reducir los riesgos de infertilidad masculina:

  • Hacer ejercicio moderado, no intenso, y constante, ya que puede mejorar la calidad de los espermatozoides.
  • Mejorar la alimentación, procurando que sea balanceada y variada, evitando grasas trans, reduciendo el consumo de carne roja, pero aumentando el consumo de ácido fólico y zinc.
  • No utilizar ropa ajustada.
  • Tener un ciclo de sueño ordenado y sano.
  • Evitar situaciones de estrés en la medida de lo posible. 

(Con información de: Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development, Mayo Clinic, Infosalus, Embryocenter, Clínica Alemana, CIRH.)