¿Tienes escapes de orina? Tal vez creas que es normal por la edad o porque tuviste un parto, pero la realidad es que se trata de un problema llamado síndrome de incontinencia urinaria que requiere atención médica inmediata, de lo contrario, genera daños en la calidad de vida. 

Así lo asegura en entrevista con Sumédico el doctor Arturo Hernández Jiménez, ginecólogo, obstetra y urólogo ginecólogo en el Hospital Ángeles Puebla.

El experto indica que la incontinencia es la pérdida involuntaria de poca o mucha orina que se presenta ante un esfuerzo físico, como estornudar, toser, jalar, cargar o incluso simplemente por no llegar al baño. 

Existen 3 tipos de incontinencia urinaria 

Es importante tener en cuenta que existen 3 tipos de incontinencia, los cuales se caracterizan por lo siguiente: 

(Foto: freepik) 

  1. Incontinencia de esfuerzo. Como su nombre lo dice, hay escapes de orina ante cualquier esfuerzo físico. 
  2. Incontinencia de urgencia. En este caso, puedes estar caminando o llegando a casa y tener muchas ganas de orinar, pero hay un escape de orina porque la vejiga no se aguantó a llegar al baño.
  3. Incontinencia combinada. Se combina tanto la de urgencia como la de esfuerzo.

“La incontinencia puede ocurrir tanto en hombres como mujeres, aunque en ellas es un poco más frecuente debido a las características anatómicas, como un piso pélvico más débil, además del embarazo, donde se ejerce una presión intensa sobre el piso pélvico”, dice el también especialista en TENA.  

Entre los principales factores que favorecen el desarrollo de una incontinencia urinaria, se encuentran:

  • La edad
  • Tener sobrepeso u obesidad
  • Ser fumador
  • Tener enfermedades que causan tos constante   
  • Haber tenido varios embarazos  
  • Usar diuréticos
  • Tener diabetes o enfermedades autoinmunes como lupus 

Hasta 1 de cada 3 mujeres sufre incontinencia urinaria 

El doctor Hernández destaca que la incontinencia urinaria es realmente un problema que ocurre en aproximadamente 1 de cada 3 ó 4 mujeres y tiene un gran impacto hacia la calidad de vida.

“Si bien no es un problema crónico, se va normalizando, porque creemos que tener un escape de unas gotitas de orina no es grave, por lo que vamos dejando que el problema avance”, lamenta el experto.


(Foto: freepik) 

Además, subraya que la incontinencia urinaria no es algo que debe pasar por la edad, sino que es una enfermedad donde hay un síntoma que va a afectar nuestra calidad de vida.

“Yo les digo a mis pacientes ‘si a tu coche se le sale tantito aceite no vas a decir ah pues es normal porque ya es del 2000’ entonces por qué normalizamos esas fallas en nuestro cuerpo, nos está  avisando que algo anda mal”, destaca.

Por otro lado, la incontinencia afecta las emociones y la vida social, pues se dejan de hacer muchas actividades por miedo a un escape o al mal olor

 “Si antes salías a caminar con tus amigas o a bailar con tu pareja, empiezas a sentirte incómoda, porque te tienes que cambiar la ropa, usar un pantiprotector más grande o hasta un pañal, o te sientes insegura porque hueles mal. Es algo que se oye agresivo, pero es la realidad”, dice el doctor Hernández. 

La piel íntima también sufre irritación por la incontinencia

Otro problema relacionado con la incontinencia urinaria y que pocas veces se menciona es que causa mucha irritación en la zona íntima, lo que a su vez favorece tener muchas infecciones vaginales o en la zona urinaria. 

En esos casos, es importante usar productos de protección hechos con materiales que ayuden al cuidado de la piel de esta delicada zona. De preferencia, deben tener una cubierta más suave y respirable que protege la piel de las irritaciones. 

(Foto: freepik) 

Según el experto, hay opciones en el mercado que además tienen una escala de absorción de 1 a 10 vasitos, por lo que es fácil elegir lo que mejor funcione. 

Estos nuevos productos están hechos para cada nivel de incontinencia y actualmente se puede elegir entre toallas, panti protectores, ropa interior desechable y pañales para adulto. 

¿Cómo prevenir y tratar la incontinencia urinaria

La prevención de la incontinencia urinaria es lo más importante y se logra realizando ejercicios de piso pélvico, manteniendo un peso ideal, no jalando ni cargando cosas pesadas y buscando el acompañamiento de un de un buen equipo de fisioterapeutas en el embarazo y el parto.

(Foto: freepik) 

“Si tenemos una enfermedad crónico degenerativa hay que acudir con el médico para que las complicaciones no nos faciliten el desarrollo de una incontinencia”, sugiere el experto.

No se debe fumar ni ingerir alcohol en cantidades abundantes porque también irritan la vejiga y hacen que tengamos la necesidad de ir al baño muy seguido.

En la incontinencia de esfuerzo, puede ser necesaria una cirugía, ya que en estos casos se mueve la uretra más de lo normal, hay un problema mecánico por una hiper movilidad uretral o puede haber un déficit del esfínter de la uretra que no permite que se contenga la orina.  

El doctor Hernández detalla que esta cirugía cada vez se hace menos invasiva, ya que se pone una cinta antiincontinencia y a los pacientes les va muy bien, sin embargo es algo costoso.

“Tan solo en Estados Unidos, al año se realizan más de 230 mil cirugías por incontinencia urinaria de esfuerzo, que es la que se opera, así que hay un impacto en la salud pública importante”, dice el experto.

Para la incontinencia de urgencia, el ginecólogo detalla que se da un tratamiento farmacológico y también hay técnicas nuevas de aplicación de toxina botulínica intravesical y algunos otros agentes, pero también es algo muy caro.

Los escapes de orina frecuentes también afectan la autoestima 

Debido a la importancia de la incontinencia urinaria, el experto pide no esperar ni dejar que los escapes de orina afecten la calidad de vida.

“No solamente en la cuestión física, sino también emocional, porque los pacientes que tienen una un escape constante de orina llegan a tener un impacto negativo en su autoestima”, lamenta.

El experto recuerda que la incontinencia urinaria puede afectar a mujeres y hombres jóvenes, por lo que se debe eliminar la idea de que solo es un problema en personas de edad avanzada.

“Puede ocurrir en el embarazo o hasta por alteraciones psicológicas, así que se debe acudir con el especialista que es el ginecólogo urólogo”, agrega.

El experto concluye recordando que la calidad de vida es lo más importante, por lo que “no debes sentirte mal todos los días por salir con tus amigos o no poder ir a caminar o hacer ciertos ejercicios por las ataduras de la incontinencia”. 

Para aprender más de...Los mejores ejercicios para el envejecimiento

El envejecimiento se puede retrasar con el ejercicio.
El ejercicio físico puede ayudar a combatir los efectos del paso del tiempo, evitando que el envejecimiento afecte a nuestro cuerpo, pero también a nuestra mente. Existen algunos ejercicios físicos que pueden ser mucho más benéficos para retrasar los efectos de la edad.
(Información de: Cuideo, El confidencial, AARP).
Taichi.
Este ejercicio ayuda a entrenar la fuerza y resistencia física, lo que contribuye a fortalecer, construir y preservar los músculos principalmente, pero también los huesos; sin embargo, también ayuda a estimular el cerebro, ya que induce un alto grado de atención.
Ciclismo.
Principalmente ayuda a mejorar el estado de ánimo, pero también refuerza el sistema inmunológico, por lo que se reducen los riesgos de enfermarse o padecer infecciones; además, se ha demostrado que mejora la fuerza muscular, la fuerza, y reduce el colesterol.
Levantamiento de pesas.
Evidentemente ayuda a mejorar la fuerza y la resistencia muscular, pero también se ha demostrado que contribuye al funcionamiento del cerebro, mejorando la inteligencia, e incluso retrasando o mejorando síntomas de demencia.
Natación.
Se trata de un ejercicio muy completo, que estimula todo el cuerpo y lo ejercita, lo que retrasa notablemente el envejecimiento, ya que beneficia el fortalecimiento de los músculos.