¿Qué pasa si tomas alcohol si haces ejercicio? De acuerdo con una investigación de la Universidad de Harvard, las personas que hacen más ejercicio suelen tomar alcohol… y mucho. En la investigación, se encontró que las personas tienden a tomar más alcohol los días en los que hacen más ejercicio. 

Puede que sea tu caso, puede que no, pero si te preguntas “¿Cuántas cervezas puedo tomar si hago ejercicio?” Esto es lo que dicen los expertos sobre el consumo de alcohol si haces ejercicio.

¿Cuánto alcohol puedo tomar si hago ejercicio?

El Irish Nutrition & Dietetic Institute destaca que ya sea que se beba mucho o poco, es importante comprender el efecto que el alcohol puede tener en el rendimiento y las complicaciones de tomar alcohol si haces ejercicio.

Primero que nada, debes saber que tomar alcohol no es bueno nunca, por lo que no se recomienda empezar si todavía no se toma y se sugiere disminuir el consumo si ya se tiene el hábito.

El instituto irlandés apunta que tomar demasiado alcohol puede evitar que se cosechen todas las recompensas del trabajo que se ha realizado en el gimnasio o la actividad física.

Un ejemplo de esto es que, en palabras del Irish Nutrition & Dietetic Institute, el alcohol puede interferir con la forma en la que nuestro cuerpo produce energía, por lo que te cansarás más y no podrás aguantar tanto el ritmo como antes.

Tomar alcohol un día antes de hacer ejercicio tampoco conviene. El Irish Nutrition & Dietetic Institute advierte que tomar una noche anterior al día de ejercicio puede tener una influencia negativa en el rendimiento ya que se pueden hacer más frecuentes los calambres y puedes tener mayor cansancio muscular.

Si haces una actividad moderada o intensa, el instituto irlandés recomienda que no tomes la noche previa a la realización de la actividad; si se decide tomar porque “vida solo hay una”, esta institución sugiere ingerir una bebida alcohólica acompañada de comida.

Procura descansar tus horas y dormir las 8 horas recomendadas.